Ecosexuales: fornicio con la madre tierra

Echándose a la tierra

La primera escena que vemos es una prolongada  y golosa sobada de senos que se autoreceta la artista del performance, Marina Abramovic, famosa por quemarse, cortarse, quedarse catatónica y otros actos “circenses” que la han convertido en la abadesa del performance.  Es el acto performático y película llamada “Balkan Erotic Epic” (2006), en el cual, esta señora aseguraba que nuestras partes sexuales y eróticas, obraban como herramientas poderosas para sanar y además erotizarse en conjunción de la madre tierra. En dicho filme recrea las costumbres sexuales eróticas de Los Balcanes, que según ella han sido emputecidas por Occidente.

Las escenas muestran a hombres eyaculando en la tierra para hacerla fértil, mujeres frotándose los pechos, otros más allá están agujerando un terreno reverdecido, manifiestos verdes que enlazan la ancestral cultura balcánica con el erotismo, la fertilidad, la sexualidad y que implican un nexo cercano con la naturaleza.ecomolester

Quizás en esta controvertida pieza de Abramóvic se vislumbren los inicios de lo que se llama ecosexo, que es el fornicio con las plantas, árboles, agua, ríos, piedras. La zoofilia es otro planeta y parafilia distinta, ya que se violan los derechos de los animales al obligarlos a realizar actos sexuales con nuestra pervertida especie.

En 2008 un par de activistas verdes emitió el manifiesto ecosexual en el cual se declaraban amantes de la tierra, pero de forma erótica. En uno de sus puntos, declaran que ellos son aerófilos, terráfilos, acuafílicos y pirófilos, lo cual quiere decir que se cachondean con los cuatro elementos de la madre tierra: acarician a las piedras, le hablan con palabras cachondas a las cascadas y a las plantas, masajean su cuerpo en la tierra y adoran a los astros. Lo de la lumbre, no me queda claro, porque ha de ser difícil poner el tafanario en una lumbrota.

Annie Sprinkles y Elizabeth Stevens, las firmantes e iniciadoras del movimiento ecosexual, se postulan como activistas, simpatizantes del cuidado de la tierra y promotoras del bienestar en la sexualidad y la ecología, protegiendo al planeta. En su página promueven el sexo seguro, el control natal, la libertad de orientación y preferencia sexual, que no están reñidos con ser ecosexual. Se afirman en identidad como ecosexuales y su movimiento podría ser de un neohipismo cachondo y diverso. Al manifestar que tratarán a la tierra, por su amor erótico, con respeto, afecto y nobleza, es claro que no violan, ensucian, maltratan o desarreglan lo que la naturaleza nos ha dado y dotado.

eco

Annie Sprinkles y Elizabeth Stevens

También el ecosexo forma parte de la dendrofilia, parafilia de las personas que se cachondean con plantas, verduras y árboles. No sé hasta qué grado llegue su dendrofilia, pero los ecosexuales sí tienen contacto genital con vegetal.

Pero los movimientos naturistas, verdes y amigables con el planeta no se quedan nada más en el franeleo a la madre tierra y a la que le echan sus pececillos para ver si florea más la flor.

Los vegasexuales son un grupo en crecimiento, y quizás más rápido que los ecosexuales, debido a que no consumen productos de origen animal, desde la comida hasta la ropa, y han decidido no tener relaciones sexuales con personas que sí consuman productos de origen animal.

ecosexualManifiesto.jpg

El argumento de algun@s vegasexuales es que la gente que come carne y sus derivados, leche, pescado, embutidos, y todo lo que provenga de animal, posee fluidos que contienen la proteína que ellos buscan evitar.

El humor del cuerpo sí es diferente entre una persona que come carne y una que no. Hasta la caca tiene un aroma distinto, es obvio. Sin embargo no todos los fluidos del cuerpo emitirán la presencia de proteína de animal muerto.

En el caso de los vegasexuales es una cuestión de principios: “no me quiero acostar con alguien que traiga animales muertos en su organismo”, lo cual es válido y comprensible, ya que el veganismo no sólo es una actitud ante la vida, sino una militancia. Es mejor compartirla con alguien que piense igual, en particular en situaciones tan sensibles como un vegano que se niega a besar a su novia carnívora.

Nos vemos en las redes sociales y si te perdiste mi columna, búscala después de su publicación en http://www.ivaginaria.wordpress.com

Nabo: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

Anuncios

manda pack y otras atrocidades del celular…

meg.gif
Paranoia celular

Este es un tema importante y cotidiano y sólo lo trato por el bien de la higiene mental de todes nosotres: la relación de pareja y el uso de teléfonos celulares. Aunque esto parece título de caso clínico, es algo con lo que nos enfrentamos a diario.

Si me dieran un pesillo por cada correo que recibo que dice: “es que revisé el celular de mi pareja y encontré…”, ahora estaría acostándome en mi cama de oro. Es escandaloso en verdad el número de personas con esta manía, la cual es común y cotidiana, porque la mayoría de la gente usa un teléfono celular, y no importa lo arruinada que esté la patria, la banda va a querer uno que tenga todos las apps para estar en el mundo virtual, por desgracia más que en el real. No soy de las personas que aman el teléfono celular, siempre lo relaciono con un montón de estupideces que he hecho sobria y en jarras, ay no.

Pero no sólo se trata de las presuntas infidelidades de la gente o el control: el teléfono celular es un accesorio que se debe de mantener fuera del territorio de la cama, porque no está chido que nadie chque sus mensajes o las redes sociales cuando va a forniciar, o mantiene el aparato cerca. El único aparato que debe estar a la mano, es el genital. Las conversaciones se interrumpen, los conciertos se alteran, las funciones de cine dan hueva, cuando un celular suena o se activa es como ese momento en que llora el bebé a medianoche. Imaginen estar en pleno venidón y el telefonito prende y prende en wassap o en cualquiera de las manifestaciones del chunche.
Una de las ventajas de mantener el celular fuera de los territorios del fornicio, es la de evitar que a alguno de los implicados se le ocurra la mala idea de tomar fotos encuerado o en el acto, y luego caigan misteriosamente en la red social. En mi taller con adolescentes, escucho los horrores de la guerra de los sexos de esas criaturelas y no pueden creer lo que mandan en el pack: muchachas menores a quienes les insertan objetos en la vagina, morros masturbándose o recibiendo felaciones: la mensajería instantánea permite que uno esté en duro y dale en el guaguis y transmitir en vivo el acontecimiento.
Quizás sea la gran mamada transmitir la mamada, pero aún creo que la vida sexual debe acotarse al ámbito de lo muy privado y personal. En particular porque en México no existe una comprensión de la vida sexual del otro, porque es pública si un@ se descuida, porque es diferente o porque es o no es. Y arruina las reputaciones de todes cuando se exhibe cualquier detalle sobre la sexualidad de quien sea. Sí es muy cachondo enviarse fotos, tomarse video en el coito, incluso, mi favorito, tomar una foto de la cara del orgasmo. Pero nada nos garantiza que las fotografías que nos tomemos en un momento de cachondería, no serán usadas en nuestra contra. Tomémosla siempre sin cara y sin marcas visibles que nos identifiquen y echen su chocho a rodar al mundo entonces…
El celular ha cambiado la postura de las personas, no sólo sobre la forma de comunicarnos y relacionarnos, hasta la postura de nuestro cuerpo. A donde quiera que miremos se encuentra una persona revisando la pantalla de su teléfono, interrumpiendo su vida en el planeta un poco, dejando de prestar atención a veces hasta el descuido. Y sólo diré una cosa: desde que apareció el celular en el universo, la visibilidad y aumento en las papadas es más notorio, la banda está bien jorobada y se les están descuajaringando los dedos pulgares. No me opongo a la tecnología ni a la comunicación, sólo a que me interrumpan el coito con una llamada, un mensaje de wassap y que de paso quieran retratarme el orto porque la cámara de ese aparto tiene más megapixeles.
Llevar el celular a la relación, enmedio de matrimonios, noviazgos y amasiatos, ambos con smartphone, crea un ambiente de tensión si no se saben manejar a las parejas y a los teléfonos. El silencio es la herramienta de comunicación que genera más concordia y armonía, entonces así pongan el teléfono cuando deban atender a sus companeros. Las alertas de mensajes de las redes sociales, los mensajes de wassap, las llamadas a deshoras y cualquier gritito que aviente nuestro smatphone significa un mensaje de alguien que no sabemos, algo que está fuera de nuestro control, y en el caso de las mentes más paranoicas, genera sospechas, inseguridades, complejos, traumas y una serie de deméritos de las relaciones.
Es necesario considerar que nos estamos adaptando al paso a la formas de comunicación y éstas se transforman mientras ésto hablamos. Pero los cambios requieren que nos adaptemos, si deseamos vivir en paz ante la idea multisocial que brinda el celular. Esto quiere decir que nos debemos de hacer a la idea que la forma de relacionarnos con las personas ha cambiado por completo, estamos disponibles a cualquier hora, somos incluso visibles o invisibles gracias a que el teléfono puede ubicarnos georáficamente, e incluso decirle a nuestros contactos a qué hora revisamos mensajes o en qué instante dejamos de usar el aparato.
Es el fin de la intimidad, a menos que le apliquemos el candado permanente a las aplicaciones, como si tuviéramos que cuidarnos el tafanario. Y encima de todo ello, cuidar que no se nos friegue el aparato, que no se pierda el cargador, que haya datos disponibles o red inalámbrica…
Estos beneficios de los teléfonos, aparentemente, le dan herramientas de control a las parejas y es el empiece de los asegunes. El nuevo cascabel romántico, se ha convertido en una de esas cuestiones que además nos dan más trabajo y nos ponen a prueba. Quien tenga el celular libre de pecado que lance el primer pedradrón. Quisiera conocer al espos@, novi@, amig@ con derechos que diga: revisa mi teléfono, no hay nada qué ocultar. No creo que exista. Así como son más sofisticados los smartphones, cada vez más listos que nosotres mismos incluso, las claves para bloquear teléfonos se han convertido en los nuevos códigos enigma, con un grado de encriptación más complicado: la paranoia no anda en burro, y mejor lo candadeamos. ¿Quién de ustedes no activa su celular con una contrasena?
Esta paranoia sobre el celular, es sólo en nivel básico. No estamos hablando de aquellas personas en cuyos teléfonos guardan su vida y pecados. Es una actividad de alto riesgo e incluso insegura, cargar datos demasiado personales e íntimos en estos aparatos, porque como objetos volátiles que son, se extravían. Son muy comunes los casos de teléfonos robados cuyas fotos luego circulan, o contenidos que se comparten que son ventilados sólo para perjudicar o extorsionar e incluso en casos más horribles, han sido clave para detectar a pedófilos…
Este sólo es un breve apunte, para que reflexionemos, porque cada persona deberá ajustar su forma de vida y comunicación hacia una convivencia tranquila. el celular sólo podría ser bienvenido al fornicio para descargar aplicaciones sobre sexualidad, posiciones, para guiar a las felaciones o cunnilingus en tutoriales, o para usar el app de vibrador.
Fuera de la utilidad de favorecer el sexo, la presencia del celular entre dos personas, sea que vayan a forniciar o simplemente a conversar, es un distractor, y en casi en cualquier caso, una forma muy terrible de descortesía. Sólo piensen en aquell@s que revisan su celular o que están al pendiente de él incluso a la hora de la comida o cuando van al sanitario: ya es demasiado.
Nos vemos en las redes sociales en Facebook en donde hablaremos del mes de la masturbación en el chat, y en @Ivaginaria en Twitter y en www.ivaginaria.wordpress.com

Guaguis mentolado

 

halls

La seguridad es parte del acto sexual y si van a hacer una felación, asegúrense de que sólo un objeto ocupe su boca, en este caso, el pene. Existen hartas leyendas sobre las Halls negras o cualquiera que cause efecto gélido, y no es una regla que pongan rico o que potencie el guaguis: al chupárselo a alguien no deben ejecutar esta caricia sexual con uno de estos dulces en su cavidad bucal. Y tampoco lo metan a ninguna otra…

Al ingerir las controversiales pastillas negras se adquiere una sensación que puede conseguirse con otras sustancias de base mentolada, en boca, ano o genitales. Produce estados térmicas expansivos muy agradables, que han sido mejor vendidos que explicados a las personas.

Las pastillas negras Halls resuelven en el imaginario público ese eterno, preocupante, y por demás mamila asunto de la duración. La gente coital y que gusta de chupar, cree que durar mucho en una fricción genital o una mamada en cualquier zona, es una garantía de calidad. Y no, querido público. No sean de ésos que se aguantan harto para terminar, hasta que el semen se les vuelve cajeta líquida, y están duro y dale, mientras a quien se están forniciando ya actualizó todas las aplicaciones de su celular.

Entonces cuando una sensación tan expansiva, como la muy cargada de mentol, por ejemplo, adormece la lengua en una felación, fortalece ese acto de egoísmo de los batos cuando quieren que una se eternice chupando. Debemos de aprender a medir nuestra resistencia chupando, y también a ser chupados, pero en el caso de los hombres de todas las orientaciones y preferencias, si por ellos fuera, traerían una boquita mamadora pegada al pene. No conozco a ningún señor que diga: “ah, una mamada, no, no tengo ganas…”

pepe

Existen muchos productos y sustancias que prolongan la duración del coito, y en esto incluimos los destinados a la disfunción erectil. También hay condones mentolados, lubricantes con mentol, aceite con mentol, condones térmicos…

Sin embargo en casos de “afrodisiacos” tomados o untados, no es una regla que funcione con todes ni que les guste, y es necesario considerar que los dizque nuevos fetiches sexuales están constituidos de dos ingredientes: morbo y desinformación. Y riesgo de muerte por asfixia si se ponen a chupar la pastilla y un pene a la vez. La gente cree que es broma o una noticia chafa de que una persona haga una felación con un dulce en la boca sabiendo que se puede ahogar.

El principio básico para usar dulces mentolados es chupar la pastilla un buen rato, para obtener la sensación y luego proceder a mamar. Pasa igual que con los dulces para la tos, que hacen lo mismo, pero no tan intenso y no adormecen tanto la lengua. La pastilla debe pasearse por todos los rincones de la boca, incluyendo la parte interna de los cachetes, a los lados de la lengua y si es posible a los lados de las encías. Entonces ya luego hacen una frecuencia: chupan el mentol, luego el falo y después le soplan gentilmente para reforzar la sensación y así se agarran.

Las pastillas negras Halls resuelven en el imaginario público ese eterno, preocupante, y por demás mamila asunto de la duración. La gente coital y que gusta de chupar, cree que durar mucho en una fricción genital o una mamada en cualquier zona, es una garantía de calidad.

En el caso de una vulva, la sensación refrescante siempre será bienvenida. Una mano fría que atrapa una entrepierna a pelo es una grata sorpresa, por ejemplo, pero cualquier cambio de temperatura brusco no es divertido para quien está abierta.

Los ungüentos hechos a base de mentol, causan la misma sensación y quizás de forma más intensa, pero no a mucha gente le gusta comer vicks…Y estoy de acuerdo con lo de no tragar: no sabemos qué efectos cause, pero en caso de penetración, un poco de pomada, ofrece una buena fricción. Vaginal y anal. Se siente el frío y el calor del mentol untando y ofrece aguante y duración. Ello porque adormece, pero no ataranta a la genitalia. Es fuerte y nítido: se notan los fluidos como cambian de temperatura, cómo favorece la lubricación y ayuda a que las genitalias se toquen más e incluso, sin una penetración completa, hay una sensación expansiva. Además ya no nos darán tan fuertes las molestias de la tos en la genitalia…

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com

 

Coito orgánico: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

y los sueños…sexo son

Suéñame ésta

Los sueños cachondos no son mi especialidad. Le decía a mi querido público de las redes sociales que antier soñé que lavaba los trastes, y de lo demás, nada. Cuando se trata de explicar los sueños eróticos, sexuales o pornográficos, las personas alucinan un mundo de razones y sinsentidos para interpretarlos. Además de que les gusta contarlos con detalles morbosos.

Para la mayoría de quienes cuentan sus sueños eróticos, ell@s son los protagonistas y por lo general, se echan unos polvazos con gente conocida y desconocida, en largas y productivas faenas de mucho coito. Ponen como nunca. Nunca mejor dicho.

sueñodos.gif

un señor en facebook dijo que soñó que era un candil italiano en un burdel… #Errr #SigueLaLuz #AbstractoVoyeur

Ejecutan fantasías bastante comunes, que no son la gran cosa, y cuando se salen de lo normal y se ponen salvajes, realizan sexo con extraterrestres o personajes mitológicos, y nunca falta quien se anda tirando a su mamá o a su abuela o se sabrosea a los primitos menores en sus ensoñaciones. Dormido no cuenta ni es estupro…

Desde que la humanidad despertó a la posibilidad de soñar,  de poder hablar de ello y asumirlo como parte de su vida, se reflexiona sobre lo que viene al dormir. Los seres human@s han intentado leer en sus sueños muchos mensajes, profecías, apariciones, revelaciones y en el soñar están basadas algunas historias de todas las mitologías del mundo. Somos materia de sueños, desde cualquier lado que se nos mire.

sueño1.gif

hueva milenaria aquellas personas que sueñan y creen que toda la basura de su inconsciente es una profecía…#ShooNostradamus

Alguien vino en sueños y te dijo, hizo, llevó o provocó y eso debe significar algo. Primero fue el psicoanalista Sigmund Freud, quien abrió la puerta al ático de nuestra mente en “La interpretación de los sueños”: nos ayudó a percatarnos de la capacidad de soñar, de la expresión de estas imágenes y a verbalizarlas: esto sucedió hace 117 años. Luego Carl Jung se clavó en la interpretación de los sueños, la cual nos enseñó que los seres humanos estamos hechos de los mismos lugares comunes que cualquiera en este planeta; que reciclamos los arquetipos con los cuales creemos que podremos completar nuestras pequeñas existencias y que proyectamos nuestros complejos cuando dormimos y pasamos nuestra película.

Al contar un sueño erótico, por ejemplo, cumplimos con ese arquetipo de héroe o heroína que menciona Jung, que  encanta a cualquiera, por ello en la mayoría de los sueños sexuales, el protagonista o al menos quien recibe la mayor parte de la sabrosura, es quien está soñando.

sueñotres.gif

qué chido desear como desea el Sr. Smithers: una pasión tenaz #AsíQuieroSoñar

Por ejemplo, uno de los lectores contó que en un sueño le hizo el sexo anal a una mujer, porque a él le encanta, y siempre convence a las pobres tontas que se tira de darle el orto. Después comentó una serie de detalles nítidos, como la lubricación de la muchacha y cómo se puso él, con una claridad tal, cual si lo acabara de soñar hacía dos minutos y hasta en alta definición. Yo ni siquiera me acuerdo si en mi sueño estaba lavando los trastes con la esponjita correcta para vasos y platos…

Entonces si seguimos las teorías de los personajes de la psicología, cuando soñamos cachondo estamos poniendo en la pequeña vitrina de nuestro inconsciente a una serie de personajes, sucesos, situaciones, estados de ánimo y hormonales, que de alguna forma nos alteran.

Descartaremos los sueños sexosos de los adolescentes que les ayudan a descargar espermatozoides en las noches seminales. Ellos necesitan ese descreme.

leche.gif

Si tu dejaste tu sábana com emisiones seminales, sé práctico: lava SOLO el pedazo con jabón neutro, pon una toalla en la cama, extiende la sábana y que la toalla quede debajo del sitio lavado.

Los tipos más frecuentes de sueños sexuales son con la ex pareja, el jefe, el profesor, con un extraño equis, con un personaje famoso vivo o histórico, con una persona del mismo sexo, con algún familiar cercano y con un enemigo. La presencia de alguna de ést@s en un sueño erótico, según la psicólogía junguiana, puede significar muchas cosas, sin embargo determina en qué lugar nos situamos ante esa persona y visceversa.

Soñar que nos tiramos a alguien también revela aspectos de una personalidad, que deben ser analizados desde el marco del conocimiento de un paciente y su historia. Creo que ya es una enorme ganancia forniciar en un sueño, acordarse y poder contarlo hasta con las exageraciones del caso. Si lográsemos dominar el poder de soñar y ejecutar sexosidades en ese estadio de nuestras vidas, no me despertaría nunca.

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com

…mucha agua, eso sí: elia.martinez.rodarte@gmail.com

El papiloma nuestro de cada día…

virus-papiloma-humano

¡Todos con papiloma!

El virus del papiloma humano es como hacer el ridículo: sucederá tarde o temprano. Es la infección de transmisión sexual más común y nada más aplaudiendo piel con piel, existe la probabilidad de que se transmita. Por eso cuando alguna persona irresponsable les diga que está “limpio”, es algo muy impreciso y sólo son ganas de llevar a terreno, a costa de una mentira.

Como existen 100 de tipos del virus del papiloma humano, podremos encontrar los malignos que causan el cáncer cérvico uterino, y también los que provocan la aparición de las feas verrugas que salen en los dedos, en los codos, rodillas u otras partes del cuerpo. Consideremos que casi la mitad de los virus existentes se ubican en el área genital, anal y bucal. En sí en toda la piel, pero ocupémonos de las partes que nos interesan en esta columna y que nos convierten en vulnerables: nuestras bocas engullen eso, porque ahí es donde siempre estamos, nuestros fluidos se combinan y tragamos, a veces sin querer.

Probablemente muches de nosotros hemos tenido el virus del papiloma humano. Pasa de largo en ciertas personas sin evidenciar síntomas ni molestias; en otras se queda y hace un desveringue que puede desembocar en enfermedades como el cáncer cérvico uterino, la segunda causa de muerte de las mujeres en México. También deviene en cáncer en la vagina, vulva, boca, ano, pene, garganta.

En sí no hay mucho por hacer en contra del virus del papiloma humano, más que vacunarse para ciertas cepas, porque no se puede obtener una protección total, más que la precaución y la prevención. Ni los condones de látex, ni los métodos de barrera para la boca o el ano: quizás sólo vistiéndose de astronauta para tocar a otr@, el virus no sería tan brincón.

vph-5-638

La vacuna del virus del papiloma humano, además, es muy controvertida, porque no necesariamente evita la transmisión ni protege contra todos los tipos de VPH, ergo, no impide que se desarrolle cáncer cérvico uterino, y en algunos países está contraindicada. Las consecuencias adversas de la vacuna y su carácter endeble, no la han posicionado como un método efectivo para evitar al virus, y menos para una enfermedad que tarda entre 20 y 30 años en desarrollarse. La vacuna aún está en una fase experimental e incierta.

Por favor, en donde haya un@ que se manifieste, por favor alejen sus genitales de esa comunidad sexual. Vigilen los comportamientos sexuales de sus camadas y amigues: muchas veces nos estamos encamando a la misma banda reciclada que ya viene de todas las infecciones de transmisión sexual, y un@ ni en cuenta por andarse tirando a las mismas garras de siempre. Una persona que conozco se manifiesta como portador de verrugas después de una larga temporada visitando a unas hermanas papiloma, quienes a su vez habían sido signadas por el pito más veloz del oeste, y esa fue la última vez que supe de tanta gente con verrugas genitales. A lo mejor se los rolaron entre ellos, o no, o alguien vino e hizo el daño: ¿cómo saber?, pero las constelaciones sexuales en las que se maneja la gente son sectores de riesgo.

Sigan la ruta de las verrugas…

Sí podemos estar al tiro sobre el virus del papiloma humano, con revisiones periódicas con el ginecólogo, el proctólogo y el urólogo, para tratar y prevenir. Los exámenes son una vez al año mínimo, y sin duda salvan vidas.

Otra opción, aush y ash, es limitar el número de parejas sexuales, en especial porque no sabemos tampoco, cuánto limitan sus parejas sexuales los demás ni cómo se cuiden. Utilizar métodos de barrera como hulecitos para mamar la zona anal y la vulva, el condón en cada coito o felación, y otras penetraciones enmicadas, pueden disminuir el riesgo.

Esta es sólo una mención, de muchas infecciones de transmisión sexual que andan por ahí tentando genitalias y por eso insisto en el cuidado. Cómo elegimos a nuestras parejas sexuales, es otro episodio con el que habremos de lidiar, porque no podemos examinarles la genitalia a todes. No dejen que ni el chupe o las drogas, decidan a quién se van a tirar.

Nos vemos en las redes sociales en Facebook, en @Ivaginaria en Twitter y en http://www.ivaginaria.wordpress.com

 

La anual: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

virus-papiloma-humano