Sonoras vaginas con sordina

Un “pedo” feliz

No vamos a hablar de ninguno de ustedes en los próximos días santos, sino de las llamadas flatulencias vaginales, uno de esos momentos extraños en los que se siente que la acción sexual se interrumpe y ahüita. Pero no debe ser así: algo está saliendo bien.

La genitalia femenina es un territorio a conquistar. De forma continua y persistente. Porque el placer de las mujeres ha estado tanto tiempo dormido y aprisionado en el puño de los prejuicios, que hasta apenas hace poco los coños se han desmecatado para buscar y conseguir orgasmos.

giphy (1).gif

Así están mis orgasmos últimamente…

Entonces asumamos a la flatulencia vaginal como el resultado de espasmos dentro del ducto de la vagina, que atrapan aire. Por lo tanto se escuchará una ventosidad trompetera, a veces con sordina y todo, o un ruido explosivo, pero chacualeante y acuoso.

Eso quiere decir que hay aire contenido que sale y se expande como pedo, pero la combinación de los fluidos vaginales lubricantes que emiten las glándulas de Bartolino provoca que se emitan sonidos aún más divertidos.

Sin embargo la ausencia de lubricación también es motivo para que se escuche un pedo vaginal, debido a las contracciones de la zona.

Pero la flatulencia vaginal la mayoría de las veces se relaciona con placer. Algo está saliendo bien.

Imagínense a la vagina aplaudiendo mientras alguien la manipula con la mano o algunos dedos. O durante el coito sintiendo muy sabroso y emitiendo sus pedillos triunfales. O cuando el goloseo con un consolador que sepa atinarle a las zonas adecuadas a la vagina y la vulva. No todas poseen la misma sensibilidad en los mismos sitios, no a todas les gusta que les metan un dedo o un dildo, no a todas les encanta el coito tanto como un cunnilingus. Por eso la continua exploración de su piquito de oro allá abajo.

Mención aparte es el pedo vaginal cuando alguien se baja a mamar. Cuando usted se encuentre con su boquita feroz en la vulva y luego dentro de la vagina de la dama y ésta emite una ventosidad, le siguen de frente y no dejen que les cierren las piernas en la cara. Insistan con cortesía y mamen hasta que la mujer se desmaye, porque en el cunnilingus está toda la verdad del placer genital femenino.

La flatulencia en el cunnilingus es en ciertas felices ocasiones, el acompañamiento de un squirt, entonces además de que les van a airear la cara, probablemente acaben tomando agua del fluente genital. Que en realidad son los fluidos de las fabulosas glándulas de Skene que producen el caldo milagros de las eyaculaciones femeninas. Es la mera sabrosura. Cuántas veces nos hemos querido quedar a vivir ahí mientras el otro está como becerrito haciendo las labores propias de su sexo. Cual debe…

reinamala.gif

Mi opinión editorial sobre un tipo que no sabe mamar…

Ahora debemos estar muy claros en que le llamamos flatulencia vaginal porque suena como pedo, desafortunadamente. Así como el gas se libera del ano con singular alegría porque nuestros intestinos necesitan aflojar sus gases, así la vagina, pero sin olores impertinentes: sonará por el impulso de su contento. Entonces a este falso pedo vaginal, sólo se le llama así por la similitud al ruido. Nada qué ver con la explosión del gasoducto. Nunca mejor dicho.

La lección que debemos aprender respecto a este fenómeno que experimenta la genitalia femenina en algunas ocasiones, es que hay que asumirla con naturalidad y más aún, no detener la actividad sexual sólo porque les sonó la trompeta.

El buen sentido del humor es un componente maravilloso a la hora del fornicio, entonces si sabemos combinar las sanas risitas con el cachondeo rico, ya estaremos en una nueva dimensión del placer.

Y hago un pequeño paréntesis de lo chido que puede ser el sexo y las sexosidades, para pedirles que sigan el caso de impunidad de los violadores de Veracruz: Enrique Capitain Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodriguez Acosta. Hace más de un año violaron a una muchacha, confesaron y siguen sin castigo. Cotaita Cabrales mató a un ciclista y estáimplicado en otro feminicidio en dicho estado. Que la visibilidad de este caso nos lleve a una mejor y mayor impartición de justicia.

 

Sonoridades: elia.martinez.rodarte@gmail.com