El amor el dinero y las ganas de ir al baño…

chewi

Estrenando amor

Espero no se me frunzan: a la gente sí le choca que otr@s exhiban su amor y anden cacareando que son felices. Claro, cuando es verdadero y no una simulación de una relación perfecta, pero falsa, cosa que vemos todos los días en las redes sociales e internet.

Si algo le pudre los cojones/ovarios a los demás, es ver que una persona está bien enculada con alguien. Esta columna es un cariñito y apachurre para aquell@s que estan empezando un romance, en una relación que ya tiene más de dos semanas de duración, pero no más de dos meses de aguante todavía. Digamos que ya pasaron de la etapa “¿qué somos?” a la de “ya cogemos más de dos veces por semana y no sólo en los fines”.

¿Qué podemos hacer para que no caiga la bruja o el gandalla culei y nos arruine la diversión? Para ti que estás de manita sudada con alguien nuev@, cuida a ese huevecillo.

1.- Si tienes ex pareja reciente (o no tanto), procura alejar tu nueva relación de esa persona, sea como haya sido que terminaron. Procura mantener lejos de los rayos tóxicos de tu ex a tu nuev@ amors, porque por más linduras que te diga de tu romance, te lo va a malaondear. A nadie le gusta que lo cambien por otr@ y la felicidad de nuestras exparejas, es lo que menos deseamos en el mundo. Ya siendo net@s…

2.- No andes paleteando y contándole al mundo de que ya alguien te está atendiendo la trastienda. Si existe algo que malorea en demasía a las nuevas relaciones, es la difusión pública que se hace de ellas. En pocas palabras, si empezaron hace unas pocas semanas, no andes quemando raza publicándolo en todos lados. Deja que agarre fuerza propia ese amor.

3.- Las redes sociales no son una plataforma adecuada para que le avises a tod@s que tienes una nueva pareja. Eso solo indica desesperación, ganas de revancha por encima de quienes te dejaron o despreciaron y un quemón innecesario para esa persona que apenas te está conociendo.

4.- No avientes a tu nuevo amor a las fauces y a las garras de tu familia tan pronto. Si ya sabes cómo es la parentela, no expongas a esa pobre criatura al juicio implacable de tus tiyitas, a la mirada escrutadora de tus padres convertidos en esos extraños monstruos juzgadores cuando se trata del novi@ de su polluezuel@ y tampoco le confrontes con tus herman@s para que luego le viboreen con saña. Primero ponle al tanto del carácter y personalidad de cada persona en tu propio circo privado, y luego ya le avientas a los leones.

5.- Por mucho amor que sientas en el corazón y en la genitalia, no empieces por poner en tu herencia a tu nueva pareja. Eso es por tu bien y el de esa persona. Aprende a dosificar los momentos de compartir y sé pragmátic@. Tampoco le des las llaves de tu casa ni recibas las de la suya. Espera a consolidar una relación antes de que empiecen a intercambiar candados.

6.- Esta vez, por favorcito, trata de conocer bien a esa persona que está contigo y camina con tranquilidad de su mano. No te marranees en las promesas falsas, ni propias ni ajenas, así como tampoco te comprometas a cosas o situaciones, que sabes que en el pasado no te han funcionado. Es decir: no prometas que te vas a casar en un año, no se vayan a vivir juntos al mes de haber follado y no escojan nombres de bebés tras la primera jarra que se pongan juntos.

7.- Nadie conoce a otra persona verdaderamente hasta que pasan su primera borrachera fuerte juntos. Si sobreviven a eso sólo follando y bailando cumbias, habemus buen match.

8.- Cuida a tu nuevo amor de tus amig@s, porque ellos pueden ser tus aliados, pero también te pueden descobijar y venderte por monedas, si se les pega la gana, cuando no les cae bien tu nueva relación. Un@ sabe con qué víperas se lía, aunque las quiera mucho. Salva a es@ pobre de tus compas y evita su contaminación.

Y como ya tienes novi@ nuevo, ponte a sacarle brillo a la espada y a follar.

Manita sudada: elia.martinez.rodarte@gmail.com

my favorita

En Facebook

https://www.facebook.com/EMartinezRodarte?fref=ts

pla

@Ivaginaria en Twitter