Amparo en contra del aborto

Se amparan 600 contra leyes antiaborto

Acusan mujeres a Gobierno estatal de ignorar NOM federal contra violencia sexual
Tomada de Reforma.com


Adriana Alatorre

Ciudad de México  (13 octubre 2009).- Al menos 600 mujeres en todo el País se han amparado contra legislaciones estatales que defienden la vida “desde el momento de la concepción”, ya que limita sus derechos, informó el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

Las mujeres que se ampararon contra las legislaciones estatales son de los estados de Sonora, Quintana Roo, Puebla, Colima, Jalisco, Guanajuato y Yucatán.

“(Este tipo de ley) es violatoria al Artículo Cuarto Constitucional y es contraria al avance que se ha tenido en el País en materia de despenalización del aborto”, declaró María Luisa Sánchez, directora de GIRE.

En conferencia de prensa, la organización informó que en Guanajuato suman ya 387 amparos interpuestos en contra de la reforma legislativa, más de la mitad del total nacional; en tanto que en Sonora se han solicitado otros 72 amparos.

De las 387 mujeres que presentaron su solicitud en Guanajuato, 167 radican en los municipios de León, San Miguel de Allende, Irapuato y Guanajuato.

La directora de GIRE explicó que el pasado 29 de mayo, el Gobierno panista de Guanajuato pretendió imponer la Constitución del Estado sobre la Norma Oficial Mexicana 046, que obliga al personal de salud a proporcionar métodos anticonceptivos de emergencia e informar sobre las opciones para interrumpir un embarazo en caso de violación, o bien, si el producto pone en riesgo la vida de la madre.

María Luisa Sánchez denunció que la Iglesia católica ha sostenido reuniones con legisladores que están incidiendo en las reformas, con las cuales se vulnera al estado laico.

Angélica de la Peña, investigadora de la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres, expuso que el Gobierno mexicano exhibe una doble moral con respecto a los derechos humanos de las mujeres al firmar tratados internacionales y al mismo tiempo impulsar leyes que inhiben esos derechos.

“La doble moral del Gobierno mexicano es lamentable porque impulsan tratados internacionales de derechos humanos y al mismo tiempo aberraciones jurídicas que contravienen la legislación federal”, consideró.