salivando encima de tí

pulpo

No sólo es para babosear…

Desde tiempos inmemoriales la saliva ha sido el lubricante amoroso de la actividad sexual. El señor que se abrillanta su glande antes de poner su pene en alguna cavidad. O la muchacha que se masturba lubricando con sus propias babas lanzando un leve escupitajo a su mano. Y por supuesto, la mejor de todas las funciones: el ir y venir de salivas entre las bocas que se besan y se inundan, porque sin aguazo, me temo que los besos serán desérticos y terrosos. Es urgente la humedad al besar, porque es lo que crea otras humedades. Eso me recuerda que me encanta besuquearme en las estaciones del metro, lo cual significa que he ejercido un sano y muy merecido intercambio de babas, lo cual es signo de buena salud. Saludo a tod@s los que fajan en el metro: son mis personas preferidas.

Pese a los enormes beneficios y usos de la babita en nuestras costumbres sexuales, debemos de puntualizar para lo que sí sirve y para lo que no es útil la saliva.

No es un lubricante anal: líbrenos las diosas que nos dejen ir un pene que sólo esté ensalivado y que pretende ingresar por el culo. No es una actitud civilizada, porque la saliva es un compuesto muy ligero y acuoso. Tiene un componente llamado opiorfina, que puede calmar el dolor, pero de ninguna forma o circunstancia habrá suficiente baba como para atarantar el dolor en el culito. Un falo rumbo al orto debe de ir envuelto en un condón más resistente, de los que se usan para sexo anal. Además se debe de utilizar un lubricante adecuado, ya saben que siempre recomiendo el que está hecho a base de agua. Nada de culear sin lubricante. Es un acto de violencia. Casi casi como escribir culear, pero sé que en el fondo lo disfrutaron.

La saliva no es un lubricante vaginal tampoco, porque el asunto es propiciar que las glándulas de Bartolino cumplan su sagrada misión de ponerle humedad y lubricación natural a las paredes de la vagina. Esto se logra con un buen faje, señores, a estas alturas ya están lo suficientemente verijudos para saber qué armas portan y cómo hacen que se moje la dama. Pero la saliva no puede sustituir efectivamente a esta humectación natural, a menos que hayan invertido una media hora en un cunnilingus, que no sólo propiciará mayor producción de saliva, sino que también enloquecerá a las glándulas de Bartolino, y en el caso maravilloso que les salgan bien las cosas, la señora eyaculará y aquello parecerá un parque acuático en quincena. No existe nada más espectacular que una mujer explotando en aguas: no es una manguera enloquecida como se ve en el porno, sino como una regaderita tierna, pero enjundiosa, que moja para decir que está contenta. Por eso hace ruiditos comprometedores.

La saliva sí es una sustancia benévola debido a su capacidad de matar microbios y agentes malignos, pero no garantiza que debido al intercambio de fluidos, no vaya a transmitirse el virus de la inmunodeficiencia humana, en especial si hay rozaduras o cortadas y hay contacto de boca. Es muy importante que en tiempos en los que se han diversificado las poblaciones vulnerables al VIH, vigilemos con mayor atención en donde ponemos los labios y en dónde y con quiénes intercambiamos babas.

La saliva es necesaria y hasta urgente para los besos. El metisaca de la lengua, la sensación de darse de beber, la lucha entre los dientes que chocan, los boqueos en las bocas: todas esas actividades necesitan el amortiguador social y húmedo de la baba. Cuiden de no babosear en demasía, no se salgan de los labios o se aparten de la lengua si saben que van a transitar por la cara dejando una estela de saliva innecesaria. Nada de puentitos de baba hasta donde puedan, porque ya cuando la cosa gotea, es signo de que debemos de administrar nuestras acuosidades. No arruinen la besuqueada con exceso de humedad.

La saliva no se escupe: se deposita amablemente. No sé en qué planeta se inventó ese escupitajo horrible que mucha gente emite como si estuviera alejando espíritus malignos.

Hasta para salivar encima de otr@, hay modales.

Baboseando: elia.martinez.rodarte@gmail.com

2 comentarios en “salivando encima de tí

Los comentarios están cerrados.