old fart…

oend

El encanto del ruco

Cuando se trata de edad, a los batos les perdonan todo, porque se supone que el hombre debe asumir muchas cualidades machines y maduras, entonces los años son signo de seguridad y de solidez. En el caso de las mujeres, ya menos, el estigma de la edad es una carga.

Cuando yo tenía 13 años una compañera de mi clase de inglés tenía un novio de 27. Me parecía que andaba con su abuelito y no me quedaba claro porque se rolaba con un ruco de tantas decenas, porque en mi mente él era un anciano, y no lo sabía en ese entonces, que él estaba cometiendo un delito, porque salía con una menor de edad, a la que no creo nada más trajera de manita sudada.

Por desgracia al entorno machista saltillense de ese entonces, le parecía excelente que una niña casi, anduviera con un rucazo casi treintañero; pero tampoco era mal visto, ya que era el esposo ideal para mi compa, el cual era muy rico e importante. Nada más le estaban entrenando a la nalga de su futuro y asegurándole que no fuera mercancía dañada que otro fuera a agarrar.

Así era entonces y así sigue siendo, porque en los entornos acomodados, se elige la carne de la cónyuge desde pequeña para que no vaya a hacer algo estúpido y se guarde para el marido conveniente.

baile-multimillonario_xoptimizadax-kyBF-U201850889232beB-490x578@Las Provincias

En las redes sociales anda de moda un hombre de 50 años, que se ha hecho famoso por las mismas cuestiones estúpidas que se hacen famosas muchas personas: está bueno el bato, con un cuerpo muy trabajado e ilustrado, porque tiene tatujes hasta en el culo; anda con una novia-esposa a la que le lleva mínimo 25 años, de la cual publica fotos en donde sólo sale con bikini; el señor éste posee el mal gusto de la gente en las redes sociales, que publica lo que come, a dónde va, porqué va, con quién va y no deja ningún detalle suelto, por lo que se puede saber a qué horas va al baño en su yate millonario, porque esa es su cualidad maravilla: está forrado en billetes.

El revuelo causado por Gianluca Vacchi en las redes, radica en la facilidad con la que este italiano vende su estilo de vida, en el que las mujeres buenotas, los vinos caros, los yates y la comida exótica, son constantes, pero también se ha convertido en un ícono del buen machín que lo puede todo.

Y además pone en la mesa de discusión ese asunto de que los hombres maduros, es decir, que le llevan más de 20 años a su pareja, son los más aptos para una pareja estable y feliz, en especial en este mundo de tanto bato pobre. Otra vez ese estigma de que una necesita siempre a un papi.

Quizás la única garantía que se tendrá en la relación con un hombre mucho mayor que su pareja mujer, es que su vida sexual debe ser acompasada con mucha paciencia, porque por desgracia la vida útil del pene puede ser limitada.

Pero en el caso del buen Gianluca, está poniendo el ejemplo de buenas erecciones y elecciones de vida, porque debido a su fama y a su excelente estado de salud, ha publicado un libro que se llama “Joy”, que es un compendio de cómo debe ligar, comer, vivir, ejercitarse y pensar, un bato que se la está pasando de lujo.

gianlucanovia-t

Nada ni nadie es garantía de una buena relación, ni la edad, ni la condición económica, ni cualquier otro factor que se exalte como maravilloso, y menos en las redes sociales, en las cuales debemos creer la mitad de lo que vemos y leemos.

Pero creo Gianluca pone un ejemplo de vitalidad, no siendo incluso un viejo, porque no tiene temor de dios ni de nada: tan pronto saltaron las críticas de sus post mamilas con morras en bikini, el decidió responder con un video que se hizo viral de inmediato, en el cual baila un perturbador ritmo con su esposa-novia menor, con un pareo a la cintura mostrando al mundo sus músculos y sus miles de tatuajes: así lo veremos en 20 años.

 

Bronceado: elia.martinez.rodarte@gmail.com