Todos lo han sido alguna vez…

Léanme plis

Ivaginaria

Taxonomía del mantenido

Es un mal de nuestro tiempo que el síndrome del hombre mantenido se haya intensificado. Porque siempre ha habido, pero la historia de la sociedad patriarcal siempre ha privilegiado que ellas se queden en la casa y ellos se lancen por el sustento.

Y hablamos de mantenido por su mamá, esposa, novio, amante, padres, abuelos, tíos o cualquiera que aporte un poco para la dignidad de esta persona sin que ofrezca nada a cambio. La fuerza laboral femenina se ha incrementado, y algunos se quedan rezagados ahí entre la casa, la vagancia o el internet. Aunque también hay algunas fodongueando en sus casas esperando al princeso.

Pero no todos los mantenidos, en la vida real y pragmática, sirven para algo. El primer ejemplo de hombre mantenido que conocí y me pasmó, fue un hombre que vivía del sueldo de su mujer en dos trabajos que tenía. El…

Ver la entrada original 485 palabras más