Pedofilia, machismo, abuso sexual y homosexualidad…

01-kevin-spacey-1.w710.h473

Pedófilos, violadores y otras bestezuelas

No he parado de poner títulos de mostros y espectros. Querid@ públic@: arrenálguese en su asiento a ver cómo el mundo va mutando o haciéndose más monstruoso y vomitando la vileza de sus entrañas. No es algo novedoso, ni oportuno, ni extraño, ni algo que nunca pasaba, este escenario de hombres denunciados por tocamientos, violaciones y otros abusos sexuales.

Eso ha existido siempre…Pero hay que separar a las echadas de las ponedoras: ¿en qué se parecen las agresiones de Harvey Weinstein, Dustin Hoffman, Roman Polansky a la del actor gay Kevin Spacey? En que son exactamente lo mismo, un abuso de poder.

Quien representara a Frank Underwood en la serie “House of cards”, Kevin Spacey ha roto el círculo sagrado y hecho visible la pedofilia en el mundo gay, que no es la norma, pero es uno de los pecados más soterrados de la banda homosexual.

No es ningún secreto que a muchos homosexuales les encantan las criaturas, pero no es la norma ni lo de todos, pero sí de muchos. Y así como Quentin Tarantino sabía de la caca de su productor Weinstein y no hacía nada para evitar abusos sexuales, también me he sentido incómoda cuando algún hombre gay le ve el culo a un chavito de 14 años en mi presencia. Lo he visto por años y mucha banda gay que conozco adora consumir a los apenas legales.

La pedofilia se encuentra como un área harto penalizada en el ámbito gay, precisamente para evitar el ataque de los conservadores, quienes en sus campañas truculentas de que “no te metas con mis hijos”, desean hacer de la pedofilia un crimen del sector gay, lo cual es prejuicioso. Hombres heterosexuales son los mayores perpetradores de delitos relacionados con pedofilia y pederastia, ergo a la banda gay le toca un porcentaje menor.

Sin embargo el gusto de algunos gays por los mancebos, efebos, batillos, púberes y adolescentes, es antiguo e inherente a la especie humana y también el ejercicio del machismo en el mundo gay.

Algunas personas gays pueden ser lo suficientemente machistas y misóginos como cualquier bato dizque buga que se las da de muy machín. El actor Kevin Spacey intentó violar a un actor adolescente y fue un acosador y agresor sexual en una compañía de teatro inglesa, a donde le metía mano a cualquiera menor de treinta, según testimonios de un actor mexicano quien fue víctima del veterano Spacey.

Spacey es un pedófilo y pederasta y cometió transgresiones como corrupción de menores, estupro, abuso sexual y acoso sexual. Su declaración y defensa de manifestarse gay fue la mayor afrenta hacia la banda homosexual. Su mensaje es: “sí lo acosé, pero soy gay, y eso me quita responsabilidad de haber querido metérsela a un adolescente”. Ni su pasado de presunto niño abusado por su padre, lo salva de haber intentado una agresión sexual.

La salida del clóset del actor, al verse atrapado por las acusaciones de las que sí se hizo responsable a medias, es una de las peores cosas que le han sucedido al concepto de ser gay, al implicar temas como la pedofilia y el abuso sexual en una actitud machista y claramente ventajosa.

Esperemos que esto no se detenga y las denuncias sigan aflorando. En el libro de “La dueña” que escribió la periodista Sanjuana Martínez sobre la actriz Angélica Rivera, el exproductor de Televisa, Mario Lafontaine, revela que Televisa es uno de los más grandes burdeles de México, aludiendo a supuestos arreglos en donde se les ofrecían actrices de la empresa a los publicistas.

Hasta el momento ninguna actriz en México ha dicho nombres y aunque haya muchos casos, ninguno es válido hasta que no se nombre al agresor. Solamente Sergio Andrade y su sucio estigma de corruptor de menores y violador, queda en el cuadro de horror de esas bestezuelas desenmascaradas.

Sea quien sea la víctima de una agresión sexual, es preciso comprender que es algo que le puede suceder a cualquiera: es un acto de abuso de poder. Así como un señor se siente con autoridad de violar a otro porque es el jefe o como una niña a quien su entrenador de deportes molesta y manosea.

Nos vemos en Facebook, Twitter, Tumblr y en http://www.ivaginaria.wordpress.com

 

Sasha…: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Anuncios

El poder está en nuestras piernas

Las mujeres sabemos que nuestras piernas, más allá del culo, de los senos o de la genitalia, es lo que nos empodera. Son un símbolo de entrada y de salida del universo. Las piernas de las mujeres tenistas, querido público, son de otro planeta. Perfectas como la foto de un caballo perfecto. Nada de exageraciones musculocas ni de mamilencias grecolatinas: piernas súper poderosas que en cualquier posición lucirían como estudio de anatomía medieval.

Y en las piernas andaba yo, al recordar la película “Battle of the sexes” (“La batalla de los sexos”) que es la crónica de un épico partido de tenis que se realizó en 1973, entre Billy Jean King una mujer y Bobby Riggs, un señor. Ambos iban a dis

083117-bjk-tennis-embed.jpg

putarse, además de un premio de 100 mil dólares, la supremacía en el tenis. Una de esas mamilas y antiguas competencias de: ¿quiénes son mejores en todo? ¿los hombres o las mujeres?

La posición de competencia de la binaridad o la lucha entre hombres y mujeres es un conflicto de poder desde que las personas existen. Quiénes son más infieles, chismosos, tontos, perezosos, mejores en la crianza han sido algunas de las justas que se han planteado entre los dos sexogéneros de la binaridad sexual heterosexual y cisgenérica.

Aquel partido de tenis de los locos setentas cuando jugaron King y Riggs fue definitorio para la historia de las mujeres en el mundo, no sólo porque la mujer tenista número uno del mundo vencía al tenista hombre multipremiado por su carrera deportiva, sino porque sucedió en una década famosa y proactiva hacia el feminismo. Que dicho sea de paso, feminismo, fue la palabra de 2017, según el diccionario Merriam Webster, me acabo de enterar.

En la película de la batalla de los sexos, Emma Thompson interpreta a la tenista Billy Jean King y aunque no posee las piernazas originales de King (la verdad es que eso a mí me importa mucho), le imprimió una gran fuerza al personaje que representó la tenista para ese deporte y para las mujeres del mundo.

Ese momento histórico de la batalla de los sexos en los setentas fue patrocinado por una serie de eventos machistas y bastante burlones sobre lo que eran las mujeres, que las querían devolver a la cocina y al mundo del servicio doméstico sin paga y mantenerlas en el mundo de sólo son bonitas y no abran la boca.

billie-jean-king-02

Y a ello agréguenle que Billy Jean King apenas logró librar el escándalo, ya que en los triunfos del tenis andaba, cuando conoció a una morra que le gustó mucho, y ahí fue cuando supo que su amor por la tortita de atún, podría llevarla al horror. Hacía unos pocos años antes, el sexólogo Alfred Kinsey había sido defenestrado de la ciencia por mostrar un amplio estudio sobre las lesbianas en Estados Unidos, una población marginada y escondida. Luego se salió del clóset Billy Jean y vivió muy feliz con su esposa, tras un saludable y muy civilizado divorcio de su esposo Larry. De esas cosas que un@ no comprende cómo puede existir ese nivel de respeto.

Bobby Riggs, el tenista número uno de los años 40 en el mundo, fue un fiero oponente y de muchos arrestos, ya que con 55 años de edad le dio batalla a Billy Jean de 29, quien era una poderosa maquinilla con un brazo parte huevos, que definitivamente no pudo combatir Riggs, quien ya se veía bastante desvencijado al terminar la gesta en la que perdió.

billie-jean.jpg

Ese partido, aunque no fue de caballeros, si fue honorable, pese al tonto Riggs quien se la pasó de hociconié en hociconié antes del juego, hasta que le sembraron los dichos en la cancha. Cabe mencionar que el mayor mérito de la película con Emma Thompson, fue lograr que viese matchs de tenis aunque fuese en pedacitos, porque la verdad no es de mis deportes preferidos. Pero su valor como documento de la historia del feminismo en Estados Unidos, es una de las mayores medallas que se puede adjudicar la actriz y sus realizadores Jonathan Dayton y Valerie Faris.

Nos vemos en las redes sociales y en mi página http://www.ivaginaria.wordpress.com

 

Piernas:elia.martinez.rodarte@gmail.com

niñ@s sexualizados en combo pedófilo

Vogue-Paris-Cadeaux1--644x362

Hipersexualización infantil

La infancia es un periodo cortísimo. A nivel fisiológico permanecemos niñ@s apenas una década de nuestras vidas, y quién sabe qué pase en las azoteas mentales de esas criaturas, en especial aquell@s que no pueden seguir estudiando, que deben de trabajar desde críos o que su terneza de niñ@ es erradicada por el abuso o el sufrimiento.

La hipersexualización de l@s niños es cualquier actividad o situación en la que se atribuyan a criaturas actitudes sexuales y vestimentas adultas de acento provocativo. Hace algunos años fue escandaloso el caso de la revista Vogue en Francia, cuando publicaron las fotos de la niña de 10 años Thylane Blondeau, vestida como adulta, con poses de carga erotizadas y la verdad, parecía una criatura de burdel. Es una horrible y llana realidad. Quizás un homenaje discreto a Brooke Shields en la película “Pretty Baby”, quien encarna a una prostituta niña. La mamá de dicha actriz fue famosa por explotar la belleza de su hija, quien antes de los 12 años ya había tenido un desnudo en una película.

vi

Muchos factores asquerosos y atascados llevan a madres y padres a emputecer a sus hij@s en situaciones que violan los derechos humanos de las criaturas. No es normal ni ético que se obligue a los hij@s a trabajar, a realizar actividades o deportes que no les gustan o apasionan -como los típicos papás horribles que quieren que su hijo juegue futbol o la mamá que viste a su hija muy sexy-, o a ser de una manera que atente en contra de su naturaleza y propia esencia. Los niñ@s no dejan de serlo fisiológicamente, sólo su joven mente y corazón se alteran y eso, querido público, es para siempre. Yo no recuerdo qué me sucedió hace 4 minutos, pero sí todo lo que viví cuando tenía 4 años. La infancia es el estado propio menos comprendido y apreciado.

Leía sobre las nuevas estrellitas del mundo de los concursos de belleza infantiles en el mundo, y creo que esa industria, para regocijo de los pedófilos y pederastas de todos los agujeros de este planeta, va en aumento y saludable crecimiento.

Ahora las niñas menores de ocho años van con bótox e implantes a los concursos de belleza.

pr

Paisley Dickey

Maddy Jackson, que antes de los cinco años ya había aparecido con pechos y nalgas falsas en un evento de esos, maquillada como la cantante Dolly Parton, fue obligada a no concursar en los certámenes porque se alegaba abuso sexual y por supuesto, físico, por parte de su madre que la llevó a su primer concurso de belleza a los 13 meses de edad. En pañales, la niña apareció en un escenario con un pomposo vestido y con maquillaje. Una corte de California exigió a la mamá de Maddy no llevarla a concursar.

 

 

Paisley Dickey es una niña de 10 años que desde bebé iba a vestida sexy a los concursos. Uno de sus disfraces fue el del personaje de Julia Roberts como trabajadora sexual en Los Ángeles. Entonces tenía 3 años.

maddy

Paisley Dickey

Estas niñas de las que hablamos son unas “ancianas” de 10 años en estos momentos, en los que nuevas bebés están llenando los escenarios de los concursos. Hace tiempo fue muy famosa la pequeña gordezuela Honey Boo Boo, una actricita y concursante de esos infames certámenes de belleza, quien tuvo su propio reality show junto con su horrible familia. El programa fue cancelado porque la madre presuntamente estaba liada con un tipo acusado de abuso sexual contra menores. La serie de principio a fin, fue un espectáculo degradante, obsceno, vulgar, patético y lastimoso. Honey Boo Boo afortunadamente ya creció y no es una nena adorable, y ya no es una famosa explotada y sus derechos humanos ya no son violados.

Los concursos de belleza de criaturas, porque también hay de niños varones, son una forma de explotación hacia la niñez y una inmoralidad: violan los derechos de los niños, que al menos en México, son prioridad de la nación y avalados por la Constitución.

Cualquier forma de exhibición de un niño o una niña en una actitud de hipersexualización, además, es una ventana más para las personas pedófilas, pederastas y por desgracia, para la trata.

 

Niñez: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

sexo y China

El imperio del deseo

Liu Dalin es un sexólogo y autoridad del sexo en China. Siendo éste un país tan poblado y con escenarios reproductivos tan delicados, no es poca cosa ser responsable de la educación en la sexualidad de miles de millones de chin@s.

Según el prólogo de Jean Claude Pastor en “El imperio del deseo” de Liu Dalin, a partir del establecimiento de los manchúes en el gobierno chino en el siglo XVII, se propagó una epidemia de conservadurismo en China, que omitió siglos de interés y curiosidad por la actividad sexual, erótica y reproductiva. La llamada ars erótica de los chinos (su arte en el fornicio), es decir su manera de ser sexosos, fue previa a la de los hindúes y los árabes. En el sexo, los chinos y chinas ya eran de avanzada, mucho antes que otras culturas supieran de qué iban sus genitales.

liun

Los chin@s fueron los primeros en hacerle fiestas a la tierra y celebrar su fertilidad, por lo que también estaban bastante preparados para sacar de un cuerpo humano toda la energía poderosa de un acto sexual, y orientarlo hacia la conservación de la salud corporal y mental.

La longevidad e inmortalidad eran algunas de sus preocupaciones, obsesiones más bien, que llevaban a grados extremos. Deseaban tomar del acto sexual el poder que los llevara a una larga vida, por eso el fornicio y la chupadera de energía. El tirano Qin Shinhuang, uno de los principales unificadores de China, murió en la búsqueda de la longevidad, tirándose a su gineceo incontable y envenenado por las plantas supuestamente miríficas que le iban a alargar la existencia.chinkin

Al culto y estudio de la sexualidad en China le debemos un análisis profundo de los genitales y sus funciones. Aunque parece increíble que a estas alturas algunes desconozcan cómo funciona y se ve el pene o la vulva, desde la antigüedad de la cultura china, estos estaban muy conscientes de la importancia de la genitalia. Sin embargo, también los primeros en utilizar eufemismos para referirse a ellos. No creo que haya sido pudor, sino un afán poético un poco estorboso, ya que llamarle concha, flor o pez a la vulva y vagina, han sido estigmas muy arraigados. Hoy en día la gente aún se enclocha al nombrar las genitalias con su nombre correcto, como debe ser. Eso sí, cómo en todo el mundo, China es un sitio lleno de figuras fálicas en las cuales se rinde también honor al señor reproductivo. Muchos emperadores erigieron obeliscos y torres, y en territorio chino, los monumentos peneanos fueron populares.

Los chin@s le dicen al pene: pájaro, cuervo y se representan con calabazas, serpientes o tortugas, usando los lugares comunes más conocidos sobre “la verga”, como el profesor Liu Dalin menciona en su libro. Los traductores no tuvieron ningún empacho en usar “verga”: bien por ellos.

chinos

“El imperio del deseo” es un libro que demanda un largo análisis para entender la forma en que los chinos vivían y recreaban la sexualidad. Es importante aprender de una cultura que tenía protocolos para ir a la cama y forniciar para obtener exactamente lo que un@ desea como preñarse y hacer una criatura; obtener placer físico sin coito; sacarle toda la energía vital posible a una persona, dependiendo de la posición en la que se fornicia; gozar del fornicio sin la intervención de genitalia fálica, porque los chinos crearon el consolador más antiguo, en la dinastía Han hace 2 mil años; aprender y excitarse con la nutridísima literatura erótica china, una de las más diversas y antiguas, que no sólo eran textos sino numerosas obras pictóricas en donde vemos a chinos y chinas en posiciones de coito muy sofisticadas, acrobáticas y sensuales.

En el libro de “Memorias del príncipe de todos mis deseos”, se narra la historia de Wu Zetian, una golosa emperatriz de 70 años que se tira a un vasallo joven. Gracias a eso, el imperio se estabiliza y vive en paz. El sexo cumple en China una labor fundamental como instrumento de poder, no sólo por su evidente poder reproductivo, sino por su capacidad de comprender la importancia del mismo en su pueblo y cultura.

 

 

En chino: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

#NiUnaMenos

juárez

No nos dejen morir solas

Necesitamos a los hombres de nuestro lado. Empezando por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. Esto es por Mara, en memoria; por el pronto retorno de las muchas mujeres desaparecidas, esperemos vivas; y por los feminicidios perdidos en las notas rojas de todo el país, invisibilizados y extraviados en las cifras.

Somos poco más de la mitad de la población en el país y creo que un segmento fuerte, pero no lo lograremos sin el apoyo de los hombres.

Sin importar si tienen mamacita, hermana, abuelas, sobrinas, novia, esposa, amante, prima, maestra, tía, nuestros prójimos hombres deben acompañarnos y estar a nuestro lado para conseguir el respeto a nuestras vidas y dignidad humana.   No es importante su consideración sólo por estar rodeado de mujeres o de ninguna, sino por el elemental derecho al respeto hacia la otra persona y de su existencia.

No sólo es el por el feminicidio de Mara ejecutado por el chofer de la empresa Cabify, Ricardo Alexis, sino también por los actos de violencia y de abuso sexual del que son víctimas las mexicanas todos los días.

mara-fernanda-miranda-secuestro

No existe ninguna razón, circunstancia, petición, solicitud, escenario o exigencia de nadie para que se ejecute una violación ni feminicidio. No está en debate ni es punto de discusión de que si las mujeres salen, beben, se desvelan y se trasnochan con sus novios o amantes, o se vistan como ellas quieran: esas son trivialidades de un machismo pedestre y apestado.

Estamos frente el feminicidio número 83 en el estado de Puebla en lo que va del año. Sin la solidaridad de los hombres y la sororidad de las mujeres estaremos perdidas en una sociedad que aúlla por sus muertas, por las mujeres que padecieron violencia en sus propias casas y en la calle, a manos de desconocidos que sólo decidieron violarlas y matarlas, lo cual es un sinsentido. Sólo lo hacen porque pueden hacerlo. Es un ejercicio de poder.

La pregunta que les invito a hacerse, querido público, es si estamos dispuest@s a permitir más mujeres muertas sólo porque se desprecia la vida femenina: porque sí. Los ataques que hemos presenciado en casi todos los feminicidios son crímenes de odio en los cuales casi siempre las mujeres son violadas, torturadas o marcadas con signos de saña, en el cuerpo y en el rostro. Me pregunto qué lleva a un hombre a experimentar tanta ira. Por ello es responsabilidad del estado y una prioridad, que miren hacia las mujeres de este país y a esta situación alarmante en la que nos necesitamos para cuidarnos y para protegernos.maitena

Quizás las personas que siempre estamos alertando a luchar contra la violencia de género y de cómo cuidarnos ante abusos y agresiones, hemos contribuido un poco a normalizar la violencia: parece injusto, pero ya es demasiado cansancio el de andar con las nalgas a la pared de día y de noche, y encima tener que echarle un ojo a las que nos acompañan, sean niñas, adolescentes, mujeres jóvenes y hasta mujeres añosas, como un par de recientes víctimas de feminicidio también en Puebla: una de ellas presentaba signos de abuso sexual.

Necesitamos la alerta de género nacional para que aumente la visibilidad y conciencia urgente de esta epidemia de violencia de género que no se puede ya obviar más, ni seguir ignorando: es el enorme elefante blanco enmedio de la habitación.

Necesitamos al presidente Peña Nieto y al secretario Osorio Chong pronunciándose ante esta atrocidad, que por favor nombren en voz alta el problema y sepamos que saben de la relevancia y urgencia del asunto feminicidios.

ni una menos diana raznovich

En el mapa de feminicidios realizado por la investogadora María Salguera, veremos a México prácticamente lleno de crucitas que simbolizan un feminicidio y su cobertura por parte de los medios. Por eso no sólo el caso de Mara o Lesby, conocidos y mediatizados, son los que nos importan y nos lleva a salir a las calles y a nuestros frentes visibles, a oponernos a que sigan matando mujeres. No importa quiénes sean, cómo vayan vestidas, de dónde vengan, cómo y con quién anden: ninguna mujer debe ser violada o asesinada.

Feminicidios de entidades diversas en el país, se pierden entre las notas policiacas que ni siquiera los califican como tales. No nos dejen morir solas. Es inmoral pedir por la vida de las mujeres de este país, que no pueden ejercer ninguna de sus libertades y derechos sin un riesgo a que les suceda lo peor.

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com Mantengamos la indignación.

 

Mamá: elia.martinez.rodarte@gmail.com