Trump también es heterófobo…

nbc-fires-donald-trump-after-he-calls-mexicans-rapists-and-drug-runners

Heterofobia

Hace poco escribí un ensayo sobre la misoginia gay, que es cuando un hombre homosexual se porta mamila, machista y maldito con las mujeres. Este es un caso de heterofobia, y si se discriminase a mujeres  lesbianas, sería lesbofobia.

La heterofobia es el odio, temor o mala voluntad en contra de las personas heterosexuales, bugas o cisgénero, que llega a generar discriminación, actos de violencia o bullying e incluso ataques virulentos.

Esta heterofobia es generalmente ejercida por gente de la comunidad de la diversidad sexual, como gays, transexuales, lesbianas incluso los versátiles bisexuales. Pero incurren en las mismas prácticas de las cuales ellos mism@s han sido víctimas. En todas las comunidades existe gente idiota e ignorante, entonces la discriminación por género, preferencia sexual o por su visibilidad genérica es un hecho y esta incluso normalizada.

La primera vez que sentí discriminación por ser buga-heterosexual, fue en un antro gay gringo, en el cual recuerdo que un negro gigante vestida me sacó de la pista con un caderazo poderoso. La última vez que me sentí discriminada por ser heterosexual fue cuando me explicaron que los bugas no somos parte de la diversidad sexual, sino parte del problema que ellos buscan erradicar, que es la discriminación.

Es decir, viven en un continuo oxímoron y me parece un sinsentido a veces, abogar por los derechos y la diversidad sexual, cuando esas mismas personas se comportan cual patanes con los bugas, como si cualquiera de nosotros hubiésemos inventado la heteronormatividad y su falsa normalidad.

La cosa no es sencilla querido público: sí tienen mucho por lo cual estar mega traumados y revictimizados, cualquiera de la comunidad diversa, y se sienten vapuleados por los heterosexuales bugas, porque nuestra cultura dizque normal y binárica de hombre-mujer, es la imposición universal. Las religiones y los cultos sólo empeoraron la situación para gays, lesbianas y bisexuales, al quedar marginados a una existencia fuera de la norma y de la ley eclesial.

Entonces la heterofobia sería una respuesta rabiosa y un poco ridícula de la comunidad no buga, e incluso la heterosexual, porque aunque parezca increíble, hay heterosexuales que pueden ser heterofóbicos, en un afán de tratar de ser la buena onda en la integración con lo diverso.

Hasta el joterismo de muchas personas es visto como heterofobia, como sucede con muchas morras que prefieren estar rodeadas de amigos gays que las hacen sentir seguras y protegidas, que andar con batos bugas o mujeres como ellas. Los hombres homosexuales siempre han sido compañeros inherentes de la vida sentimental de las mujeres heteros y creo que nos complementamos bien en ello.

Por eso es escandaloso cuando un hombre gay, por ejemplo, abusa de su condición masculina para pasar por encima de una mujer, utilizando las viejas mañas machistas, de las cuales él mismo ha sido víctima. Los gays que pagan salarios bajos a señoras, los que se perrean a otra sólo por gusto, los que abusan de la confianza de sus amigas, los que coquetean con los novios de sus comadras.

El término heterofobia también es utilizado para identificar el odio o miedo a personas diferentes a nosotros o de otras culturas. Por ejemplo, el actual presidente de Estados Unidos de Norteamérica, no sólo es heterofóbico (como su idea de la construcción del muro, por ejemplo) porque no tolera a ningún ser humano no blanco o estadounidense, sino que también es claramente homofóbico, lesbofóbico y transfóbico (quitó la página LGBT del sitio de la Casa Blanca) y es claramente misógino (vetó leyes a favor de la salud reproductiva de las mujeres).

Algun@s detractores de la idea de la heterofobia aseguran que es un concepto que intenta un estado de victimización como la homofobia. Sin embargo no creo que los bugas necesitemos herramientas para azotarnos solos. La heterofobia es simplemente una reacción de temor, odio y visceralidad por parte de personas gays, lesbianas u otres bugas, que se han sentido victimizadas y odiadas por su preferencia, sexo género e identidad y visibilidad sexual. Pero no tod@s los heteros se las debemos, así que vayan bajándole a su cantidad de caramelo.

Es un tiempo este en el que debemos de atemperarnos y luchar contra la discriminación de cualquier tipo. Si no estamos juntos, peligramos.

 

Apocalipshit: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

Anuncios