Underballs: selfie escrotal…

cojonnns

Bolas al aire

Si uno se hace una selfie, es decir, una fotografía que tomamos con nuestro teléfono celular o cámara para publicarla en internet, está enviando un mensaje al mundo. Es la vanidad suelta gozando por fin que le dejan usar pelucar, pestañas postizas…

Un@s dicen que quienes se andan tome y tome selfies, son personas con baja autoestima que necesitan un continuo reconocimiento. Suben fotos a cada rato para que les digan: “ay qué guapa”, “qué hermoso”, “mosha presiosha” y una sarta de mentiras, porque por lo general la gente sale súper gacha.

También se dice que quienes suben compulsivamente sus selfies, son las personas más mal cogidas, porque lo hacen para levantar algún incauto o a alguna mensa, que se vaya con la finta de un ángulo decente. He conocido personas que han otorgado el tafanario a otras por una selfie bien tomada, y cuando ven al bulto en vivo, saben perfectamente que no debieron darle “me gusta”.Pero sólo son las leyendas urbanas delas redes, y toda esa basura que se publica alrededor de las mismas…

Algunas mujeres que se toman selfies, agarraron la tendencia de enseñar los senos, y toman la foto en contrapicada (de arriba hacia abajo), porque es una forma fácil de enseñar sin verse tan urgida y curiosamente la toma en contrapicada es una manera en que la gente se retrata para verse más joven. A veces funciona.

La moda de los pechos femeninos en los selfies llegó para quedarse, por lo ventajoso de su uso, sin embargo la sugerencia del pecho les ha dado ideas a otros sectores de las redes sociales para crear sus propias fotos sexosas y atrayentes.

Muchos hombres heterosexuales y homosexuales están tomándose selfies y publicándolos en las redes, en las cuales enseñan los cojones.

A mí me gustan y respeto mucho a los testículos. Son los padres de la nación. Sin embargo una foto selfie de unos huevos, debe ser un asunto de cuidado.

huevos

Los que enseñan los cojones en las selfies que he visto, al menos el algunos casos, son hombres guapos con unas bolas forradas de peluche güero y que se ven más o menos bien.

Pero he visto a otros que parece que una tarántula gigante se está asomando por el short o calzoncito que deja ver de lado a uno de los cojones.

Para tomarse una selfie de los testículos, lo primero que debemos considerar es que no se salgan los vellos de la zona escrotal, sino que en verdad se vea la hermosa gónada que está bajo todo ese afro.

Si no se quieren cortar el pelo púbico, mínimo péinenlo, porque de lo contrario no saldrá elgumaro en la foto.

La gente que se toma selfies enseñando los cojones, no sólo está dando un mensaje de: “mira mis huevos”, sino que están imitando la onda de quienes muestran los pechos femeninos: te enseño las pelotas para que veas con qué vas a jugar.

Esta moda de selfies de los cojones se llama “underballs” en inglés, y por supuesto que hay una serie de fotos y ejemplos de muchachos enseñando las pelotas frescamente, y hasta un trozo del trozo, si se les va el lente hacia la zona de la vironga.

Debemos reconocer que la belleza intrínseca de los cojones no es apreciada por todo mundo, en especial porque es una zona del cuerpo masculino que sirve para dos cosas: para dar hij@s a la patria, es decir, son las gónadas en donde los espermatozoides anidan, y para que algo se rasquen los señores. Incluso en la calle frente al público presente: se manosean los higos como si no hubiese mañana. Algunos todavía tienen el descaro de olerse la mano. Asca…

Yo apoyo la moda de retratarse los cojones y de que los hombres circulen por la red sus gónadas, sirve que vemos qué armas portan. Nunca está de más, en especial con la genitalia masculina, que luego resulta ser la gran sorpresa. Muy guapo e interesante el bato, pero cuando desenfunda: ash.

Pero si van a enseñar los cojones al mundo, cuiden esa zona, acicalen sus huevos, hagan un corte chido y abran las piernas para que éstos aparezcan en la foto colgando libres, frescos y felices.

Si tienen los cojones colgados, ya por la edad y la talacha que les han dado, no los retraten colgando. Quieran a sus huevos. Mua mua.

Nos vemos en las redes sociales. Cojones o no de por medio.

Dénme higos: elia.martinez.rodarte@gmail.com