sexo y China

El imperio del deseo

Liu Dalin es un sexólogo y autoridad del sexo en China. Siendo éste un país tan poblado y con escenarios reproductivos tan delicados, no es poca cosa ser responsable de la educación en la sexualidad de miles de millones de chin@s.

Según el prólogo de Jean Claude Pastor en “El imperio del deseo” de Liu Dalin, a partir del establecimiento de los manchúes en el gobierno chino en el siglo XVII, se propagó una epidemia de conservadurismo en China, que omitió siglos de interés y curiosidad por la actividad sexual, erótica y reproductiva. La llamada ars erótica de los chinos (su arte en el fornicio), es decir su manera de ser sexosos, fue previa a la de los hindúes y los árabes. En el sexo, los chinos y chinas ya eran de avanzada, mucho antes que otras culturas supieran de qué iban sus genitales.

liun

Los chin@s fueron los primeros en hacerle fiestas a la tierra y celebrar su fertilidad, por lo que también estaban bastante preparados para sacar de un cuerpo humano toda la energía poderosa de un acto sexual, y orientarlo hacia la conservación de la salud corporal y mental.

La longevidad e inmortalidad eran algunas de sus preocupaciones, obsesiones más bien, que llevaban a grados extremos. Deseaban tomar del acto sexual el poder que los llevara a una larga vida, por eso el fornicio y la chupadera de energía. El tirano Qin Shinhuang, uno de los principales unificadores de China, murió en la búsqueda de la longevidad, tirándose a su gineceo incontable y envenenado por las plantas supuestamente miríficas que le iban a alargar la existencia.chinkin

Al culto y estudio de la sexualidad en China le debemos un análisis profundo de los genitales y sus funciones. Aunque parece increíble que a estas alturas algunes desconozcan cómo funciona y se ve el pene o la vulva, desde la antigüedad de la cultura china, estos estaban muy conscientes de la importancia de la genitalia. Sin embargo, también los primeros en utilizar eufemismos para referirse a ellos. No creo que haya sido pudor, sino un afán poético un poco estorboso, ya que llamarle concha, flor o pez a la vulva y vagina, han sido estigmas muy arraigados. Hoy en día la gente aún se enclocha al nombrar las genitalias con su nombre correcto, como debe ser. Eso sí, cómo en todo el mundo, China es un sitio lleno de figuras fálicas en las cuales se rinde también honor al señor reproductivo. Muchos emperadores erigieron obeliscos y torres, y en territorio chino, los monumentos peneanos fueron populares.

Los chin@s le dicen al pene: pájaro, cuervo y se representan con calabazas, serpientes o tortugas, usando los lugares comunes más conocidos sobre “la verga”, como el profesor Liu Dalin menciona en su libro. Los traductores no tuvieron ningún empacho en usar “verga”: bien por ellos.

chinos

“El imperio del deseo” es un libro que demanda un largo análisis para entender la forma en que los chinos vivían y recreaban la sexualidad. Es importante aprender de una cultura que tenía protocolos para ir a la cama y forniciar para obtener exactamente lo que un@ desea como preñarse y hacer una criatura; obtener placer físico sin coito; sacarle toda la energía vital posible a una persona, dependiendo de la posición en la que se fornicia; gozar del fornicio sin la intervención de genitalia fálica, porque los chinos crearon el consolador más antiguo, en la dinastía Han hace 2 mil años; aprender y excitarse con la nutridísima literatura erótica china, una de las más diversas y antiguas, que no sólo eran textos sino numerosas obras pictóricas en donde vemos a chinos y chinas en posiciones de coito muy sofisticadas, acrobáticas y sensuales.

En el libro de “Memorias del príncipe de todos mis deseos”, se narra la historia de Wu Zetian, una golosa emperatriz de 70 años que se tira a un vasallo joven. Gracias a eso, el imperio se estabiliza y vive en paz. El sexo cumple en China una labor fundamental como instrumento de poder, no sólo por su evidente poder reproductivo, sino por su capacidad de comprender la importancia del mismo en su pueblo y cultura.

 

 

En chino: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Anuncios

#NiUnaMenos

Feminicidios de entidades diversas en el país, se pierden entre las notas policiacas que ni siquiera los califican como tales. No nos dejen morir solas. Es inmoral pedir por la vida de las mujeres de este país, que no pueden ejercer ninguna de sus libertades y derechos sin un riesgo a que les suceda lo peor.

Ivaginaria

juárez

No nos dejen morir solas

Necesitamos a los hombres de nuestro lado. Empezando por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. Esto es por Mara, en memoria; por el pronto retorno de las muchas mujeres desaparecidas, esperemos vivas; y por los feminicidios perdidos en las notas rojas de todo el país, invisibilizados y extraviados en las cifras.

Somos poco más de la mitad de la población en el país y creo que un segmento fuerte, pero no lo lograremos sin el apoyo de los hombres.

Sin importar si tienen mamacita, hermana, abuelas, sobrinas, novia, esposa, amante, prima, maestra, tía, nuestros prójimos hombres deben acompañarnos y estar a nuestro lado para conseguir el respeto a nuestras vidas y dignidad humana.   No es importante su consideración sólo por estar rodeado de mujeres o de ninguna, sino por el elemental derecho al respeto hacia la otra persona…

Ver la entrada original 616 palabras más

#NiUnaMenos

juárez

No nos dejen morir solas

Necesitamos a los hombres de nuestro lado. Empezando por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. Esto es por Mara, en memoria; por el pronto retorno de las muchas mujeres desaparecidas, esperemos vivas; y por los feminicidios perdidos en las notas rojas de todo el país, invisibilizados y extraviados en las cifras.

Somos poco más de la mitad de la población en el país y creo que un segmento fuerte, pero no lo lograremos sin el apoyo de los hombres.

Sin importar si tienen mamacita, hermana, abuelas, sobrinas, novia, esposa, amante, prima, maestra, tía, nuestros prójimos hombres deben acompañarnos y estar a nuestro lado para conseguir el respeto a nuestras vidas y dignidad humana.   No es importante su consideración sólo por estar rodeado de mujeres o de ninguna, sino por el elemental derecho al respeto hacia la otra persona y de su existencia.

No sólo es el por el feminicidio de Mara ejecutado por el chofer de la empresa Cabify, Ricardo Alexis, sino también por los actos de violencia y de abuso sexual del que son víctimas las mexicanas todos los días.

mara-fernanda-miranda-secuestro

No existe ninguna razón, circunstancia, petición, solicitud, escenario o exigencia de nadie para que se ejecute una violación ni feminicidio. No está en debate ni es punto de discusión de que si las mujeres salen, beben, se desvelan y se trasnochan con sus novios o amantes, o se vistan como ellas quieran: esas son trivialidades de un machismo pedestre y apestado.

Estamos frente el feminicidio número 83 en el estado de Puebla en lo que va del año. Sin la solidaridad de los hombres y la sororidad de las mujeres estaremos perdidas en una sociedad que aúlla por sus muertas, por las mujeres que padecieron violencia en sus propias casas y en la calle, a manos de desconocidos que sólo decidieron violarlas y matarlas, lo cual es un sinsentido. Sólo lo hacen porque pueden hacerlo. Es un ejercicio de poder.

La pregunta que les invito a hacerse, querido público, es si estamos dispuest@s a permitir más mujeres muertas sólo porque se desprecia la vida femenina: porque sí. Los ataques que hemos presenciado en casi todos los feminicidios son crímenes de odio en los cuales casi siempre las mujeres son violadas, torturadas o marcadas con signos de saña, en el cuerpo y en el rostro. Me pregunto qué lleva a un hombre a experimentar tanta ira. Por ello es responsabilidad del estado y una prioridad, que miren hacia las mujeres de este país y a esta situación alarmante en la que nos necesitamos para cuidarnos y para protegernos.maitena

Quizás las personas que siempre estamos alertando a luchar contra la violencia de género y de cómo cuidarnos ante abusos y agresiones, hemos contribuido un poco a normalizar la violencia: parece injusto, pero ya es demasiado cansancio el de andar con las nalgas a la pared de día y de noche, y encima tener que echarle un ojo a las que nos acompañan, sean niñas, adolescentes, mujeres jóvenes y hasta mujeres añosas, como un par de recientes víctimas de feminicidio también en Puebla: una de ellas presentaba signos de abuso sexual.

Necesitamos la alerta de género nacional para que aumente la visibilidad y conciencia urgente de esta epidemia de violencia de género que no se puede ya obviar más, ni seguir ignorando: es el enorme elefante blanco enmedio de la habitación.

Necesitamos al presidente Peña Nieto y al secretario Osorio Chong pronunciándose ante esta atrocidad, que por favor nombren en voz alta el problema y sepamos que saben de la relevancia y urgencia del asunto feminicidios.

ni una menos diana raznovich

En el mapa de feminicidios realizado por la investogadora María Salguera, veremos a México prácticamente lleno de crucitas que simbolizan un feminicidio y su cobertura por parte de los medios. Por eso no sólo el caso de Mara o Lesby, conocidos y mediatizados, son los que nos importan y nos lleva a salir a las calles y a nuestros frentes visibles, a oponernos a que sigan matando mujeres. No importa quiénes sean, cómo vayan vestidas, de dónde vengan, cómo y con quién anden: ninguna mujer debe ser violada o asesinada.

Feminicidios de entidades diversas en el país, se pierden entre las notas policiacas que ni siquiera los califican como tales. No nos dejen morir solas. Es inmoral pedir por la vida de las mujeres de este país, que no pueden ejercer ninguna de sus libertades y derechos sin un riesgo a que les suceda lo peor.

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com Mantengamos la indignación.

 

Mamá: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Reset #NiUnaMenos

niunam

Todos mis fines de semana últimamente son lo mismo: caigo al domingo a las novedades del mundo, ignorándolo todo, de forma saludable y sensata. Luego veo las noticias y se vuelve a arruinar el mundo.

El combate a los feminicidios en México es una conversación continua, que me niego a que sea intervenida por ningún tipo de protagonistas ni protagonismos: ni el periodista “agredido y sacado de la marcha”, ni las feministas extremas -lo que eso quiera decir-, ni las malas crónicas del funeral de Mara…Nada de eso es importante ante la urgencia de terminar con esta violencia de género atroz.

No perdamos la vista con necedades ni con debates que no tengan que ver con detener las desapariciones y los feminicidios. Realmente a mí que me importa si unas feministas furiosas le hicieron ensuciar los pantalones a algún reportero o si se debate la sororidad en la marcha: nuestra vista debe estar enfocada hacia evitar más muertes. Es algo de vida o muerte: por favor miremos hacia el sitio en donde las vidas de mujeres están en peligro.

beso blanco sexo seco y bareback: ruleta rusa

besoSexo de riesgo, rompe y rasga

El fornicio después de pelear es emocionante, pero puede tornarse violento, que quizás sea lo que le gusta a muchas personas. Pero existen prácticas verdaderamente riesgosas y que, aunque son “sabrosas” para sus practicantes, ash, son nocivas para la salud. Nunca mejor dicho.

Una de esas experiencias de fornicio inseguro y salvaje, es el sexo seco, que en muchas denominaciones es el coito sin fluidos como el tántrico, pero tiene otra personalidad en un coito más fricativo y duro.

Al ser la vagina un sitio con una lubricación natural, que facilita el metisaca, el artificio del sexo seco es aplicar en la fricción: arena, sal fina, tabaco molido e incluso en algunas culturas africanas, la resecada de la humedad vaginal se propicia con hierbas conocidas para experimentar un coito que no oponga mucha resistencia.

En el benévolo caso de que en ese coito seco usaran condón (la idea es para el pene a pelo), éste se rompería con la fricción de los aditamentos para que raspe. En el muy doloroso caso del coito con ingredientes que raspen, unas paredes vaginales secas van a sufrir mucho en la metida, y seguramente se rozarán e inflamarán. El pene también va a rozarse e inflamarse de forma inusual, y quizás sea un coito doloroso, dependiendo de los materiales que usen para frotar las genitalias.

Meter un pene en una vagina seca o con materiales que la raspen, provocará llagas en las genitalias que participen, y resulta el escenario ideal para compartir infecciones de transmisión sexual e incluso VIH.

blanc

La segunda práctica de alto riesgo es el llamado beso blanco, que sólo se trata de pasar semen de una boca a otra. Una mujer que se la chupó a un hombre y éste eyaculó, le devuelve al tipo en su boca el semen humeante, o un bato que estaba en felación con otro, le regresa la malteada vía besos. Este movimiento no sólo es popular en parejas, sino que también en orgías, en donde muchas personas no tienen empacho con la leche ajena y pasada ya por varias bocas.

Compartir el semen de boca a boca en el beso blanco, es como un concierto punk: horrible, pero nadie se quiere ir de ahí. Quizás es una de las principales prácticas sexuales no violentas que implican más riesgo de infecciones de transmisión sexual.

Me sorprende incluso que la banda mexa se anime a tragar su propia leche, porque a veces ni siquiera tienen los arrestos para besar a su morra después de una felación.

La tercera práctica sexual de mucho riesgo y de alta probabilidad de contraer una infección de transmisión sexual así como VIH, es el llamado bareback, que es la ruleta rusa de las experiencias sexuales.

Enfatizo en la no violencia, lo cual no quiere decir que no sea un acto de violencia maltratar a una genitalia aunque sea sexo consensuado y planeado para que lesione.

back

El bareback (o a pelo, como es la penetración en esta práctica) es una afición de hombres que tienen sexo con hombres y que pareciera – suena loco – que quisieran adquirir VIH con la emoción de un coito sin condón, con varias parejas sexuales y quizás con una persona seropositiva.

Muchos creen que no se contagiarán porque se salen antes de venirse, como si no fuera ya un peligro inminente estar metiéndola sin condón. El esfínter puede estar llagado, el líquido preseminal cuenta también…

¿Qué tienen en común el sexo seco, el beso blanco y el bareback?  Todas se realizan sin condón o sin método de barrera; mediante dichas actividades se podrían contraer infecciones como: el virus de la inmunodeficiencia humana, el virus del papiloma humano, gonorrea, herpes, clamidia, sífilis, hongos, candidiasis…Es como ir a un buffet de emponzoñamiento genital. Lo que las convierte en prácticas de alto riesgo es que no existe forma segura de realizarlas, ninguna de ellas, porque en su práctica misma requieren la emoción de lo peligroso. La misma posibilidad de que se nos pudra el orto, es la que crea la necesidad de beber y compartir semen con la boca, forniciar con arena en la vagina o recibir el pene de un señor que quizás sea seropositivo, pero ¿qué tiene…?

 

Échale diamantina: elia.martinez.rodarte@gmail.com