Rius como pionero en la educación en la sexualidad…

manualrius

De Rius, el sexólogo…

Interrumpimos las transmisiones de esta semana orgásmica, para anunciarles que el mismo día del orgasmo, el 8 de agosto, nuestro admirado y entrañable monero y caricaturista, Eduardo del Río García, Rius, ha muerto.

Muches de ustedes crecieron leyendo los monos del maestro Rius, y yo llegué a él por sus tratados de filosofía, de sexualidad humana, de economía, de Marx, Cristo y el Che, del amor en los tiempos del sida, porque eran muy populares y fueron una forma de aprendizaje rápida sobre muchas cosas de manera simple. Este artista autodidacta fue maestro de los adolescentes y jóvenes que encontramos en Rius, conocimiento amable y generoso.

No conozco nada que supere aún a los monitos para fomentar el aprendizaje, así empezamos en las cuevas…

Rius sabía que tocaba la vida de las personas dándonos cucharaditas de sabiduría que conquistaban nuestra mirada…El fue un educador y un maestro de generaciones, porque todes tuvimos acceso a su obra. Fue un artista consciente, congruente, culto: un hombre de su tiempo.

El último libro de sexualidad de Rius fue “El sexo de Rius” editado por Planeta, que fue un documento con una actitud totalmente vanguardista, con sus sesgos conservadores como el maestro tenía en esa vena michoacana que como sea pesaba en sus libros, que fuese como fuese, estaban libres de tabúes y de atavismos mochos.

Estaba decidido a enseñar a los jóvenes a comprender la importancia del cuerpo desnudo, del conocimiento del mismo y de su cuidado. Su postura del sexo en los momentos en que una pandemia como el sida avanzaba en el mundo, fue de los pocos abordajes masivos y populares de un problema de salud pública mundial, que pocos comprenden y asumen, incluso ahora, con tanta información al respecto.

Rius estaba convencido de mostrarle a los más morr@s la idea de que el sexo debe contener emociones y pulsiones afectivas, como un buen un romántico e hijo de sus tiempos. El pugnaba por la sexualidad más amorosa. No creo que el sexo sin amor sea benévolo siempre, sino que simplemente el fornicio, a veces es sólo eso, y ese rasgo no lo deshumaniza.

Rius fue un guerrero decidido: al menos en materia de sexología y educación en la sexualidad, el maestro monero comprometió sus ideas, pensamientos e ideología, para educar a un país tan pobre, miserable e ignorante como el nuestro, que se ahoga en sus propios problemas ante el desconocimiento de cosas tan básicas como sus derechos elementales.

Cuando presentó este libro, Rius insistió en que la sexualidad se convirtiera en un tema cotidiano de las familias y que fuese uno de los asuntos urgentes en las escuelas y en el seno familiar. Su espíritu de lucha en los temas se sexualidad y sexología siempre fue congruente y racional, asertivo y pragmático.

de_monos_y_moneros_eduardo_del_rio_rius_3

En “De aborto, sexo y otros pecados”, un libro más viejito, Rius expone las opciones de control de la natalidad, ya con el espíritu de educación en casa y familiar, y de hacer al sexo uno de los temas de la cotidianeidad. Siento que pese a esa tendencia provinciana de Rius, esa que tanto nos refriegan en la cara la banda chilanga, sí llegaba a pesar a veces en el maestro michoacano, sin embargo, creo que fue libre de tabúes y de autocensura.

Esto se notaba a veces en la forma en cómo las mujeres eran sopesadas en los contenidos sobre sexualidad, y en muchos modos, cuidadas en su integridad física y moral. A Rius le parecía una barbaridad que cualquier mujer empujara la puerta del éxito con las nalgas. Era un feminista.

feas

A veces se le pasaba el tueste al maestro, pero hay pocos hombres de su edad que no sean machistas. El no tanto…

Tuve la fortuna de escucharlo y entrevistarlo un par de veces: era un caballero y un hombre muy agradable. Somos sin duda unos huérfanos de un maestro comprensivo, benévolo, popular y preocupado por hacer de este país un sitio mejor.

También en el día del orgasmo falleció el controversial periodista Jaime Avilés, compañero de tragos y de conversaciones en los locos noventas. Sé que ambos personajes, hubiesen celebrado jocosamente haber abandonado este mundo durante el día del orgasmo femenino. Que de las diosas gocen ya y qué sol@s nos quedamos…

Nos vemos en Ivaginaria en las redes sociales, en Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr y en www.ivaginaria.wordpress.com

 

Súpermachos: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Estamos en el mes del orgasmo…

meg.gif

Hazte responsable de tu orgasmo

Otra de las múltiples facetas de la culpa, es que además de que nadie se la quiere echar, es bastante gratificante echársela a alguien más. Haremos lo que sea por empinar al otro, antes de caer un@ mismo. Eso también es parte de saber utilizar la culpa, pero en el fornicio, ahí sí nos atoramos, porque el orgasmo, la venida, la eyaculación y lo que se llama muerte chiquita, es responsabilidad de cada persona.

En el momento en que culpamos a otr@ por nuestra ausencia de orgasmos, estamos negando la mitad de nuestra responsabilidad en el acto, porque el fornicio se ejecuta entre dos o más. Uno sólo es puñeta, pero el que debe trabajar su orgasmo es un@ mismo.

Los hombres no tienen bronca con eso, a menos que sean eyaculadores prematuros o de esos que se prolongan en la fricción y no concretan. Ellos son buenos para producir sus orgasmos y sus eyaculaciones, porque se han concentrado en ello, desde que sus dedecillos tocaron al miembro.

dede.gif

El problema de las mujeres es que algunas batallan más para encontrar su punto, porque han desarrollado la idea errónea de que “el hombre las debe complacer”.

Este pensamiento egoísta sólo genera amantes muy flojas que sólo se acuestan para que se les monten, que los hombres sean menos creativos y a que no haya diversidad ni diversión en el acto sexual.

En internet comparto material que me envían los lector@s, pero cuando no estoy de acuerdo, los ignoro, como el clamor de una de esas páginas de panochas asesinas, que quieren echarle la culpa de todo a los batos y sólo refleja un retroceso en la lucha feminista, que tan trasijada está. Ellas dicen que las mujeres que no tienen orgasmos deben decirle a su compañero que lo están haciendo mal. El no asumir la responsabilidad del orgasmo como una fabricación propia, es abandonar a su suerte al cuerpo y a la genitalia.

orgasmo.gif

Cuesta trabajo para una mujer producir su orgasmo, pero sólo lo logrará con aspectos básicos, en los que debe de estar siempre concentrada. El bato o su morra si eres lesbiana, jamás lo podrá hacer todo perfecto, y en las buenas y en las muy malas, una debe complacerse a cómo de lugar. Sí me ha pasado en ocasiones que sólo digo: a ver un rapidín sólo para pasar la urgencia. Y voy a mi leve pompeo y en breves minutos ya estoy. Como subirse y bajarse de un carrusel. A cambio una da lo mismo. El orgasmo es de quién lo trabaja.

Pero para sentir rico deben asumir que el orgasmo, primero que nada, no se relaciona ni debe relacionarse con la reproductividad, ni con el venirse juntos, ni de que venirme ya para que el pobrecito termine. Ustedas se me vienen una tras otra y todas las posibles, porque el orgasmo femenino es más potente y hay que marranearse con voracidad en ello porque es único cada vez. Muchas manipulan, retrasan y hasta prescinden de venirse, porque no me vaya a embarazar, o para que él termine o para lograr el clímax al mismo tiempo. Dejen a los orgasmos salir y producirse, porque al universo entero le hace bien.

Una mujer que le echa la culpa a otra persona sobre su ausencia de orgasmos, probablemente sea una pobre masturbadora de sí misma. Una es la mera reina de su vulva y de su vagina, y sabe cómo alimentar al mostro con los dedos y con los juguetes especiales de mamá.

Es importante que para la actividad sexual una asuma un rol “interno” que la haga triunfar en emocionantes venidones. Esto se resume en dos actividades básicas: una siempre está bien buena (en su mente, aunque sea por esos minutos de excitación sexual, porque sé que eso se nos dificulta a veces…) y la segunda actividad es la narración: vayan contándose en la mente lo que van a hacer en ese fornicio, como su propia novelita porno en su sucia mente. Yo he invocado miles de veces a los muchachos del camión de la basura y vieran qué felicidad…Una misma hace el orgasmo y es responsabilidad y empoderamiento lograrlo. Nos vemas en las redes, querido público, en esta semana del orgasmo.

Vinendo ando: elia.martinez.rodarte@gmail.com

reset rip

Hoy es día del orgasmo femenino.

Toda la semana estaba planeada para ser un triduo de columnas dedicadas al orgasmo y a sus asegunes, lo que me hace recordar que, cuando dije orgasmo la última vez en radio, me preguntaron; ¿si eres de Saltillo, verdad?, cosa que no sé si era el agravante o atenuante.

Justo en el día del orgasmo muere Rius, el gran monero y profe de muchas generaciones sobre temas políticos, sexuales, económicos, filosóficos…También hoy, Jaime Avilés, un periodista controversial, buen compañero de trago y conversador, un tipo emblemático y fundamental, con todos sus asegunes y disvariantes, que racional y ecuánimemente se atrevía a confrontar siempre.

A ambos los conocí en los locos noventas, la década que denominaré “de los trabajos forzados”. Al maestro Rius lo conocí en una FIL de GDL, fresco y michoacano, gentil y generoso con los demás moscozuelos que lo rodeaban, siempre maestro.

Ha sido un día triste y la tristeza es buena, porque nos acerca a la mortalidad y a lo terrestre, a las incertezas y a los remedios fáciles del sexo, el trago, los vicios y hasta el aislamiento. Hoy es ocho de agosto.

El arco del triunfo: el espacio entre muslos

thigh-770x288

Pierna de horqueta a la moda

En mi provinciana niñez saltillense escuché a muchas personas hablar y criticar, metichescamente, a las morras con “piernas de horqueta”. Esta es la característica de las personas con piernas arqueadas, mal llamadas zambas así como también es despreciable el mote de piernas de horqueta. Pensé que era una condición física de nacimiento. Esto causaba que fueran señaladas por gente imprudente, que no cesa de creerse perfecta y con derechos de criticar vilmente. En la mayoría de los casos no eran chicas con piernas arqueadas, sino mujeres extremadamente delgadas.

Ahora esta condición de piernas separadas, en este caso, muslos separados, creo que es un asunto de salud pública…

Las morras y mujeres de todas las rodadas se encuentran obsesionadas desde hace buen tiempo, por tener un espacio entre sus muslos, que es un signo de flacura y de buen cuerpo. Es un rasgo de atractivo físico deseable. Se puso de moda, con algún esqueleto de pasarela alimentado de aire y de disciplina de maniquí intercambiable. Entonces con ejercicio, dieta, pomadas, sobadas o cualquier remedio, muchas pobres mujeres que ignoran la importancia de su salud, desearán no sólo ser flacas, sino que la luz les pase entre el coño y los muslos.

calv

Mi bola de cristal dice que no lo lograrán la mayoría de las mujeres. También que habrá muchas que quizás morirán en el intento, y esto está afirmado con todas sus letras. Las adolescentes pueden prescindir de la ingesta de las 2 mil 500 calorías diarias que recomienda la Organización Mundial de la Salud, con tal de no aumentar de peso y conseguir ese espacio aéreo entre sus muslos.

Siento real compasión por todas mis culonas compatriotas y compañeras, que no lograrán un milímetro entre sus piernas. Así es morras, somos de esa banda que se acaba pantalones de mezclilla porque la generosidad de las carnes que rozan nuestros muslos se andan dando besitos todo el día y la tela se desintegra ante la fricción. Somos de las que nos rozamos en verano por el franeleo de las piernas que siempre van juntas como si anduvieran cuidando la genitalia. Por eso hay que usar fresco talco.

Conseguir un espacio entre los muslos es una obsesión estética que ya mea fuera de la batea, y se une a los otros problemas de salud de las mujeres por sus obesiones por adelgazar. Una cosa es bajar de peso para preservar nuestra salud y sentirnos mejor, y coger más rico y pleno, y otra muy distinta querer ser delgadas en extremo. Está bien que están ricos los flaquitos y son para untar hasta la pelvis, pero en las mujeres, unos muslos gruesos, una cadera amplia, una ausencia de hueco entre las piernas suelen ser signos de la identidad de nuestro cuerpo de nuestra raza y acorde a la genética de cada mujer.

starv

Los sacrificios por la belleza me parecen la mayor desgracia que le ha sucedo a las mujeres desde que la vulva empezó su pesar en este planeta.

A las chinas se les rompían y vendaban los pies desde niñas para que sus pies de adultas midieran 10 centímetros. Las mujeres de la tribu Padaung en Tailandia, sufren para siempre dolores de cuello y espalda, al ser “anilladas” desde niñas. Mientras crecen van alargando su cuello con anillos que modifican su esquelto. Son conocidas como “mujeres jirafa”. Y ahoy es popular la cirugía plástica de reconstrucción de vulva y vagina. Esta es buena cuando se trata de resolver un problema derivado de un parto, como una episiotomía mal realizada u otra disfunción. Si se operan el coño nada más para que en sus mentes luzca más bonito, querida pública, creo que tenemos un problema. Ningún cánon estético que rija o esté de moda, será lo suficiente para lograr un buen fornicio, o mejor autoestima o mayor seguridad. Ningún bisturí le dará sabrosura a la vulva y vagina si esto no está en la cabeza.

Por favor no permitan el deterioro de salud de una mujer que busque, a costa de su salud, conseguir un estúpido e imposible hueco entre los muslos. Háganle saber de su ridícula encomienda. Recordemos a esa señora que murió por ingesta de pastillas para adelgazar en Monterrey…Y estaba delgada.

 

Pleito de perros: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Todas las opciones del feminismo y la madre clavadista

Paola-Espinosa-presume-gestacion-Ivana_MILIMA20170704_0327_8

Paola y su mayor medalla

La clavadista y medallista olímpica mexicana, Paola Espinosa, ha parido recientemente a su hija Ivana. La empresa Gatorade, patrocinadora de deportistas, la ha felicitado en las redes sociales por el nacimiento de la bebé con la frase: “…por obtener la medalla más grande de todas: ser mamá.” ¿Por qué se ofendieron muchas personas feministas con este dicho y armaron una infierna en las redes?

Gatorade con su mensaje, – seguro bien intencionado, pero mal calibrado por quienes manejan sus redes -, reafirma los estereotipos de género y es sexista. Un estereotipo de género es un prejuicio, por ejemplo, las mujeres sólo se realizan cuando son madres, y primero deben ser esposas; los hombres deben ser los proovedores del hogar; las mujeres deben realizar los trabajos domésticos; los hombres deben ser fuertes y no llorar. Ni todas se quieren embarazar; ni todos trabajan y apoyan en el hogar; ni todas pueden realizar el quehacer y ni todos se aguantan de chillar o no pueden ni levantar una tina con agua. Amén de que tampoco recuerdo de que Gatorade haya dicho que felicita a un deportista varón por su mejor medalla: la de ser papá…

Paola Espinosa es una notable en el deporte nacional, lleno de campeones sin corona, de casimeritos de la cancha y de violados en penales. Obtuvo dos medallas olímpicas como clavadista, un privilegio mundial y un logro destacado para las mujeres mexicanas en las historia de su participación en las Olimpiadas. Quizás vislumbre más metas por cumplir o cumplido en su formación deportiva, personal y profesional.

medallas.jpg

Pero es políticamente incorrecto y sexista que Gatorade, haya pasado de largo una vida entera dedicada al entrenamiento, para enfatizar como mayor logro un rol de género, como es el de: “la mujer se realiza al ser madre”.

Al idealizar la maternidad como la medalla mayor para Paola, muchos patrocinadores y federaciones se olvidan por completo de mujeres como las jugadoras de la Liga Femenil Mexicana de Futbol, quienes por contrato, aparentemente, no pueden embarazarse. Como sucede en muchos sitios con contratos abusivos.

Por eso, en el deporte nacional: ¿cuándo está hermoso ser madrecita y parir una criatura y cuándo es una afrenta al contrato?

En los asegunes, se rectificó por parte de sus gerentes, que la Liga Femenil de futbol no prohíbe los embarazos. Algunas jugadoras aseguraron que sí; otras dijeron que no era así, pero que si se embarazaban podían regresar a jugar después de parir. Sin recibir apoyo económico por parte de sus contratadores, los cuales manejarían los asuntos de las preñeces acorde a sus contratos con ellas, sin ser asunto de la Federación. O sea…mande.

Mientras tanto en el terreno de los pelotazos en los que estaban dándole duro a Gatorade, se defendían las posturas sobre ese prejuicio contra Paola Espinosa. Mucha banda feminista le metió hartos penales a Gatorade, que minimizó los logros de la clavadista en su vida deportiva, ahora ensalzándola como madre.

Enmedio de las hostilidades, la clavadista se pronuncia: sí, es su mayor medalla el haber sido madre. De eso también, querida pública, se trata el feminismo. De que cada mujer abrace sus decisiones y metas, deseos y misiones, sin restricción y ejerciendo su individualidad, responsable consigo misma.

arton50262

Paola ha tenido una crianza y educación que le orientan a tomar a la maternidad como uno de sus mayores logros, lo cual me parece un tanto increíble de alguien a quien han coronado con medallas olímpicas, pero eso no es de nuestra incumbencia: ella es así.

La respuesta de Espinosa, esta vez, fue bien sopesada: intenta eliminar culpa a Gatorade por su sexismo al asegurar que ha sido apoyada en su carrera. “Gracias a @gatorademex por valorarme siempre como deportista, en toda mi trayectoria y como mujer y SÍ mi medalla más grande ser mamá”, (sic).

Todo este embarazoso asunto en pleno Día Mundial de Lactancia, espantándole la leche a los de Gatorade y mostrando a muchas morras de muy poca sororidad y empatía femenina: somos cada vez más carroñeras y desunidas. Y claro, el enorme enzoquetal de machines rancios opine y opine en asuntos de embarazo, lactancia, derechos de las mujeres, y ese tipo de cosas que les fruncen el escroto de vez en cuando.

 

Cosecha de agosto: elia.martinez.rodarte@gmail.com