Si quieres blancura, siéntate a leerlo…

ralph

Blancura anal

Estaba yo un día viendo cómodamente un clip de porno ñoño como me gusta, cuando de pronto me sale una escena en la cual una mujer le da de sentonazos a un tipo.

La morra se movía lenta y un poco pesada, nada de twerquear ni sacudir el culito…Toda mal. Y para rematar con polka, se acababa de hacer el blanqueamiento anal. Parecía que los buenos artistas visuales que pintan las rayas en nuestras horribles carreteras, le habían marcado la rayita con una línea de cal.

¡Se le notaba mucho el contraste de color de un blanqueamiento anal! Todavía le humeaba el tratamiento en el orificio y ya estaba sentándose con aquella alegría inusitada.

El blanqueamiento anal es un procedimiento estético para que el hoyo del culo se “despinte” por así decirlo. Este decoloramiento, sea por cremas o tratamientos en gel o procedimiento láser, lo que provoca es la reducción en el nivel de melanina en la zona.

La cavidad anal se oscurece por razones diversas: por el uso y fricción, por la acumulación de humedad o cierta ropa interior ajustada o pantalones, y por padecimientos que se hayan tenido en el área.

Los embarazos, la exposición solar de esta zona sin protección (cuando se broncean desnudos, por ejemplo), los residuos de la menstruación o de las excreciones, oscurecen ese sitio, aparentemente protegido de los elementos.

Son muchas las razones del oscurecimiento anal y de la zona de la vulva, como una especie de callo o protección de la piel y simplemente por su uso cotidiano aparece lo oscurito.

Antes de que se vayan a enharinar las verijas, debemos aclarar que es el blanqueamiento anal o de la zona genital, es un procedimiento innecesario que sólo sirve para que se vea claro el sitio, pero de ninguna forma aporta beneficios para la salud ni te vuelve más saludable la zona ni aporta nada para el bienestar corporal.

Muchos de los métodos para el blanqueamiento pueden tener efectos secundarios. Pero principalmente, nadie se debe aventurar a realizar un blanqueamiento anal si no recurre primero con un médico dermatólogo. Eviten amateurs, farsantes y personal sin licencias autorizadas.

Los resultados en la piel de esa zona delicada suelen ser desastrosos si no se acude con un profesional.

Algunos productos para este aclaramiento pueden ser dañinos como el mercurio o hidroquinina o parabenos, o simplemente la piel de la persona no es apta para seguir un tratamiento que le puede maltratar o quemar la piel.

Existe la temeraria opción de quienes se hacen el aclaramiento completo de la zona perianal, con todo y ano a vulva…En el caso de hombres sólo equivale a la zona del culo. Pero debe de depilarse para que amarren las cremas y tratamientos. Se debe de empezar por el despelucamiento de la zona.

No se trata sólo de ponerse el producto y ya, sino también de una labor de paciencia para que se caigan las costras oscuras después de que haga su labor milagrosa de aclaramiento anal.

Los procedimientos láser son por lo general aplicados en clínicas certificadas, o al menos eso se espera, en donde personal médico realiza la blanqueada y le da un seguimiento a la recuperación de la zona anal o genital. No crean que van a acudir a un establecimiento y los va a recibir un Yoda con una espada láser que les va a poner blanquito el culo: más bien es una serie de sesiones espaciadas según lo oscurecido de la zona, y los tratamientos post procedimiento son delicados y requieren de una supervisión médica.

Existen diversos métodos de realizarse el blanqueamiento anal y cada quien escoja si quiere shainearse el ano, que obedece sólo a una moda de traer menos prieto el pocito matón. No me encanta la idea.

La pornografía con tanto culo depilado y palidecido, así como el alza de la preferencia de los besos negros y el sexo anal, pueden entusiasmar a la gente con la idea de presumir un culito prístino. Aunque con ese afán blanqueatorio el beso negro, distará de ser negro…Eso no me gusta tampoco del blanqueamiento…¿cómo se atreve a alterar un clásico?

Nos vemos en las redes sociales y en www.ivaginaria.wordpress.com

Morenito mío: elia.martinez.rodarte@gmail.com