mirar o no mirar: transgresión y abuso sexual

Miradas lascivas

¿Por qué creemos que las miradas lascivas son malas si sabemos que violan los derechos humanos, el espacio privado y hasta el territorio físco de una mujer?

barlett_mirada_001

Manuel Bartlett viéndole el trasero de una mujer en su sitio de trabajo.

Recuerdo cuando tenía como 10 años, caminaba de la mano de mi papá y entonces pasó hombre horrible que me miró de una forma que nos hizo cambiarnos a la acera de enfrente. Mi papá se detuvo, me subió a la banqueta y se viró a encarar al tipo, quien huyó como buen trozo de hojaldre.

¿Qué vio mi santo padre en ese tipejo infecto? Algo que todos conocemos y sabemos de qué se trata: las miradas lascivas son la forma en que una persona mide y tasa en su mente la corporeidad de otr@ haciéndole sentir incómodo e indefenso. Eso de las miradas que desnudan es un dicho que consiguió sus palabras a base de repetición: muchos creen que poseen el derecho de ofender a otro al verlos como de carne.

calderon_estancias_infantiles-10

El ex presidente Felipe Calderón viéndole el trasero a esta mujer.

Y como sé que habrá caritas de sorpresa que se pregunten: pero en la columna pasada te regodeaste en las nalgas de los bomberos de los calendarios que recomendaste mirar y comprar, siendo estos hombres vistos como objeto. No niego que me sabrosee con los tafanarios.Tampoco que dije: hoy no seré políticamente correcta. Pero recomendar unos calendarios cuyos recursos se invierten en causas nobles (menos los de los curas romanos), y de paso mirar un producto que se realizó de manera artística y con producciones fotográficas, no guarda ninguna relación con el tipo de mirada de un viejo atascado que se la menea frente a niñas de una escuela primaria.

cococ

La mirada “es muy natural” es otro de los clichés del machismo que ejercen hombres y mujeres para justificar esta forma de intimidación, pero el pasado 8 de diciembre la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó reforma del artículo 176 del Código Penal para el Distrito Federal; que le añade miradas lascivas y agresiones verbales de tipo sexual como los piropos, como parte de lo que es “abuso sexual” y que se penalizará más gravemente si esa ofensa va a dirigida a menores.

¿Por qué se castigarán las miradas lascivas y los piropos, si ni siquiera la he tocado? se ha de preguntar aquella entidad primitiva sobre una penalización que le parece exagerada.

De acuerdo a la Ley general de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, se define a acoso sexual: “…una forma de violencia en la que, si bien no existe la subordinación, hay un ejercicio abusivo de poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la víctima, independientemente de que se realice en uno o varios eventos.”

nacho-lopez15

Foto de Ignacio López

Por ejemplo, una muchacha de secundaria que atraviesa un campo de futbol lleno de adultos y que es observada y piropeada por ellos, va a ponerla en un estado de indefensión, e incluso, con ese derecho de pernada que creen que tienen algunos, podrían asaltarla sexualmente o violarla.

El diputado Mauricio Toledo comentó que la adición al artículo 176 del Código Penal de CDMX enfatiza que el delito de abuso sexual, no necesariamente constituye contacto físico y que se ejerce asimismo en conductas dolosas con intenciones lascivas, ya sea una mirada o agresiones verbales. Hemos platicado sobre los piropos, y no podemos quedar en que son un adorno a nuestra belleza y gua gua bla bla y todos esos sinsentidos. Un piropo ofende: no recuerdo que nadie nos haya dicho que necesitamos la calificación de algún macaco urgido.

piropos

Habrá mucho qué hacer con esta nueva disposición del Código Penal, porque casi todas las denuncias por conductas lascivas, terminan en una conciliación,que ése es otro tema, porque la misma Ley general de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, recomienda una serie de protocolos para tratar a un agresor y a una agredida, que casi nadie conoce y que también son parte de nuestra seguridad y es obligatorio conocerlo. Es urgente denunciar las agresiones sexuales y señalar.

Esta penalización a las miradas obscenas y de los piropos sexuales, aparece en un momento malo, quizás de retroceso, en el cual muchos señores machistas y misóginos fomentan la violencia de género, como observamos cada día.

No me mires: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Anuncios

Un comentario en “mirar o no mirar: transgresión y abuso sexual

Los comentarios están cerrados.