Ay mis hijos…Contra la marcha de la mochez

mieda

México es la familia

No apoyen ni asistan ni fomenten a favor de la marcha que organiza en Frente Unido por la Familia. Las familias diversas, las homoparentales, lesbomaternales, una abuela y una tía criando a un sobrino, la madre y sus hij@s y quienes convivan bajo un mismo techo cuidando y proveyendo los unes a los otros, son familias que sostienen en este país. Aunque no haya papá y mamá juntos. Este frente, creado para oponerse al matrimonio igualitario, además de violar el artículo 4 de nuestra Constitución (todas las personas son iguales ante la ley, ergo no deben ser discriminad@s), denigra también la figura de las familias que no cuentan con un padre.

Esto en un país en donde las madres solteras no sólo mantienen a sus familias sin un papá presente, y que se multiplican rápidamente debido a los embarazos de adolescentes. El Frente Unido por la Familia establece que una familia debe contar con un papá y una mamá, borrando con el borrador de la ignorancia, a niñ@s huérfanos criados por sus parientes cercanos, a la gente soltera que adopta o a cualquier entidad mamífera humana viva bípeda que críe hij@s que no parió por sí mism@.

La iglesia católica como institución milenaria nunca se ha andado con chiquitas para azuzar a sus fieles hacia sus causas, y una de ellas la encabeza el Frente Unido por la Familia. La iglesia católica sabe dónde presionar para que los marchistas que el sábado caminarán para oponerse al matrimonio igualitario, avancen como una aplanadora gigante de los derechos de las personas. Ahí está la fuerza de estos grupos conservadores de derecha, con gente muy bien organizada, de parroquias enteras que promueven la homofobia, lesbofobia y cualquier orientación fuera de la heterosexual, que estas personas del frente llaman erróneamente “ideología”.

juzgar.gif

El poder de este Frente Unido radica en esa aglutinación bajo el mismo manto sagrado de la iglesia, que los hace uno y los empodera: ¿los han visto gritar en una manifestación antiaborto o en una marcha pro familia? Aúllan por horas como enajenados, turnándose, con cánticos cristianos, vestidos todos iguales con camisetas del mismo color y pañoletas o gorras con distintivos impresos en sitios profesionales, que seguro ahora ya están repartidas entre las familias cristianas y católicas que marcharán, y cuyos roles de ataque para la protesta ya están asignados asimismo. La derecha en México se organiza como ninguna otra fuerza (salvo el PRI que maniobra bien con la gente muy pobre) para protestar en una falange de zombies que no paran de emitir sonidos y consignas repetidas como loros drogados, que nunca lograrán comprender del todo qué significan, pero que así como son cantos de protesta, son argumentos de debate que no razonan nunca. Sólo son frases huecas que les metió el cura a fuerza de un machete, y démos gracias a las diosas que sólo eso les haya metido.

Por esa carencia de sustento científico, de gritos aprendidos para una marcha, de curas citando estudios inexistentes para asegurar que l@s matrimonios igualitarios con hijos crean más lesbianas y homosexuales e “ideologías” similares, no es posible lograr un diálogo.

god.gif

El derecho de los padres (sic) a educar a sus hijos (sic) que propone el Frente Unido por la Familia, es un derecho así como una obligación, así como lo es del Estado, y vuelvo al artículo cuarto. Y el problema, querido público, es que la educación en México es laica: la religión no mete sus enaguas en las aulas. Así como tampoco ninguna gorgona de la Sociedad de Padres de Familia puede quitar libros a quienes no han pagado cuotas ni se deben de mutilar libros como si se quisiera hacer una pira nazi. La educación de l@s niños es de interés supremo para la nación.

Yo como una persona que vive en una familia no correspondiente en esos valores que promueve el Frente Unido por la Familia, me pregunto qué fuerza agluntinadora nos moverá juntos, bajo un mismo paraguas como lo hace la iglesia católica con sus fieles anti gays, porque quienes nos oponemos a esa marcha sólo coincidimos en estar en desacuerdo con ellos. Sólo bajo la defensa de nuestros derechos podremos guarecernos.

 

Madre soltera y atea: elia.martinez.rodarte@gmail.com

PS: