“In doubt, fuck”: Lt. Frank Slade (Al Pacino en Scent of a woman)

La encerrona

 

¿Cuánto tiempo pasas gruñéndole a los carros en el tráfico del día? ¿Cada cuánto entornas los ojitos como diciendo “qué hueva”? ¿Cuál es tu reacción inmediata a una situación estresante? ¿Cómo anda tu genio? Si todo lo que pensaron tras estas preguntas son reacciones horríficas, en donde ustedes son Godzilla avanzando sobre Tokio, es momento de una encerrona.

Así querido público, ese mal carácter por algún lado va a buscar sacar el vapor y los pronósticos son malos. Podría hablarles durante horas felices sobre la maravilla de las endorfinas y bla bla gua gua sobre los beneficios del sexo y las 10 mejores cosas que hacen del fornicio algo mirífico para la salud. Ash…Vamos a hacerlo porque no queremos reventar y porque siempre es bueno ser calientes, aunque sea uno de aquellos chispazos de lucidez que tuvieron nacimiento de una cosquilla en la gentalia. Permítanse ese momento de sentirse vivos, sexuales y con ganas de compartir el relleno cremosito.  Será benéfico para la humanidad entera.

La encerrona puede sonar extrema, pero al menos tienen que pasar un día y una noche, para que amacice. Es algo que pueden planear para un fin de semana en pareja y para follar. Ash, y nada de ponerse rosáceos con que el fin de semana romántico: el romance ya ha caramelizado demasiado nuestros cerebros como para también permitirle que arruine nuestra vida sexual. Piensen en este evento como algo que deben de hacer en pos de la fricción y de ensayar cosas nuevas, refrescar el repertorio, o al menos a hacer mejor y con más tiempo las posiciones que les salen bien; este remanso para los cuerpos sólo sirve si se afanan en que todo lo que sea untación del uno con el otr@.

Ahora, entonces sí, vienen las 10 de la encerrona.

1.- Compra comida fácil de servir y preparar, o de untar o de beber. Nada de andar teleleando sofisticaciones gastronómicas que no le importan a nadie, porque lo que tú te vas a comer es otra cosa…y luego te nutrirás con los alimentos.

2.- Vino, cerveza o licores. Puede ser. Pero recuerden la regla: pierde, quien se pasma primero. Moderación. Eviten bebérselo todo, o quizás intenten esparcir algo por el cuerpo del forniciad@: sería calentureable, porque puedes beber más allá de la bebida. Interesante.

3.- No importa cómo gastes tus balas. Si en el primer fornicio desparramaste la simiente, nada de azotes. Tienen mucho tiempo para una recuperación, y el que pueda emitir muchas eyaculaciones, pues que logre la fábrica. Toda la sabrosura de un pene previamente arropado por su condón. Así sí.

4.- El sueño y el sexo se pertenecen. No te fijes cuándo o a qué hora se duermen, o se despiertan, o si se descoloca un poco el ciclo de sueño. Esa cama como quiera va a quedar para que saquen orear el colchón.

5.- La encerrona no sólo es para las parejas monógamas casadas heterosexuales, ash, sino para todo el universo de combinaciones humanas. Es el momento en que pueden hablar acerca de hacer un trío, con más calma y tanteando el terreno. Dadas las condiciones de alegría hasta puede que tengas suerte.

6.- Este retiro sexual implica que sí deben arreglar sus compromisos con el mundo exterior previamente. No se puede forniciar a gusto si está urgiendo el teléfono, el celular o cualquier otra distracción. Desconéctense para conectarse en paz.

7.- Es un buen momento para estar desnudos. Ya más o menos saben de qué van las cualidades del otr@, así que enfoquen su buena obra del día a alabar el equipo y la humanidad de la persona que se follan. Eso es conveniente en muchos niveles. Sobre todo si todo es cierto.

8.- Hablen y ríanse. A veces la tele…No se bañen. Para olerse mejor.

9.- Si se sabrosean todo lo que van a hacer en una encerrona no se sientan decepcionados si no ejecutan todo. El fornicio y sus derivados son actos de creación y no algo que se administre.

10.- Usen toda la memoria e información de la encerrona para las siguientes pajas.

A los regiomontan@s del mundo: hoy a las 18:00 horas estaré en Kúndul Café (Matamoros 925, Barrio Antiguo) hablando de sexosidades en una charla. Les espero.

Griten: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

PS: No se les olvide mi charla de hoy en Monterrey en Kúndul Café (Matamoros 925). 1800 hs. Estoy de estupendísimo humor, eso garantiza que los demás lo estarán también o al menos no les pareceré tan…desenfadada.😀

Un comentario en ““In doubt, fuck”: Lt. Frank Slade (Al Pacino en Scent of a woman)

Los comentarios están cerrados.