Falo fotogénico…

trozo

Que pose bien derechito
Estoy verdaderamente preocupada porque ninguno de los tipos que me manda fotos de sus penes sabe fotografíar bien sus genitalia antes de enviarlas para, según ellos, se le antoje a otra persona. Tomemos como ejemplo a la madre tierra que es perfecta: cuando los pájaros o peces se disponen a conquistar, se hermosean y colorean para llamar la atención de la hembra y así, llevársela a terreno. Realizan una producción bastante complicada porque se ponen a interpretar el rol de la seducción.
Pues así ustedes con sus virongas, papacitos, manden buenas fotos y sepan promocionar bien sus penes, porque de la vista nace el amor.
Si quieren impresionar a alguien con su falo, y desean enviar una imagen apantalladora, procuren que erección sea nivel fierro. De esas que uno agarra y se pepena con la mano, y de pronto recuerda el poder de un tronco. Bueno, una erección nivel tronco, en síntesis.
Necesita estar muy dura, porque de aquí a que tomen una foto que les salga bien, puede que se les espante la leche y no logren una parada continua. Toda la sangre que puedan tener reunida en ese momento puede ser benévola porque la cabeza o glande se verá brillante. Fúlgida como una manzana caramelizada. Como si fuera Darth Vader con el caso recién pulido. Eso siempre da una buena foto. Nada más no la tomen con flash porque luego charolea.
Masajea con cariño el pene para que salga contento, pero también para mantener la buena postura. Es recomendable que esté depilada la zona genital porque sin pelos provee una imagen impresionante. Se ve más grande y saludable.
Esta depilada junto con el modo tronco, asegura una imagen buena. Si se la agarran de la empuñadura se verá un pene poderoso, pero también puede ser que la sangre ya se está yendo hacia otros menesteres. Procuren tener una buena estimulación porno ya que eso ayuda a que la verga se mantenga atenta a la foto.
Siempre será más sexosa una foto de un falo solito, sin mano, ondeando como florcita bien erecta. Pero también usen la mano para dirigir la cabeza a donde ustedes quieran apuntar.
Por lo general las fotos de penes que me mandan son de un señor sentado que gusta de estar apuntando el pene hacia en medio. Pueden estar de pie, acostados, en la tina, en la regadera. Y mi preferida de todos los tiempos: la que se asoma en el agua como periscopio de submarino. Awwww ternuritas.
Otra forma de agarrarla sería con los dedos pulgar e índice como anillo y ponerla a posar: de ladito, medio acostada, viendo a la cámara con su ojito lagrimeante, moverla de lado a lado, sacudiéndola, o simplemente dejándola ser, como modelo que está siendo fotografiada en la playa.
Tomen fotos sin flash, no muy cerca, pero tampoco tan lejos como para que les empequeñezca la herramienta. Que una toma en perspectiva no la haga ver más chiquita. En realidad no importa el tamaño del pene ni el grosor, sino la forma en que agarren la toma.
Y por sus madres, queridos enseñadores de penes, busquen un fondo adecuado para su foto, porque va a salir en algún momento. No se tomen una foto en un baño atascado, o en su cuarto todo marrano, o en un sitio que parezca una piquera de mala muerte.
Y algo muy importante. No se tomen fotografías del pene de ocasión. Es decir, si se les calentó el parche, no se te ocurra tomarte la foto donde sea: tengan imágenes de archivo y úsenlas con sabiduría.
No me ofendo que me remitan sus penes, señores. He visto kilómetros y kilómetros de reatas, nunca mejor dicho, y debo decir que salvo una o dos, no me he quedado estupefacta ni aturdida. Dadas las circunstancias, por eso les mando estos leves consejos para que siempre les salga bonita, derecha y bien dura, papis.
Nos vemos en las redes sociales en Facebook, @Ivaginaria en Twitter y en mi página www. ivaginaria.wordpress.com

Sin flash: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Un comentario en “Falo fotogénico…

Los comentarios están cerrados.