#KarmaBitch #Brangelina #Quién cuidará a los niños

siiii.jpg

Brad y su bragueta
¿Realmente una mujer se pone feliz cuando su exbato truena con la mujer por la cual la abandonó? La respuesta siempre será que sí. En especial porque el infiel reincide, porque ya conoce el camino hacia el agujero…que lleva hacia la infidelidad. Además es el único consuelo que le sirve a la abandonada: ya le sucederá lo mismo a la brujer que le precede.
La cultura pop y de internet es la que manifiesta la temperatura de nuestros valores y del talante de nuestras perversiones: a la gente le encanta y le causa enorme morbo las personas perdedoras sin corona, las víctimas de cualquier tragedia, quienes han sido engañad@s o dejad@s, por ello me llama la atención que la primera implicada y recordada en el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt fuese Jennifer Aniston, la esposa abandonada por Pitt hace más de 12 años.

det
Pitt optó en aquel entonces por la boquita succionadora de su ahora otra exesposa, y ahora al parecer deja a los labios más mamadores de Hollywood por Marion Cotillard, coprotagonista de Pitt en la película “Allies”. Todo indica que el actor es de esos típicos batos que no paran de defecar en el sitio que comen. Bocas vemos, guaguis no sabemos, pero en escándala terminó la historia de Brad y Angelina, después de seis hijos de diferentes razas, un casorio reciente (decidieron casarse hasta que los gays pudieran hacerlo…) y al final otra lagartona ocupa su lugar de la Jolie.
Estas cosas suceden a diario…Acuerdénse de la señora nortorona que el fin de semana pasado chocó una y otra vez la camioneta de su esposo a quien encontró con la otra. No podemos juzgar la loquera de nadie hasta que nos pase a nosotres. Pero en la trama de este sonoro divorcio entre Pitt y Jolie no no queda más que reflexionar y morbosearnos otra vez con una tragedia pública, incluso con tanta saña y memoria, como para traer de nuevo a la arena del escándalo a la abandonada antes de Jolie, que es la Aniston.
Cuando Brad Pitt dejó a la protagonista de la serie “Friends” las multitudes mamilas y metiches tomaron partido por la abandonada, catalogando de zorra – como siempre-  a la que quita el marido. Ahora el enorme público que comenta sobre este nuevo divorcio de Pitt, no sólo dice qué está chido que Pitt haya dejado a su rompe matrimonios por otra ídem, sino que la ex sale a la escena para recordarnos a todos que quien la hace la paga, que qué bueno que le pasó lo mismo a Jolie, pero de la bragueta brava de Pitt nadie habla. ¡El es quien siempre sale ganando!

ninoange
Brad nunca tuvo hij@s con Aniston, en cambio con Jolie conformó una familia de seis criaturas de diferentes razas y una de esas parejas dizque sólidas en Hollywood: una de esas de las que la gente idiot idealiza como en un pútrido cuento de hadas romántico, que no existen, ni en el medio artístico ni en la vida real. En el instante que el “amor romántico” deje de gobernar las relaciones, entonces construiremos buenas alianzas.
Cuando asumamos el jale tremendo que es conservar una pareja bajo los reflectores y fuera de ellos, entenderemos que no se puede juzgar ni idealizar ninguna relación: todas son producto sólo de la buena voluntad de l@s involucrados.
Aunque me importan dos hectáreas de vironga quién se divorcie, como en el caso de Angelina y Brad, quizás este sea un momento similar al que experimentamos ante la idea de la muerte: hay que disfrutar a quien nos ama y amarle, porque no sabemos quién quiera venir a bajarnos la tortita de atún. No quiere decir que vivamos en la paranoia de que alguien les dé bajón, como vive la mayoría de la gente por su inseguridad y baja autoestima, sino que, quien quiera cobija en las noches, deberá trabajar, nunca echarse y cultivar. Por eso está peliagudo vivir una relación buena, cortés, intensa, amorosa y duradera.
Las razones por las cuales se divorcia la Jolie, oficialmente, son tan raras y ajenas a la idea que ellos mismos publicitaron sobre su separacion e incluso su relación, así que esconder el romance de su ex Pitt y la nueva mancornadora, es un poco ridículo. Al menos hizo lo que se debe hacer con l@s infieles: darles cuello antes de que se sigan reproduciendo. Aclaro que dar cuello, es sólo una expresión, no vayan por la camioneta para chocar al pelad@ infiel.

orfan
La Jolie interpuso la demanda, alegó que Pitt no estaba criando a sus hij@s como ella quisiera y que el actor bebía y fumaba mucha mota. Con tanto niñ@, a lo mejor el churro y el chupe eran lo único que lo alivianaba, y no justifico, pero…mucha bebida y porro nunca han sido las razones de una separación, sino más bien las consecuencias en el carácter y la actitud de una persona ante el descontrol de sus vicios. A lo mejor se puso agresivo y maltratador, o se drogaba y bebía frente a los críos, y a eso agreguéguenle que se estaba tirando a la francesa y con eso ya es suficiente para entretenernos unas buenas semanas, mientras se sigue desarrollando esta telenovela gringuera.
Todavía nos queda mucho por morbosearnos de estas personas gringas y sus tragedias baratas y ordinarias, pero quizás también sea el momento de perdonarle la vida a Jennifer Aniston para que Angelina pase a ocupar el sitio de la cornuda famosa en turno, en la vida de Brad Pitt.

Las personas puras de corazón y alma aseguran que Aniston ni pela en el mundo el divorcio de su ex, pero aquí y en donde sea que se ponga el sol, cualquier morra estaría haciendo la danza de la victoria cuando el ex que la dejó, abandona a otra por la misma razón por la que la rumbaron a ella. Y ni necesitamos que pongan el cuerno: cuando botan a nuestros exes a todes nos da gusto. Tenemos una enorme propension, por desgracia, al gusto por ver sufrir a quien nos hizo daño. Creemos falsariamente que hemos sido reivindicados por el universo, pero en realidad son sólo malas elecciones.
Nos vemos en la redes sociales y en mi página www.Ivaginaria.WordPress.com

Sr. y ExSra. Smith: elia.martinez.rodarte@gmail.com