#NiUnaMenos

juárez

No nos dejen morir solas

Necesitamos a los hombres de nuestro lado. Empezando por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. Esto es por Mara, en memoria; por el pronto retorno de las muchas mujeres desaparecidas, esperemos vivas; y por los feminicidios perdidos en las notas rojas de todo el país, invisibilizados y extraviados en las cifras.

Somos poco más de la mitad de la población en el país y creo que un segmento fuerte, pero no lo lograremos sin el apoyo de los hombres.

Sin importar si tienen mamacita, hermana, abuelas, sobrinas, novia, esposa, amante, prima, maestra, tía, nuestros prójimos hombres deben acompañarnos y estar a nuestro lado para conseguir el respeto a nuestras vidas y dignidad humana.   No es importante su consideración sólo por estar rodeado de mujeres o de ninguna, sino por el elemental derecho al respeto hacia la otra persona y de su existencia.

No sólo es el por el feminicidio de Mara ejecutado por el chofer de la empresa Cabify, Ricardo Alexis, sino también por los actos de violencia y de abuso sexual del que son víctimas las mexicanas todos los días.

mara-fernanda-miranda-secuestro

No existe ninguna razón, circunstancia, petición, solicitud, escenario o exigencia de nadie para que se ejecute una violación ni feminicidio. No está en debate ni es punto de discusión de que si las mujeres salen, beben, se desvelan y se trasnochan con sus novios o amantes, o se vistan como ellas quieran: esas son trivialidades de un machismo pedestre y apestado.

Estamos frente el feminicidio número 83 en el estado de Puebla en lo que va del año. Sin la solidaridad de los hombres y la sororidad de las mujeres estaremos perdidas en una sociedad que aúlla por sus muertas, por las mujeres que padecieron violencia en sus propias casas y en la calle, a manos de desconocidos que sólo decidieron violarlas y matarlas, lo cual es un sinsentido. Sólo lo hacen porque pueden hacerlo. Es un ejercicio de poder.

La pregunta que les invito a hacerse, querido público, es si estamos dispuest@s a permitir más mujeres muertas sólo porque se desprecia la vida femenina: porque sí. Los ataques que hemos presenciado en casi todos los feminicidios son crímenes de odio en los cuales casi siempre las mujeres son violadas, torturadas o marcadas con signos de saña, en el cuerpo y en el rostro. Me pregunto qué lleva a un hombre a experimentar tanta ira. Por ello es responsabilidad del estado y una prioridad, que miren hacia las mujeres de este país y a esta situación alarmante en la que nos necesitamos para cuidarnos y para protegernos.maitena

Quizás las personas que siempre estamos alertando a luchar contra la violencia de género y de cómo cuidarnos ante abusos y agresiones, hemos contribuido un poco a normalizar la violencia: parece injusto, pero ya es demasiado cansancio el de andar con las nalgas a la pared de día y de noche, y encima tener que echarle un ojo a las que nos acompañan, sean niñas, adolescentes, mujeres jóvenes y hasta mujeres añosas, como un par de recientes víctimas de feminicidio también en Puebla: una de ellas presentaba signos de abuso sexual.

Necesitamos la alerta de género nacional para que aumente la visibilidad y conciencia urgente de esta epidemia de violencia de género que no se puede ya obviar más, ni seguir ignorando: es el enorme elefante blanco enmedio de la habitación.

Necesitamos al presidente Peña Nieto y al secretario Osorio Chong pronunciándose ante esta atrocidad, que por favor nombren en voz alta el problema y sepamos que saben de la relevancia y urgencia del asunto feminicidios.

ni una menos diana raznovich

En el mapa de feminicidios realizado por la investogadora María Salguera, veremos a México prácticamente lleno de crucitas que simbolizan un feminicidio y su cobertura por parte de los medios. Por eso no sólo el caso de Mara o Lesby, conocidos y mediatizados, son los que nos importan y nos lleva a salir a las calles y a nuestros frentes visibles, a oponernos a que sigan matando mujeres. No importa quiénes sean, cómo vayan vestidas, de dónde vengan, cómo y con quién anden: ninguna mujer debe ser violada o asesinada.

Feminicidios de entidades diversas en el país, se pierden entre las notas policiacas que ni siquiera los califican como tales. No nos dejen morir solas. Es inmoral pedir por la vida de las mujeres de este país, que no pueden ejercer ninguna de sus libertades y derechos sin un riesgo a que les suceda lo peor.

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com Mantengamos la indignación.

 

Mamá: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Anuncios

Un comentario en “#NiUnaMenos

  1. Reblogueó esto en Ivaginariay comentado:

    Feminicidios de entidades diversas en el país, se pierden entre las notas policiacas que ni siquiera los califican como tales. No nos dejen morir solas. Es inmoral pedir por la vida de las mujeres de este país, que no pueden ejercer ninguna de sus libertades y derechos sin un riesgo a que les suceda lo peor.

Los comentarios están cerrados.