Sólo quiero ver en mallas a Baryshnikov…

palencia.jpg

Foto tomada de Referee.

Quienes utilicen ropas muy ceñidas a sus cuerpos, que por favor sean de la telas que les vayan a su piel, procuren asimismo el uso de talcos y desodorantes para esa zona, así como evitar el uso prolongado de ropa apretada. Aireen esos cojones, en verdad no entiendo como quieren tan poco a sus testículos trayéndolos atrapados en esos anticlimáticos pantomallas, que le quedan del nabo al noventa por ciento de los hombres. Sean sensatos, cuiden sus huevos.

Mallas para hombres…
El cuerpo, por desgracia se hace a la moda, mientras que la moda nunca se hace al cuerpo. Ahora gracias a que podemos ver al mundo en vivo mientras se hace pedazos, también podemos notar cómo la industria de la ropa jamás ha tenido un gramo de sensibilidad hacia la fisionomía del ser humano. Nosotres somos quienes diseñamos la ropa para fines prácticos, y por ejemplo, cuando se trata de seducción, acomodamos los escotes, calzamos minifaldas, sale el traje chido y favorecedor, porque la realidad de nuestra ropa sin duda determina nuestras relaciones. No he conocido sitio en el universo como México, en donde cómo te ven te tratarán…
Por ello aún no me acostumbro a la idea de las mallas para hombres. Desde ahora decreto al mundo, que quien quiera que sea se ponga la ropa que más le venga en sus cojones y ovarios, y que asuma que va ser juzgado, porque nadie se salva del juicio ajeno ni muerto ni inmóvil. Pero también estoy en mi soberano derecho decir que no siempre estoy en el talante de estarle viendo los huevos a un señor, sólo porque le encanta andar apretado.
He apoyado todas las causas buenas, que creo justas, que me son convenientes incluso por cuestiones de género y de derechos de las mujeres, pero en serio, la moda de las mallas y los pantalones demasiado apretados para los hombres no sólo acarrea problemas de observancia estética para prejuiciosas así como yo, sino que está fomentando un contacto muy íntimo y cercano entre la tela, las ingles y los genitales.
Esto quizás en algunos casos sea favorable para quienes hacen ejercicio y usan mallas especiales para que se oree la piel, favoreciendo la hidratación y la resistencia y temperatura corporal. Pero para quienes andan apretados porque quieren lucir culto y pierna, haya o no, los cuidados deberán ser otros.
Las mallas o pantalones muy apretados para varones, llamadas calzas por referencia etimológica al hueso calcáreo, fueron diseñadas para la comodidad de los hombres en situaciones prácticas como la lucha en el campo de batalla, para montar más cómodamente y proteger su pudenda del roce y también en siglos más recientes, como un ropaje de estatus que sólo pocos señoritos podían usar.

misha

Perfecto.

Esos siglos de cortes alocadas y nobles de gusto dudoso para vestir, parecen tan lejanos y olvidados, pero los nuevos cortes de pantalón, incluso algunos que son mallas que simulan pantalón, están de vuelta para vestir a toda clase de cuerpos masculinos.
Me parece inmoral que los batos se burlen de algunas que se ponen mallas, mientras que ni siquiera alcanzan a ver el horror de algunos hombres en panto-mallas, a esos con quienes puedes conversar y ver como se mueve su culo mientras habla.
Pero como ya quedamos que cada quien debe ponerse lo que le venga en gana en aras de ejercer su derecho a la libre expresión, recordemos a los señores que el uso ese excesivo de ese corte y encuarte tan ceñido a los genitales, ocasiona resequedad, enrojecimientos, posible aparición de pie de atleta y otras irritaciones, asegún la relación de la piel con su tela.

mis
Esto no sería gran problema, sino fuera tan molesta e incómoda la comezón que se genera en la zona, ergo el afectado se rascará sin censura ni pudor. Si le da comezón al señor se va a rascar y a acomodar los huevos hasta que todo vuelva a la calma, y esa es una de las cosas que tampoco me da la gana aceptar: no quiero tener trato con personas que se andan toconeando la entrepierna porque les encanta traer apretado su nulo culo.
Hace mas de un año cuando Paco Palencia se convirtió en director técnico de los Pumas, llamó la atención de primera vista su controversial atuendo de panto-mallas. No diré nada de su juego, ni del equipo, ni de nada de fútbol porque no quiero 100 correos de mentadas de madre mañana, como cada vez que sucede que escribo cualquier cosa del otrora juego del hombre. Pero ha sido visible y muy comentado el hecho de que un hombre salga a dirigir uno de los mas amados equipos de México, vestido como si fuera a debutar en el Cirque du Soleil.
Muchos consideran que el DT Palencia tiene cuerpo y figura para lucir atuendos apretados, y otros han criticado la forma en que se presenta en la cancha. Pero el fútbol ahora demanda una enorme construcción del ego y de la imagen a base de una gran cantidad de uso de productos para el cabello y cortes de pelo aerodinámicos. La presencia de la malla o pantalón apretado entonces es una reafirmación de la belleza masculina, tal como se usaba en la última corte de Francia antes de la revolución, y también pragmática como en el ballet. Cuando una va al ballet por primera vez, siempre sabe que armas porta el primer bailarín.
En el caso del DT Palencia me parece sólo un gesto de individualidad de su moda, él sabe que le queda y no, y también esperemos que su asesor de moda sepa del cuerpo que está vistiendo, que no es cualquiera cosa ese atuendo tan arriesgado.
Quienes utilicen ropas muy ceñidas a sus cuerpos, que por favor sean de la telas que les vayan a su piel, procuren asimismo el uso de talcos y desodorantes para esa zona, así como evitar el uso prolongado de ropa apretada. Aireen esos cojones, en verdad no entiendo como quieren tan poco a sus testículos trayéndolos atrapados en esos anticlimáticos pantomallas, que le quedan del nabo al noventa por ciento de los hombres. Sean sensatos, cuiden sus huevos.
Unámonos todes al gran enojo nacional ante el feminicidio de Lesvy, abandonada en instalaciones de la UNAM. No normalicemos la violencia de género, y esperemos en que la universidad, ante esta enorme mancha de misoginia y machismo, actúe a favor de la seguridad de todes dentro de sus instalaciones y para quienes la transiten. Es inaudito.
Nos vemos en las redes sociales en @Ivaginaria en Twitter, Facebook y http://www.Ivaginaria.WordPress.con

Bultillo: ella.martinez.rodarte@gmail.con

Guaguis mentolado

 

halls

La seguridad es parte del acto sexual y si van a hacer una felación, asegúrense de que sólo un objeto ocupe su boca, en este caso, el pene. Existen hartas leyendas sobre las Halls negras o cualquiera que cause efecto gélido, y no es una regla que pongan rico o que potencie el guaguis: al chupárselo a alguien no deben ejecutar esta caricia sexual con uno de estos dulces en su cavidad bucal. Y tampoco lo metan a ninguna otra…

Al ingerir las controversiales pastillas negras se adquiere una sensación que puede conseguirse con otras sustancias de base mentolada, en boca, ano o genitales. Produce estados térmicas expansivos muy agradables, que han sido mejor vendidos que explicados a las personas.

Las pastillas negras Halls resuelven en el imaginario público ese eterno, preocupante, y por demás mamila asunto de la duración. La gente coital y que gusta de chupar, cree que durar mucho en una fricción genital o una mamada en cualquier zona, es una garantía de calidad. Y no, querido público. No sean de ésos que se aguantan harto para terminar, hasta que el semen se les vuelve cajeta líquida, y están duro y dale, mientras a quien se están forniciando ya actualizó todas las aplicaciones de su celular.

Entonces cuando una sensación tan expansiva, como la muy cargada de mentol, por ejemplo, adormece la lengua en una felación, fortalece ese acto de egoísmo de los batos cuando quieren que una se eternice chupando. Debemos de aprender a medir nuestra resistencia chupando, y también a ser chupados, pero en el caso de los hombres de todas las orientaciones y preferencias, si por ellos fuera, traerían una boquita mamadora pegada al pene. No conozco a ningún señor que diga: “ah, una mamada, no, no tengo ganas…”

pepe

Existen muchos productos y sustancias que prolongan la duración del coito, y en esto incluimos los destinados a la disfunción erectil. También hay condones mentolados, lubricantes con mentol, aceite con mentol, condones térmicos…

Sin embargo en casos de “afrodisiacos” tomados o untados, no es una regla que funcione con todes ni que les guste, y es necesario considerar que los dizque nuevos fetiches sexuales están constituidos de dos ingredientes: morbo y desinformación. Y riesgo de muerte por asfixia si se ponen a chupar la pastilla y un pene a la vez. La gente cree que es broma o una noticia chafa de que una persona haga una felación con un dulce en la boca sabiendo que se puede ahogar.

El principio básico para usar dulces mentolados es chupar la pastilla un buen rato, para obtener la sensación y luego proceder a mamar. Pasa igual que con los dulces para la tos, que hacen lo mismo, pero no tan intenso y no adormecen tanto la lengua. La pastilla debe pasearse por todos los rincones de la boca, incluyendo la parte interna de los cachetes, a los lados de la lengua y si es posible a los lados de las encías. Entonces ya luego hacen una frecuencia: chupan el mentol, luego el falo y después le soplan gentilmente para reforzar la sensación y así se agarran.

Las pastillas negras Halls resuelven en el imaginario público ese eterno, preocupante, y por demás mamila asunto de la duración. La gente coital y que gusta de chupar, cree que durar mucho en una fricción genital o una mamada en cualquier zona, es una garantía de calidad.

En el caso de una vulva, la sensación refrescante siempre será bienvenida. Una mano fría que atrapa una entrepierna a pelo es una grata sorpresa, por ejemplo, pero cualquier cambio de temperatura brusco no es divertido para quien está abierta.

Los ungüentos hechos a base de mentol, causan la misma sensación y quizás de forma más intensa, pero no a mucha gente le gusta comer vicks…Y estoy de acuerdo con lo de no tragar: no sabemos qué efectos cause, pero en caso de penetración, un poco de pomada, ofrece una buena fricción. Vaginal y anal. Se siente el frío y el calor del mentol untando y ofrece aguante y duración. Ello porque adormece, pero no ataranta a la genitalia. Es fuerte y nítido: se notan los fluidos como cambian de temperatura, cómo favorece la lubricación y ayuda a que las genitalias se toquen más e incluso, sin una penetración completa, hay una sensación expansiva. Además ya no nos darán tan fuertes las molestias de la tos en la genitalia…

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com

 

Coito orgánico: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Customizando el falo…

C9opTqMXcAAIE2M

Código pene

La última vez que me metí a un sitio de ligue en línea, ni siquiera existían las aplicaciones del celular, y para mayor ridículo me encontré entre los hombres disponibles, a una tipo, que además de ser mi amigo desde hace años, era mi colaborador. Fue un fracaso.

Mucha banda que conozco, sean bugas, gays o lesbianas, poseen su aplicación preferida para forniciar rápido y con gente accesible. Por ejemplo, los gays encuentran en Grindr toda clase de parejas sexuales, sea para salir o sólo para mamársela a un tipo. En Tinder, los bugas e incluso mujeres buscando mujeres, pueden empatar con alguien, pero ya saben que en la heterosexualidad, lesbiandad o bisexualidad puede haber más farsa.

Eso de ir a cenar, o a una copa y luego ver si hay asunto entre las genitalias, es una de las actividades más aburridas e innecesarias que el ser humano ha inventado para ralentizar las cogidas. No he conocido a nadie que haya tenido la decencia de decirme en tres palabras que quiere ir a ejecutar sexo, sin hacer un rodeo patético, al menos en los ambientes artificiales para encontrar compañero sexual.

fsio

Establecer conexiones sexuales, en el lado de la heterosexualidad, a veces implica más protocolos, incluso en los ambientes más liberales.

Pero para la banda gay y para quienes consumimos penes y sólo buscamos fornicio casual en línea, es importante saber qué es lo que vamos a comer.

Yo sí soy de las personas que se quejan de que les mandan penes por correo y aunque no lo parezca, querido público, no soy catadora, ni muchos menos experta en falos. Incluso no creo que mi forma preferida de miembro, sea de los más populares.

Entonces para saber qué tipo de pene busca un@, o mejor, qué tipo de pene ofrece el portador, existe una página que se llama Dick Code, o Código Pene en español, que engloba ciertas características de los penes para promocionarlos y para mostrar al mundo sus cualidades.

fascinum-peque.jpg

Este sitio ofrece varios dibujos muy correctos y nada morbosos de penes: diferentes grosores, longitudes, con venas y sin venas, con testículos de varios tamaños, con glandes de forma de manzana, triangulares, redondos y cabezones.

Esta aplicación muestra opciones de curvatura del falo, sin curva, lisos y rugosos, además de las distintas maneras en las que sale el chorro de semen y cuánto se tarda, e incluso cómo cae. Uno elige las alternativas y define el tipo de pene que posee y lo que está ofreciendo, en vez de mandar una foto fálica, que por lo general a todos les sale horrible: o charolea en el glande o no sale el tamaño correcto por el enfoque y perspectiva…

Tan pronto vi la aplicación en http://dickcode.creativerobot.co/ me puse en contacto con su desarrollador, György Szücs, quien me comentó vía correo electrónico cómo se le ocurrió poner un buffet de penes para los usuarios de falos que necesitaban consumir uno.

“Recibí una foto de parte de una amigo en donde se mostraban diversos penes y había que escoger uno, el correcto. Creo que fue algo incompleto y muy complicado de elegir. Y de inmediato pensé en que sería una gran aplicación y puse toda mi cachondez en ello”.

fasi

Cuando le pregunté porque empezó con el pene y no con la vulva/vagina, me contestó que porque, obvio, le encantan los falos, es gay y es usuario. Según los números de György, a través del uso de su aplicación, el 55 por ciento de los usuarios son hombres, 45 por ciento son mujeres y la mayoría son de Estados Unidos, el Reino Unido y Brasil.

¿Cuál es el código que sigue? “Sigue el Código del Sexo, con posiciones y juegos cachondos, y por supuesto el Código Vagina, el Código de Senos y el Código del Cuerpo”, comentó György quien ya se prepara en esas categorías, en especial en las que no conoce nada, como cuando se trata de cuerpo femenino.

Al escoger las cualidades del pene, se genera un código en la página, que uno puede copiar y pegar en una aplicación para describir las dimensiones peneanas. No se va ningún detalle saboreable.

Uno para llevar y otro…:elia.martinez.rodarte@gmail.com

y los sueños…sexo son

Suéñame ésta

Los sueños cachondos no son mi especialidad. Le decía a mi querido público de las redes sociales que antier soñé que lavaba los trastes, y de lo demás, nada. Cuando se trata de explicar los sueños eróticos, sexuales o pornográficos, las personas alucinan un mundo de razones y sinsentidos para interpretarlos. Además de que les gusta contarlos con detalles morbosos.

Para la mayoría de quienes cuentan sus sueños eróticos, ell@s son los protagonistas y por lo general, se echan unos polvazos con gente conocida y desconocida, en largas y productivas faenas de mucho coito. Ponen como nunca. Nunca mejor dicho.

sueñodos.gif

un señor en facebook dijo que soñó que era un candil italiano en un burdel… #Errr #SigueLaLuz #AbstractoVoyeur

Ejecutan fantasías bastante comunes, que no son la gran cosa, y cuando se salen de lo normal y se ponen salvajes, realizan sexo con extraterrestres o personajes mitológicos, y nunca falta quien se anda tirando a su mamá o a su abuela o se sabrosea a los primitos menores en sus ensoñaciones. Dormido no cuenta ni es estupro…

Desde que la humanidad despertó a la posibilidad de soñar,  de poder hablar de ello y asumirlo como parte de su vida, se reflexiona sobre lo que viene al dormir. Los seres human@s han intentado leer en sus sueños muchos mensajes, profecías, apariciones, revelaciones y en el soñar están basadas algunas historias de todas las mitologías del mundo. Somos materia de sueños, desde cualquier lado que se nos mire.

sueño1.gif

hueva milenaria aquellas personas que sueñan y creen que toda la basura de su inconsciente es una profecía…#ShooNostradamus

Alguien vino en sueños y te dijo, hizo, llevó o provocó y eso debe significar algo. Primero fue el psicoanalista Sigmund Freud, quien abrió la puerta al ático de nuestra mente en “La interpretación de los sueños”: nos ayudó a percatarnos de la capacidad de soñar, de la expresión de estas imágenes y a verbalizarlas: esto sucedió hace 117 años. Luego Carl Jung se clavó en la interpretación de los sueños, la cual nos enseñó que los seres humanos estamos hechos de los mismos lugares comunes que cualquiera en este planeta; que reciclamos los arquetipos con los cuales creemos que podremos completar nuestras pequeñas existencias y que proyectamos nuestros complejos cuando dormimos y pasamos nuestra película.

Al contar un sueño erótico, por ejemplo, cumplimos con ese arquetipo de héroe o heroína que menciona Jung, que  encanta a cualquiera, por ello en la mayoría de los sueños sexuales, el protagonista o al menos quien recibe la mayor parte de la sabrosura, es quien está soñando.

sueñotres.gif

qué chido desear como desea el Sr. Smithers: una pasión tenaz #AsíQuieroSoñar

Por ejemplo, uno de los lectores contó que en un sueño le hizo el sexo anal a una mujer, porque a él le encanta, y siempre convence a las pobres tontas que se tira de darle el orto. Después comentó una serie de detalles nítidos, como la lubricación de la muchacha y cómo se puso él, con una claridad tal, cual si lo acabara de soñar hacía dos minutos y hasta en alta definición. Yo ni siquiera me acuerdo si en mi sueño estaba lavando los trastes con la esponjita correcta para vasos y platos…

Entonces si seguimos las teorías de los personajes de la psicología, cuando soñamos cachondo estamos poniendo en la pequeña vitrina de nuestro inconsciente a una serie de personajes, sucesos, situaciones, estados de ánimo y hormonales, que de alguna forma nos alteran.

Descartaremos los sueños sexosos de los adolescentes que les ayudan a descargar espermatozoides en las noches seminales. Ellos necesitan ese descreme.

leche.gif

Si tu dejaste tu sábana com emisiones seminales, sé práctico: lava SOLO el pedazo con jabón neutro, pon una toalla en la cama, extiende la sábana y que la toalla quede debajo del sitio lavado.

Los tipos más frecuentes de sueños sexuales son con la ex pareja, el jefe, el profesor, con un extraño equis, con un personaje famoso vivo o histórico, con una persona del mismo sexo, con algún familiar cercano y con un enemigo. La presencia de alguna de ést@s en un sueño erótico, según la psicólogía junguiana, puede significar muchas cosas, sin embargo determina en qué lugar nos situamos ante esa persona y visceversa.

Soñar que nos tiramos a alguien también revela aspectos de una personalidad, que deben ser analizados desde el marco del conocimiento de un paciente y su historia. Creo que ya es una enorme ganancia forniciar en un sueño, acordarse y poder contarlo hasta con las exageraciones del caso. Si lográsemos dominar el poder de soñar y ejecutar sexosidades en ese estadio de nuestras vidas, no me despertaría nunca.

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com

…mucha agua, eso sí: elia.martinez.rodarte@gmail.com