Lo que se ve sí se juzga…

Lubricante, por favor…

Tras la polémica de Nicolás Alvarado y bla bla gua gua sobre Juan Gabriel, sólo cabe leer este texto de Yuri Vargas, que me recuerda ese paciente tiempo en que los indios nativo americanos se tomaban, para desollar a sus enemigos. En este caso es una revolcada linguístico-semántica, pero cómo gocé.

Y para quienes duden que Juanga es una fuente de felicidad continua…He aquí…