El sexo será sólo ficción…

igual

¿Hacia dónde va el sexo?

La conclusión y predicción para el futuro es una sola: habrá menos actividad sexual. Lo procedente en este caso, es celebrar la buena suerte que hemos tenido por años de intensa frotación de nuestros genitales. El sexo irá a menos porque serán incontrolables las infecciones de transmisión sexual; porque pese a la protección estaremos a merced de enfermedades nuevas y quizás más sofisticadas; porque será muy complicado ser reproductivo o no será rentable gestar y criar hij@s…Sólo nombrar las razones, y escenarios, se nos bajan todas las erecciones mentales.

En las naciones empinadas y sometidas como la nuestra, quizás la actividad sexual continúe silvestre como es, porque en las comunidades más vulnerables o pobres, la ignorancia sobre educación sexual y reproductividad, es parte del fornicio. Cogemos, aunque no sepamos porqué, parece ser el lema. Además ¿qué otras alegrías se pueden experimentar en este sitio tan violento y paupérrimo? Sin embargo en países del primer mundo, la cosa va de bajada.

El periódico The Independent publicó una pieza sobre la gran cantidad de personas “vírgenes” en Japón, de edades diversas, pero todas con la idea en común de que el fornicio es poco atractivo. Por vírgenes asumimos a quienes no han unido sus genitales en un coito o penetración, e incluimos al culo en esta transacción. Esas tontuelas que cuidan su virginidad anal para atesorar la vaginal, se engañan y de paso, cultivan unas innecesarias hemorroides.

En Japón asimismo existen muchas personas no casadas, no liadas en ningún tipo de relación romántica y además “vírgenes”. Cada cinco años el Instituto Nacional de Población e Investigación de Seguridad Social para los Japoneses, informa sobre la temperatura sexual y reproductiva de su gente, y determinó que a este paso deberán animar a la reproducción con incentivos fiscales y aumentar los índices de fertilidad nacionales para 2025. The Independent analiza en dicha pieza la opción de la soledad, de rechazo a la vida en pareja y la reproductividad, fenómenos que van en ascenso en Japón.

Existen otras naciones en las cuales también está disminuyendo la actividad sexual, en casi todas las edades adultas, pero llama la atención que las generaciones de millenials, las criaturas nacidas en este siglo, tampoco son muy entusiastas del fornicio, y quizás su idea del mismo se encuentre demasiado producida: poseen excesiva información de la sexualidad y de la pornografía, pero entender y tomar decisiones sobre el cuerpo y el sexo, es otra cosa. Su posibilidad de conecte se multiplica gracias a las tecnología y las comunicaciones, actividad que pueden realizar en solitario, sin salir de casa y hasta darse el lujo de sólo satisfacer sus pulsiones sexuales con un compañer@ de puñeta virtual, lo cual es sano, cómodo y sin la vieja práctica de intercambiar fluidos…

Existen varias novelas del género de ciencia ficción distópica (en el que le va peor a la humanidad, por lo general) que tratan el sexo, el placer y la reproductividad en el futuro que no viviremos (afortunadamente…), y desde hace muchos años la predicción de un fornicio escaso, ascéptico y sin contacto, es la constante. En “Handsmaid tale” (El cuento de la criada) de Margaret Atwood, el embarazo es una experiencia controlada y la mujer es sólo un par de ovarios. El sexo no era placer democrático. En “1984” de George Orwell, el Gran Hermano controlaba las actividades de los seres humanos bajo ministerios estrictos y represivos. El fornicio no era opcional y era controlado. Y últimamente la película “Equals” (Iguales) escrita por Nathan Parker, nos describe una sociedad en la que la gente no se toca y tampoco experimenta coitos, ni sentimientos, ni sensaciones, entonces el meollo de ese filme es la experiencia extraordinaria de dos que empiezan a sentir pulsiones extrañas e incorrectas para su mundo sin erotismo.

La educación integral en la sexualidad nos instruye para gozar, tomar buenas decisiones sobre la actividad sexual y hasta para sanar nuestro “corazón” cuando alguien le embarre un pastel en la cara. Eso determinará asimismo nuestras decisiones sobre el sexo en el futuro. Nos consuela que al menos nos queda mucho tiempo para franelear, hasta que nos enmiquen las genitalias para siempre.

Nos vemos en http://www.ivaginaria.wordpress.com

Sexo wifi: elia.martinez.rodarte@gmail.com

Anuncios

Nuevos ricos, consumismo y otros regios momentos…

“Desde el punto de vista aristotélico, el concepto de felicidad se refiere a la obtención del placer a través de una acción. Sobre la base de esta dimensión aristotélica se ha ido construyendo la sociedad de consumo. En este sistema, a través de los objetos de consumo, los hombres deberían obtener aquel placer que, de algún modo, se presupone para una cierta felicidad” Más consumo aquí…

bling.gif

desfondando el amor romántico…

“El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban. Tal vez no se trate de que el amor en sí sea malo, sino de la manera en que se empleó para engatusar a la mujer y hacerla dependiente, en todos los sentidos. Entre seres libres es otra cosa.” Entrevista a Kate Millet.

borre.gif

Parafilias y fobias de los pelos…viva el peluche

verde

Horror a los pelos

Nadie es indiferente a los pelos, sea porque hay muchos, pocos, pelado o pelón, por las canas o la ausencia de ellas. Los pelos, vellos y cabello en cualquier parte del cuerpo es un motivo de ocupación, porque se remueven, cortan, pelan, pintan y se tratan de maneras distintas. Nadie deja a sus pelos en paz.

De las mujeres se demanda que anden pelonas del coño, largas mechas de la cabeza, ninguna pelosidad en las axilas, piernas tersas y de preferencia no bigote ni barba. ¿Saben lo que implica realizar toda esa poda? Yo soy cuasi lampiña y aún así, debo de ocuparme de ciertas frondas, no sin hueva.

Hace poco publiqué en mi página http://www.ivaginaria.wordpress.com, un artículo sobre una morra que decidió hacerse unos retratos enseñando los pelos de las axilas, crecidos, negros y abundosos. Laura De, una estudiante veinteañera de Bélgica (entiéndase como primer mundo), exhibió en internet sus imágenes hechas por el fotógrafo Florence Lecloux, quien la mostró con el sobaco peludo.

Entre los comentarios que recibió, el de “jodida zorra” fue el más suavecito. Pero quizás sean esos vestigios provenientes de cuando el hombre aún era un primate, aunque muchos se empeñen en negar esa evolución con sus actos. Los primeros hombres se quitaban los pelos de la cara con herramientas primitivas, usaban dientes o huesos de animales o conchas afiladas, para evitar parecer alguna bestia salvaje (…) y que les temieran. Fue este acicalamiento el primer signo de “civilidad”, producido para la sobrevivencia, más que por razones estéticas.

mientrastanto-dia-del-macho.gif

Luego se inventaron las navajas de afeitar en el siglo XII y de ahí saltamos unas centurias hasta la creación de la navaja doble desechable: más de cien años de rasurar barbas cumple la Gillette.

Aún en ese tiempo las mujeres no nos habíamos involucrado en la depilación total de los pelos, sin embargo sí existía la remoción del vello, hábito antiguo en el acicalamiento.

Los pelos en la piel femenina y en sus recovecos han ido y vuelto de una forma escandalosa, pero sin duda todo ha ido a menos. Por ejemplo, una mata de pelo frondosa y oscura era común en los cuerpos de los cortos pornográficos de los treinta. Para los noventa, era poco el pelo y se comenzó a diversificar el arreglo del vello púbico y hasta el de las axilas. Muchas celebridades enseñaron sus cortes y tintes en los vellos axilares. La interpretación del pelo en presencia o ausencia, siempre será controvertido.

Laura De fue muy criticada por sus fotografías de sobaco peludo, y en la maldad y virulencia de los comentarios que recibió, se encuentra la retorcida percepción de la estética de los pelos, en un comando machista: la vieja debe estar depilada.

Así como en el sótano de los miedos habitan arañas, mostros y otras obsesiones oscuras, la caetofobia, miedo a los pelos, al cabello suelto o a los pelos propios, es frecuente en las personas. Las fobias como las filias son únicas para cada individu@.

Existen cachond@s que se prenden con los pelos y el cabello, parafilia que se llama tricofilia, así como una de sus variantes, la hirsutofilia, que es la excitación por el vello corporal, axilar y la barba. La tribu gay de los osos son quienes ostentan mejor que nadie la preferencia por la hirsutofilia, con esos pelos y barbas tan sabrosos. Siempre se me descompone el gayshómetro con los osos. Ya presten.

bear

Gracias al estudio de las filias y fobias, como parte del desarrollo de una persona, entonces podemos entender los primitivos comportamientos de quienes se azotan por ver un par de sobacos peludos. El acoso y agresión que recibió una mujer por mostrar unas axilas sin depilar, revela que el dictado de la estética sobre cómo se debe de ver una mujer, continúa como un añejo atavismo machín.

¿Qué pasaría si nos dejamos de depilar todo lo que nos pelamos? Si hacemos una huelga de rasuraciones, cremas, ceras y permitimos que de nuestros sobacos nazcan trenzas y del pubis rastas. La eliminación de los pelos es una esclavitud, pero lo hacemos porque queremos gustarnos a nosotras, y claro, a quien está consumiendo nuestras carnes.

 

Pocos pelos: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

Ay mis hijos…Contra la marcha de la mochez

mieda

México es la familia

No apoyen ni asistan ni fomenten a favor de la marcha que organiza en Frente Unido por la Familia. Las familias diversas, las homoparentales, lesbomaternales, una abuela y una tía criando a un sobrino, la madre y sus hij@s y quienes convivan bajo un mismo techo cuidando y proveyendo los unes a los otros, son familias que sostienen en este país. Aunque no haya papá y mamá juntos. Este frente, creado para oponerse al matrimonio igualitario, además de violar el artículo 4 de nuestra Constitución (todas las personas son iguales ante la ley, ergo no deben ser discriminad@s), denigra también la figura de las familias que no cuentan con un padre.

Esto en un país en donde las madres solteras no sólo mantienen a sus familias sin un papá presente, y que se multiplican rápidamente debido a los embarazos de adolescentes. El Frente Unido por la Familia establece que una familia debe contar con un papá y una mamá, borrando con el borrador de la ignorancia, a niñ@s huérfanos criados por sus parientes cercanos, a la gente soltera que adopta o a cualquier entidad mamífera humana viva bípeda que críe hij@s que no parió por sí mism@.

La iglesia católica como institución milenaria nunca se ha andado con chiquitas para azuzar a sus fieles hacia sus causas, y una de ellas la encabeza el Frente Unido por la Familia. La iglesia católica sabe dónde presionar para que los marchistas que el sábado caminarán para oponerse al matrimonio igualitario, avancen como una aplanadora gigante de los derechos de las personas. Ahí está la fuerza de estos grupos conservadores de derecha, con gente muy bien organizada, de parroquias enteras que promueven la homofobia, lesbofobia y cualquier orientación fuera de la heterosexual, que estas personas del frente llaman erróneamente “ideología”.

juzgar.gif

El poder de este Frente Unido radica en esa aglutinación bajo el mismo manto sagrado de la iglesia, que los hace uno y los empodera: ¿los han visto gritar en una manifestación antiaborto o en una marcha pro familia? Aúllan por horas como enajenados, turnándose, con cánticos cristianos, vestidos todos iguales con camisetas del mismo color y pañoletas o gorras con distintivos impresos en sitios profesionales, que seguro ahora ya están repartidas entre las familias cristianas y católicas que marcharán, y cuyos roles de ataque para la protesta ya están asignados asimismo. La derecha en México se organiza como ninguna otra fuerza (salvo el PRI que maniobra bien con la gente muy pobre) para protestar en una falange de zombies que no paran de emitir sonidos y consignas repetidas como loros drogados, que nunca lograrán comprender del todo qué significan, pero que así como son cantos de protesta, son argumentos de debate que no razonan nunca. Sólo son frases huecas que les metió el cura a fuerza de un machete, y démos gracias a las diosas que sólo eso les haya metido.

Por esa carencia de sustento científico, de gritos aprendidos para una marcha, de curas citando estudios inexistentes para asegurar que l@s matrimonios igualitarios con hijos crean más lesbianas y homosexuales e “ideologías” similares, no es posible lograr un diálogo.

god.gif

El derecho de los padres (sic) a educar a sus hijos (sic) que propone el Frente Unido por la Familia, es un derecho así como una obligación, así como lo es del Estado, y vuelvo al artículo cuarto. Y el problema, querido público, es que la educación en México es laica: la religión no mete sus enaguas en las aulas. Así como tampoco ninguna gorgona de la Sociedad de Padres de Familia puede quitar libros a quienes no han pagado cuotas ni se deben de mutilar libros como si se quisiera hacer una pira nazi. La educación de l@s niños es de interés supremo para la nación.

Yo como una persona que vive en una familia no correspondiente en esos valores que promueve el Frente Unido por la Familia, me pregunto qué fuerza agluntinadora nos moverá juntos, bajo un mismo paraguas como lo hace la iglesia católica con sus fieles anti gays, porque quienes nos oponemos a esa marcha sólo coincidimos en estar en desacuerdo con ellos. Sólo bajo la defensa de nuestros derechos podremos guarecernos.

 

Madre soltera y atea: elia.martinez.rodarte@gmail.com

PS: