Facesitting

namio-harukawa-viralnetics-17.jpg

Sentarse en la cara: el desafío

No pasa un día sin que estemos con feminicidios, viejos verdes sabroseándose la imagen de una violación, niñas madres, violencia…Imaginemos que nuestro país vive una sexualidad responsable, gozosa, saludable, consensuada y por ello hoy hablaremos de lo bonito – y lo raro- de sentarse en la cara de alguien, sea para poner la genitalia o el culo.

El ejercicio de sentarse en la cara de otr@, de poner el culo y la genitalia literalmente en la fascia de una persona, es uno de los actos de intimidad más significativos entre compañeros sexuales. O hay mucha confianza para afrontar ese nuevo universo o bien, están muy calientes y de pronto alguien se montó.
En la historia de las sentadas en la cara, las mujeres somos las que llevamos mano, en especial porque poseemos más orificios explorables con la lengua, la boca, los labios, la nariz y hasta con las pestañas.

Sin embargo los hombres, al posar su tafanario en el rostro de alguna persona, exponen absolutamente su zona perineal, siendo receptivos a una buena lamida. Para las personas de manos diestras, pueden aprovechar la lengüeteada anal y perineal, para agitar con fuerza el pene en una masturbada vigorosa. Esa malteada va a llegar hasta la pared, de mí se acuerdan. Es una maniobra difícil, un tanto controvertida, pero es de esos movimientos sexuales en los que el semen sale desde los confines más remotos de los cojones. El perineo es el santo grial del cuerpo masculino, y hay que saber llegar.

Debemos agradecer el sentón, porque es un acto de confianza. Imagínense qué postura asume un@ cuando se sienta en cara de alguien: para empezar, se debe pasar la pierna por encima y ya en ese pasón y de oteada, lo más profundo de nuestro cuerpo se expone a la vista en primer plano, de quien nos acompaña en el fornicio. Es un momento hiperreal en nuestras existencias.

namio dos

El pelo, el aroma de la genitalia y del culo, la densidad de la mata, el aguante para mantenerse en la posición sin dejarle caer toda la humanidad a la persona, son factores que debemos de considerar antes de enchufarnos a la boca ajena con nuestra pudenda.

Además de que la zona debe estar lo mejor acicalada y limpia posible, pelos, jabonazo y mucha agua para eliminar esmegmas y olores, en muchos casos es necesario utilizar métodos de barrera sobre los orificios. No nos podemos soltar lamiendo ni mamando a cualquiera. Acuérdense de lo que les conté sobre la salmonelosis que le dio a un compadre por hacerle besos negros a dos muchachas.

Un hule para un cunnilingus o un beso negro, se puede elaborar cortando un condón a la mitad, a lo largo y sin separarlo. Que quede como unas alas de angelito que permitan estirar el látex y facilitar la exploración de la lengua, pero con el plástico de por medio. Ahí sí les conviene usar condones de sabores y con textura si quieren, para que el culo o la genitalia sientan sabroso y su lengua se estimule. Por ejemplo un condón rugoso y texturizado que excita la boca al contacto o uno con sabor a mentol, siempre son estimulantes. Pueden utilizar plástico u otro material acomodable para mamar, pero no está chido dejar que una persona random se siente en nuestra cara, si no sabemos en dónde han estado ese trasero y genitalia.

mene

No a todes se les frunce con la idea de sentarse en la cara de alguien. Hay quienes aprovechan la sentada para abrirse y regodearse en el rostro entero del amante como un acto de dominación bastante goloso y asfixiante. El artista japonés Namio Harukawa pinta a unas gigantas de tafanarios como el mapa de Australia que exprimen entre sus enormes nalgas a las pobres caritas de unos hombres que son literalmente devorados por sus culos.

En el mundo de las parafilias estaríamos hablando del facesitting, si sólo se trata de sentarse en el rostro y ser mamad@, pero quizás sería salirofilia el sentón con apretón de fascia, porque se trata de dominio o denigrar…incluso es un movimiento preferido de los coprófilos.

Nos vemos en las redes: Facebook, Twitter y http://www.ivaginaria.wordpress.com

 

Muslos mariposa: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Aplicación para el cunnilingus

carpet

App para bajarse por las gaseosas

Ahora resulta que nuestros tontos celulares nos van a decir cómo mamar…Lickster es el nombre de una aplicación para celulares que sirve para educar a la lengua de un señor o mujer que guste de chupar, besar, lamer y degustar una vulva. Hay un video ilustrativo sobre cómo realizar una prodigiosa mamada, movimientos recomendados que el mismo juego-app va dictando y muestra una serie de sugerencias bastante útiles para el mamador.

En esta aplicación-juego, el jugador gana puntos, avanza en el marcador, y si lo hace bien puede compartir su puntaje en sus redes sociales y sobresalir como la lengua más feroz de su colonia.

La aplicación Lickster opera al registrar los movimientos de la lengua sobre la pantalla del celular y ejerce presión en diferentes zonas de la vulva en pantalla. Flechitas muy bien acomodadas indican el camino para dar placer a la genitalia femenina.

Lástima que éste Lickster sólo sea un video cómico creado por The Kloons, un trío de comediantes en internet, con un abordaje muy educativo. Estos humoristas han logrado, en otros de sus cortos, reflexiones sobre el consumismo, el matrimonio, si se debe un@ orinar en la regadera, el acto sexual y en esta ocasión aunque sea un video sólo para la botana, han desplegado una buena idea y ante todo, el planteamiento de un problema como lo es la atención de una vulva con el uso de la boca, uno de los movimientos más desafiantes para cualquier lengua que guste de mamar coño.

Aunque sea un contenido cómico, debemos de aprender de todo lo que nos rodea y en este caso ellos plantean movimientos de la lengua sobre la vulva muy básicos, pero efectivos, como ese básico y repetitivo que es como una lamidita leve, pero continua, como gatito tomando agua. De preferencia que sea como gatito y no como perro, porque es más caótico.

Los aspectos a cuidar durante el cunnilingus, nos dicen The Kloons, es la posición de la lengua sobre la genitalia, el ritmo y cómo se usan las manos. La una debe de estar sosteniendo las nalgas o frotando suavemente el culo y la otra quizás frotando el clítoris por arriba si se acomodan bien. Esto último no viene en el video, pero lo pongo porque es lo conducente: no se bajen a mamar sin un plan, porque si resulta que son unos mamadores fatales, van a tener que completar el gasto con sus deditos o coitalmente.

874454687_49420a35a4_z

Otros usos de la lengua efectivos en la zona vulvar que nos muestra esta falsa aplicación y juego en su video, son fáciles de hacer y aprender gracias a sus divertidos nombres como “pinta la canoa”, que es un par de lenguetazos en los labios menores y mayores, un lado y luego otro. El “hueso de la nariz” que se trata de enterrar la nariz en la vulva; otro que lenguetea cruzado y firme. Uno muy efectivo que es el enterramiento de la lengua y dejarla firme adentro; el lengueteo de izquierda a derecha y de derecha a izquiera y el famoso “lamer hasta el fondo del vasito”, lo mismo que en México, en donde hemos tropicalizado el movimiento. Las lesbianas y algunos señores le llaman “limpiar el duvalín”, o cualquier acto de la lengua que implique llegar hasta el fondo del asunto. Es cuando la lengua se placea de una forma generosa en la vulva y en la cavidad vaginal, lo cual si se hace bien, generará los orgasmos más intentos. El lema de esta falsa aplicación juego es que es mucho mejor un cunnilingus que el coito. Me pareció una divertida lección para ejecutar buenas mamadas, creo que ha sido exitoso.

Para divertirse en el fornicio existen muchas aplicaciones más, éstas sí verdaderas, un poco tontonas pero curiosas. Son baratas y existen versiones para Android y Iphone, y son juegos eróticos de ordenarle al usuario qué parte toque o qué posición sexual asuma; hay otra de posiciones del Kamasutra; otra que indica cuántas calorías se han quemado durante el fornicio…

Las aplicaciones pueden enseñarnos quizás muy poco, pero son divertidas y propician situaciones nuevas. La mayor parte del día manoseamos el celular, ahora será tiempo de lamer.

 

Aplícamesta: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

Nuevos ricos, consumismo y otros regios momentos…

“Desde el punto de vista aristotélico, el concepto de felicidad se refiere a la obtención del placer a través de una acción. Sobre la base de esta dimensión aristotélica se ha ido construyendo la sociedad de consumo. En este sistema, a través de los objetos de consumo, los hombres deberían obtener aquel placer que, de algún modo, se presupone para una cierta felicidad” Más consumo aquí…

bling.gif

desfondando el amor romántico…

“El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban. Tal vez no se trate de que el amor en sí sea malo, sino de la manera en que se empleó para engatusar a la mujer y hacerla dependiente, en todos los sentidos. Entre seres libres es otra cosa.” Entrevista a Kate Millet.

borre.gif

Parafilias y fobias de los pelos…viva el peluche

verde

Horror a los pelos

Nadie es indiferente a los pelos, sea porque hay muchos, pocos, pelado o pelón, por las canas o la ausencia de ellas. Los pelos, vellos y cabello en cualquier parte del cuerpo es un motivo de ocupación, porque se remueven, cortan, pelan, pintan y se tratan de maneras distintas. Nadie deja a sus pelos en paz.

De las mujeres se demanda que anden pelonas del coño, largas mechas de la cabeza, ninguna pelosidad en las axilas, piernas tersas y de preferencia no bigote ni barba. ¿Saben lo que implica realizar toda esa poda? Yo soy cuasi lampiña y aún así, debo de ocuparme de ciertas frondas, no sin hueva.

Hace poco publiqué en mi página http://www.ivaginaria.wordpress.com, un artículo sobre una morra que decidió hacerse unos retratos enseñando los pelos de las axilas, crecidos, negros y abundosos. Laura De, una estudiante veinteañera de Bélgica (entiéndase como primer mundo), exhibió en internet sus imágenes hechas por el fotógrafo Florence Lecloux, quien la mostró con el sobaco peludo.

Entre los comentarios que recibió, el de “jodida zorra” fue el más suavecito. Pero quizás sean esos vestigios provenientes de cuando el hombre aún era un primate, aunque muchos se empeñen en negar esa evolución con sus actos. Los primeros hombres se quitaban los pelos de la cara con herramientas primitivas, usaban dientes o huesos de animales o conchas afiladas, para evitar parecer alguna bestia salvaje (…) y que les temieran. Fue este acicalamiento el primer signo de “civilidad”, producido para la sobrevivencia, más que por razones estéticas.

mientrastanto-dia-del-macho.gif

Luego se inventaron las navajas de afeitar en el siglo XII y de ahí saltamos unas centurias hasta la creación de la navaja doble desechable: más de cien años de rasurar barbas cumple la Gillette.

Aún en ese tiempo las mujeres no nos habíamos involucrado en la depilación total de los pelos, sin embargo sí existía la remoción del vello, hábito antiguo en el acicalamiento.

Los pelos en la piel femenina y en sus recovecos han ido y vuelto de una forma escandalosa, pero sin duda todo ha ido a menos. Por ejemplo, una mata de pelo frondosa y oscura era común en los cuerpos de los cortos pornográficos de los treinta. Para los noventa, era poco el pelo y se comenzó a diversificar el arreglo del vello púbico y hasta el de las axilas. Muchas celebridades enseñaron sus cortes y tintes en los vellos axilares. La interpretación del pelo en presencia o ausencia, siempre será controvertido.

Laura De fue muy criticada por sus fotografías de sobaco peludo, y en la maldad y virulencia de los comentarios que recibió, se encuentra la retorcida percepción de la estética de los pelos, en un comando machista: la vieja debe estar depilada.

Así como en el sótano de los miedos habitan arañas, mostros y otras obsesiones oscuras, la caetofobia, miedo a los pelos, al cabello suelto o a los pelos propios, es frecuente en las personas. Las fobias como las filias son únicas para cada individu@.

Existen cachond@s que se prenden con los pelos y el cabello, parafilia que se llama tricofilia, así como una de sus variantes, la hirsutofilia, que es la excitación por el vello corporal, axilar y la barba. La tribu gay de los osos son quienes ostentan mejor que nadie la preferencia por la hirsutofilia, con esos pelos y barbas tan sabrosos. Siempre se me descompone el gayshómetro con los osos. Ya presten.

bear

Gracias al estudio de las filias y fobias, como parte del desarrollo de una persona, entonces podemos entender los primitivos comportamientos de quienes se azotan por ver un par de sobacos peludos. El acoso y agresión que recibió una mujer por mostrar unas axilas sin depilar, revela que el dictado de la estética sobre cómo se debe de ver una mujer, continúa como un añejo atavismo machín.

¿Qué pasaría si nos dejamos de depilar todo lo que nos pelamos? Si hacemos una huelga de rasuraciones, cremas, ceras y permitimos que de nuestros sobacos nazcan trenzas y del pubis rastas. La eliminación de los pelos es una esclavitud, pero lo hacemos porque queremos gustarnos a nosotras, y claro, a quien está consumiendo nuestras carnes.

 

Pocos pelos: elia.martinez.rodarte@gmail.com