Atum y la felación…

atum-god-kj503

Atum: el dios del autofelatio

Sé que el sueño de los varones de este universo es poder realizarse una autofelación. ¿Quién en su sano juicio no quiere automamársela? Nadie como ustedes, mis reyes, para dar el ritmo y la armonía que necesita la mamada de sus sueños, como sucede en la masturbación. Tranquilos, es normal, y no se “vuelven” gays, si la idea les causa tanto problema a algunos. Ustedes nada que ver con jotear, sólo sus boquitas boquetonas.

Egipto y la era victoriana son mi eras históricas preferidas respecto a usos y costumbres sexuales, porque representan la comedia y la miseria humana de manera dramática y transgresora. Los egipci@s eran entes sexualizados y con apego a los principios fundacionales de la fertilidad, incluso había dioses de la tierra y la creación, pero les encantaba lo descabellado y atasqué como el incesto, la felación para “pegar” un pene y otras nomás por mamar.

El dios de la autofelación, en este caso Atum (nombre griego del dios egipcio Itemu), “surgió de un océano primigenio” y existe por sí mismo, como un principio creacional y creador. Luego fue asociado con los dioses top de los egipcios y entre sus muchos intercambios culturales y bélicos, ambos imperios se enriquecieron con harta mitología, hasta la náusea.

Durante el periodo griego (heliopolitano) en territorio egipcio, muchos de los dioses y diosas de Egipto se sincretizaron con los de Grecia, que de por sí ya traían consigo una mitología plena de seres cogelones como Zeus, o depravados como Pan, calientes como Afrodita y calienta huevos como Cupido, entre otras fichas.

Pero Atum, con todo ese océano de nada y de todo a su alrededor, se la mamó, literalmente, para crearse a sí mismo y comenzar una incestuosa dinastía, porque a los dios@s egipcios les correspondía casarse entre hermanos; este protocolo lo siguieron los faraones, quienes no se complicaban y forniciaban fraternalmente y creaban descendencia, y tampoco eran muy quisquillosos cuando se trataba de asesinar a los suyos, en especial si se les ocurría la mala idea de desear el trono.

Las diversas tradiciones muestran a Atum como un creador de sí mismo, gracias a su leche milagrosa, pero existen otras versiones en las que se hizo con saliva y hasta con lágrimas, pero creo que es mejor seguir el camino de la fe, y quedarnos con la versión de que el ágil y doblable Atum, se la mamó, se eyaculó en su propia boca y dio paso a su creación. Así debería ser la maternidad…

Este dios era una de las deidades principales, pero no el único afín a la mamada. La diosa Isis, es una de las feladoras más notables en la mitología, ya que ella también realizó un trabajo de creación y gracias a su facendoso guaguis logró resucitar a su hermano Osiris. (Atum es papá de Shu y Thefnut, estos hicieron a Geb y Nut y a su vez ellos a Osiris e Isis).

Imitando las destrezas del bisabuelo, Isis se vio en la necesidad de infundir vida a Osiris, debido a que el hermano de ambos, Seth, lo había intentado matar y lo cortó en 14 pedazos que regó por todo Egipto. Lograron pepenar cada cacho, pero ¿cuál fue el trozo que faltó? Pues el trozo sabroso. Con la ayuda de Anubis, un compa de la familia y dios de la muerte, fabricaron una réplica del pene de Osiris, y la hermana cariñosa, hizo lo suyo.

La versiones mamilas de la historia de Isis y Osiris salen con la fresez de que Isis, como buena bruja que era, había usado su mirífica magia y ello devolvió la vida a su amado carnal y rey.

resurreccin-de-osiris-55408758

Aquí Isis haciendo su “magia”…la versión sin guaguis.

Pero mejor atengámonos a la versión que vemos en el Papiro de Ani, exhibido en The British Museum en Londres y que forma parte del llamado “Libro de los Muertos”. En la imagen en donde Osiris cobra vida se ve claramente a Isis hincada mamando, y hasta Anubis está de testigo. Esa boquita se ve ocupada en ese documento milenario y de paso, da pie a otra maravilla de la sexualidad egipcia: con esa malteada Isis se embaraza y crea a Horus. (Lo que nos recuerda la lección de no tragar nunca).

felacion

Yo veo claramente una felación…(Papiro de Ani)

 

Cleopatreando: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Anuncios