¿Cómo sale del envase?

Imagen

Apunte en blanco

La práctica del bukake en Japón es una de las más cachondas aportaciones de la isla al mundo. Los japoneses y japonesas enloquecen ante la visión del semen cuando éste es proyectado hacia la cara de una muchacha, ávida de eyaculaciones por supuesto.

Entonces el clímax: sólo se puede ver cómo cae y se esparce. No puede mostrarse de dónde sale disparado. La censura nipona prohíbe que se vea en pantalla un pene en pleno tiro. Pero que caiga donde caiga sí se puede exhibir. La gracia del bukake es que no sólo un hombre encañona a la damita a ser rociada: son varios batos teledirigidos a la pobre que terminará con la carita blanqueada de fluidos.

El semen es la sustancia que emite el pene en una eyaculación. Es una mezcla de vesícula seminal y millones de espermatozoides. Posee un color blanco o amarillento debido al nitrógeno que contiene. También está compuesto de fructosa (por eso a veces sabe dulcito), ácido úrico, glucosa, sodio, amoniaco (he ahí el olor fuerte), fosforiciclina, entre otros elementos. Muchos de ellos provenientes de la dieta del macho en cuestión, quien saboriza sus emisiones seminales de acuerdo a su ingesta.

Esta nutritiva composición del semen y su cómoda base de nitrógeno, favorece la vida y la conducción de fluidos celulares, y asimismo es un nido perfecto para la incubación de bacterias y virus, por ello el condón en las relaciones sexuales es fundamental.

Si alguien traga el semen emanado de una persona infectada de VIH por ejemplo, tenemos un contagio seguro, igualmente si el semen es expulsado vía anal o vaginal sin el uso del preservativo.

Lo interesante del semen es que en esos hasta 10 a 15 mililitros por emisión, salen expulsados hacia la fecundación (o hacia la pared de algún baño) entre 200 y 400 millones de espermatozoides. De todo lo que sale, sólo el 10 por ciento de la emanación lleva pececillos y lo demás es el líquido seminal que propicia la motilidad de la carga.

Por todo este esfuerzo: de elevar el pene bombeando sangre, de preparar a los espermatozoides para el aterrizaje y de volver a preparar el equipo para que produzca más hijos que dar a la patria (ash) se requiere el tiempo de recuperación. Eso depende de cada hombre y oscila entre los 7 hasta 30 minutos (más ash…)

El semen que es como vida en forma de yogurt, siempre va a ser expulsado del cuerpo del hombre aún sin eyaculación por fornicio o manu stuprare. Por eso los muchachos de todas las edades mojan las sábanas soñando sus sueños de vaginas y pechos bamboleándose, mientras unos traseros se ponen de modo. Cada quien…

Cuando comprendemos cómo funcionan nuestros cuerpos, debemos una reverencia hacia la naturaleza. El semen sale expulsado del pene a casi 50 kilómetros por hora en el primer cañonazo, en la primera o segunda contracción del pene.

Esto posee un fin utilitario: está hecho para que llegar lo más lejos, profundo y directo hacia el óvulo a fecundar. Luego vienen más espasmos, algunos con chorros seminales, hasta llegar a la gota final.

En estas contracciones es cuando el hombre siente placer orgásmico, no sólo por la eyaculación en sí. Eso sin contar que esfínteres, próstata, testículos y el pene están ejerciendo su máxima fuerza motriz en la expulsión del esperma.

Cada especie posee su truco para posicionar los pececillos en la madriguera de la reproducción y cuidar que su semen prospere. Algunos peces cargan su esperma en la boca; los tiburones fecundan lanzando pelotas de semen como cañonazos; ciertos insectos tapan las cavidades de sus hembras con un tapón viscoso tras fecundarlas y así la madre tierra dio a cada cual su gracia.

Pero el semen de los machos de nuestra especie se emite a voluntad y no en base a ciclos reproductivos, lo cual es loable, cansado, divertido y hasta responsable. Esto considerando que la mayor parte de las emisiones de un hombre se quedan dentro de un condón. (…)

Así que conociendo de qué va el semen, cómo sabe, a qué huele, cuál es su consistencia y principalmente, cómo es el envase de donde proviene, sabemos en donde nadan los padres de esta especie. En donde se mantienen activos y vivos hasta 48  horas para fecundar o morir. Es la semilla.

Cierra los ojos: elia.martinez.rodarte@gmail.com