Sólo quiero ver en mallas a Baryshnikov…

palencia.jpg

Foto tomada de Referee.

Quienes utilicen ropas muy ceñidas a sus cuerpos, que por favor sean de la telas que les vayan a su piel, procuren asimismo el uso de talcos y desodorantes para esa zona, así como evitar el uso prolongado de ropa apretada. Aireen esos cojones, en verdad no entiendo como quieren tan poco a sus testículos trayéndolos atrapados en esos anticlimáticos pantomallas, que le quedan del nabo al noventa por ciento de los hombres. Sean sensatos, cuiden sus huevos.

Mallas para hombres…
El cuerpo, por desgracia se hace a la moda, mientras que la moda nunca se hace al cuerpo. Ahora gracias a que podemos ver al mundo en vivo mientras se hace pedazos, también podemos notar cómo la industria de la ropa jamás ha tenido un gramo de sensibilidad hacia la fisionomía del ser humano. Nosotres somos quienes diseñamos la ropa para fines prácticos, y por ejemplo, cuando se trata de seducción, acomodamos los escotes, calzamos minifaldas, sale el traje chido y favorecedor, porque la realidad de nuestra ropa sin duda determina nuestras relaciones. No he conocido sitio en el universo como México, en donde cómo te ven te tratarán…
Por ello aún no me acostumbro a la idea de las mallas para hombres. Desde ahora decreto al mundo, que quien quiera que sea se ponga la ropa que más le venga en sus cojones y ovarios, y que asuma que va ser juzgado, porque nadie se salva del juicio ajeno ni muerto ni inmóvil. Pero también estoy en mi soberano derecho decir que no siempre estoy en el talante de estarle viendo los huevos a un señor, sólo porque le encanta andar apretado.
He apoyado todas las causas buenas, que creo justas, que me son convenientes incluso por cuestiones de género y de derechos de las mujeres, pero en serio, la moda de las mallas y los pantalones demasiado apretados para los hombres no sólo acarrea problemas de observancia estética para prejuiciosas así como yo, sino que está fomentando un contacto muy íntimo y cercano entre la tela, las ingles y los genitales.
Esto quizás en algunos casos sea favorable para quienes hacen ejercicio y usan mallas especiales para que se oree la piel, favoreciendo la hidratación y la resistencia y temperatura corporal. Pero para quienes andan apretados porque quieren lucir culto y pierna, haya o no, los cuidados deberán ser otros.
Las mallas o pantalones muy apretados para varones, llamadas calzas por referencia etimológica al hueso calcáreo, fueron diseñadas para la comodidad de los hombres en situaciones prácticas como la lucha en el campo de batalla, para montar más cómodamente y proteger su pudenda del roce y también en siglos más recientes, como un ropaje de estatus que sólo pocos señoritos podían usar.

misha

Perfecto.

Esos siglos de cortes alocadas y nobles de gusto dudoso para vestir, parecen tan lejanos y olvidados, pero los nuevos cortes de pantalón, incluso algunos que son mallas que simulan pantalón, están de vuelta para vestir a toda clase de cuerpos masculinos.
Me parece inmoral que los batos se burlen de algunas que se ponen mallas, mientras que ni siquiera alcanzan a ver el horror de algunos hombres en panto-mallas, a esos con quienes puedes conversar y ver como se mueve su culo mientras habla.
Pero como ya quedamos que cada quien debe ponerse lo que le venga en gana en aras de ejercer su derecho a la libre expresión, recordemos a los señores que el uso ese excesivo de ese corte y encuarte tan ceñido a los genitales, ocasiona resequedad, enrojecimientos, posible aparición de pie de atleta y otras irritaciones, asegún la relación de la piel con su tela.

mis
Esto no sería gran problema, sino fuera tan molesta e incómoda la comezón que se genera en la zona, ergo el afectado se rascará sin censura ni pudor. Si le da comezón al señor se va a rascar y a acomodar los huevos hasta que todo vuelva a la calma, y esa es una de las cosas que tampoco me da la gana aceptar: no quiero tener trato con personas que se andan toconeando la entrepierna porque les encanta traer apretado su nulo culo.
Hace mas de un año cuando Paco Palencia se convirtió en director técnico de los Pumas, llamó la atención de primera vista su controversial atuendo de panto-mallas. No diré nada de su juego, ni del equipo, ni de nada de fútbol porque no quiero 100 correos de mentadas de madre mañana, como cada vez que sucede que escribo cualquier cosa del otrora juego del hombre. Pero ha sido visible y muy comentado el hecho de que un hombre salga a dirigir uno de los mas amados equipos de México, vestido como si fuera a debutar en el Cirque du Soleil.
Muchos consideran que el DT Palencia tiene cuerpo y figura para lucir atuendos apretados, y otros han criticado la forma en que se presenta en la cancha. Pero el fútbol ahora demanda una enorme construcción del ego y de la imagen a base de una gran cantidad de uso de productos para el cabello y cortes de pelo aerodinámicos. La presencia de la malla o pantalón apretado entonces es una reafirmación de la belleza masculina, tal como se usaba en la última corte de Francia antes de la revolución, y también pragmática como en el ballet. Cuando una va al ballet por primera vez, siempre sabe que armas porta el primer bailarín.
En el caso del DT Palencia me parece sólo un gesto de individualidad de su moda, él sabe que le queda y no, y también esperemos que su asesor de moda sepa del cuerpo que está vistiendo, que no es cualquiera cosa ese atuendo tan arriesgado.
Quienes utilicen ropas muy ceñidas a sus cuerpos, que por favor sean de la telas que les vayan a su piel, procuren asimismo el uso de talcos y desodorantes para esa zona, así como evitar el uso prolongado de ropa apretada. Aireen esos cojones, en verdad no entiendo como quieren tan poco a sus testículos trayéndolos atrapados en esos anticlimáticos pantomallas, que le quedan del nabo al noventa por ciento de los hombres. Sean sensatos, cuiden sus huevos.
Unámonos todes al gran enojo nacional ante el feminicidio de Lesvy, abandonada en instalaciones de la UNAM. No normalicemos la violencia de género, y esperemos en que la universidad, ante esta enorme mancha de misoginia y machismo, actúe a favor de la seguridad de todes dentro de sus instalaciones y para quienes la transiten. Es inaudito.
Nos vemos en las redes sociales en @Ivaginaria en Twitter, Facebook y http://www.Ivaginaria.WordPress.con

Bultillo: ella.martinez.rodarte@gmail.con

Anuncios