sexo y China

El imperio del deseo

Liu Dalin es un sexólogo y autoridad del sexo en China. Siendo éste un país tan poblado y con escenarios reproductivos tan delicados, no es poca cosa ser responsable de la educación en la sexualidad de miles de millones de chin@s.

Según el prólogo de Jean Claude Pastor en “El imperio del deseo” de Liu Dalin, a partir del establecimiento de los manchúes en el gobierno chino en el siglo XVII, se propagó una epidemia de conservadurismo en China, que omitió siglos de interés y curiosidad por la actividad sexual, erótica y reproductiva. La llamada ars erótica de los chinos (su arte en el fornicio), es decir su manera de ser sexosos, fue previa a la de los hindúes y los árabes. En el sexo, los chinos y chinas ya eran de avanzada, mucho antes que otras culturas supieran de qué iban sus genitales.

liun

Los chin@s fueron los primeros en hacerle fiestas a la tierra y celebrar su fertilidad, por lo que también estaban bastante preparados para sacar de un cuerpo humano toda la energía poderosa de un acto sexual, y orientarlo hacia la conservación de la salud corporal y mental.

La longevidad e inmortalidad eran algunas de sus preocupaciones, obsesiones más bien, que llevaban a grados extremos. Deseaban tomar del acto sexual el poder que los llevara a una larga vida, por eso el fornicio y la chupadera de energía. El tirano Qin Shinhuang, uno de los principales unificadores de China, murió en la búsqueda de la longevidad, tirándose a su gineceo incontable y envenenado por las plantas supuestamente miríficas que le iban a alargar la existencia.chinkin

Al culto y estudio de la sexualidad en China le debemos un análisis profundo de los genitales y sus funciones. Aunque parece increíble que a estas alturas algunes desconozcan cómo funciona y se ve el pene o la vulva, desde la antigüedad de la cultura china, estos estaban muy conscientes de la importancia de la genitalia. Sin embargo, también los primeros en utilizar eufemismos para referirse a ellos. No creo que haya sido pudor, sino un afán poético un poco estorboso, ya que llamarle concha, flor o pez a la vulva y vagina, han sido estigmas muy arraigados. Hoy en día la gente aún se enclocha al nombrar las genitalias con su nombre correcto, como debe ser. Eso sí, cómo en todo el mundo, China es un sitio lleno de figuras fálicas en las cuales se rinde también honor al señor reproductivo. Muchos emperadores erigieron obeliscos y torres, y en territorio chino, los monumentos peneanos fueron populares.

Los chin@s le dicen al pene: pájaro, cuervo y se representan con calabazas, serpientes o tortugas, usando los lugares comunes más conocidos sobre “la verga”, como el profesor Liu Dalin menciona en su libro. Los traductores no tuvieron ningún empacho en usar “verga”: bien por ellos.

chinos

“El imperio del deseo” es un libro que demanda un largo análisis para entender la forma en que los chinos vivían y recreaban la sexualidad. Es importante aprender de una cultura que tenía protocolos para ir a la cama y forniciar para obtener exactamente lo que un@ desea como preñarse y hacer una criatura; obtener placer físico sin coito; sacarle toda la energía vital posible a una persona, dependiendo de la posición en la que se fornicia; gozar del fornicio sin la intervención de genitalia fálica, porque los chinos crearon el consolador más antiguo, en la dinastía Han hace 2 mil años; aprender y excitarse con la nutridísima literatura erótica china, una de las más diversas y antiguas, que no sólo eran textos sino numerosas obras pictóricas en donde vemos a chinos y chinas en posiciones de coito muy sofisticadas, acrobáticas y sensuales.

En el libro de “Memorias del príncipe de todos mis deseos”, se narra la historia de Wu Zetian, una golosa emperatriz de 70 años que se tira a un vasallo joven. Gracias a eso, el imperio se estabiliza y vive en paz. El sexo cumple en China una labor fundamental como instrumento de poder, no sólo por su evidente poder reproductivo, sino por su capacidad de comprender la importancia del mismo en su pueblo y cultura.

 

 

En chino: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Guaguis mentolado

 

halls

La seguridad es parte del acto sexual y si van a hacer una felación, asegúrense de que sólo un objeto ocupe su boca, en este caso, el pene. Existen hartas leyendas sobre las Halls negras o cualquiera que cause efecto gélido, y no es una regla que pongan rico o que potencie el guaguis: al chupárselo a alguien no deben ejecutar esta caricia sexual con uno de estos dulces en su cavidad bucal. Y tampoco lo metan a ninguna otra…

Al ingerir las controversiales pastillas negras se adquiere una sensación que puede conseguirse con otras sustancias de base mentolada, en boca, ano o genitales. Produce estados térmicas expansivos muy agradables, que han sido mejor vendidos que explicados a las personas.

Las pastillas negras Halls resuelven en el imaginario público ese eterno, preocupante, y por demás mamila asunto de la duración. La gente coital y que gusta de chupar, cree que durar mucho en una fricción genital o una mamada en cualquier zona, es una garantía de calidad. Y no, querido público. No sean de ésos que se aguantan harto para terminar, hasta que el semen se les vuelve cajeta líquida, y están duro y dale, mientras a quien se están forniciando ya actualizó todas las aplicaciones de su celular.

Entonces cuando una sensación tan expansiva, como la muy cargada de mentol, por ejemplo, adormece la lengua en una felación, fortalece ese acto de egoísmo de los batos cuando quieren que una se eternice chupando. Debemos de aprender a medir nuestra resistencia chupando, y también a ser chupados, pero en el caso de los hombres de todas las orientaciones y preferencias, si por ellos fuera, traerían una boquita mamadora pegada al pene. No conozco a ningún señor que diga: “ah, una mamada, no, no tengo ganas…”

pepe

Existen muchos productos y sustancias que prolongan la duración del coito, y en esto incluimos los destinados a la disfunción erectil. También hay condones mentolados, lubricantes con mentol, aceite con mentol, condones térmicos…

Sin embargo en casos de “afrodisiacos” tomados o untados, no es una regla que funcione con todes ni que les guste, y es necesario considerar que los dizque nuevos fetiches sexuales están constituidos de dos ingredientes: morbo y desinformación. Y riesgo de muerte por asfixia si se ponen a chupar la pastilla y un pene a la vez. La gente cree que es broma o una noticia chafa de que una persona haga una felación con un dulce en la boca sabiendo que se puede ahogar.

El principio básico para usar dulces mentolados es chupar la pastilla un buen rato, para obtener la sensación y luego proceder a mamar. Pasa igual que con los dulces para la tos, que hacen lo mismo, pero no tan intenso y no adormecen tanto la lengua. La pastilla debe pasearse por todos los rincones de la boca, incluyendo la parte interna de los cachetes, a los lados de la lengua y si es posible a los lados de las encías. Entonces ya luego hacen una frecuencia: chupan el mentol, luego el falo y después le soplan gentilmente para reforzar la sensación y así se agarran.

Las pastillas negras Halls resuelven en el imaginario público ese eterno, preocupante, y por demás mamila asunto de la duración. La gente coital y que gusta de chupar, cree que durar mucho en una fricción genital o una mamada en cualquier zona, es una garantía de calidad.

En el caso de una vulva, la sensación refrescante siempre será bienvenida. Una mano fría que atrapa una entrepierna a pelo es una grata sorpresa, por ejemplo, pero cualquier cambio de temperatura brusco no es divertido para quien está abierta.

Los ungüentos hechos a base de mentol, causan la misma sensación y quizás de forma más intensa, pero no a mucha gente le gusta comer vicks…Y estoy de acuerdo con lo de no tragar: no sabemos qué efectos cause, pero en caso de penetración, un poco de pomada, ofrece una buena fricción. Vaginal y anal. Se siente el frío y el calor del mentol untando y ofrece aguante y duración. Ello porque adormece, pero no ataranta a la genitalia. Es fuerte y nítido: se notan los fluidos como cambian de temperatura, cómo favorece la lubricación y ayuda a que las genitalias se toquen más e incluso, sin una penetración completa, hay una sensación expansiva. Además ya no nos darán tan fuertes las molestias de la tos en la genitalia…

Nos vemos en las redes sociales y en http://www.ivaginaria.wordpress.com

 

Coito orgánico: elia.martinez.rodarte@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los papás y mamás no hablan de sexo

…ya había nacido Zoe, es la primera línea después de que alguien se pone a recordar cuándo empezó Ivaginaria, que fue el 8 de marzo de 2003, hay personas que aún lo recuerdan y se los agradezco mucho. Ayer, recapitulando, en estos casi quince años han pasado y sucedido, y agradezco tener una memoria usb / codemiurgue/ conciencia crítica que me permite recordar cada paso en este tramo, sin siquiera yo hacer el esfuerzo para memoriarlo…Aquí una de 2010.

Papa y mamá (2010)

Por Elia Martínez-Rodarte

Se han preguntado por  qué cuando hablamos de sexo, del fornicio de nuestros padres, es decir mamá y papá follando, la mayoría de las personas evade el tema o hace caritas de desagrado o prefiere pasar a otro punto.

Una de las razones más tremendas de ello, es que la sexualidad, – gracias a las beatas rezanderas, a los moralistas, a los mochos, a la derecha estupidizante y demás mostros que caminan sobre nuestras conciencias como Godzilla avanzando sobre Tokio -, todavía se considera como algo sucio, que nadie se dio a la tarea de dejarnos en claro la naturaleza de sus procesos. Importantes todos ellos en cada estadio de nuestra vida, desde que nacemos hasta que morimos con toda y nuestra genitalia.

Aún recuerdo con espasmos nerviosos aquel infausto día en que pregunté a mis papás, en público y en medio de la reunión familiar, qué era la circuncisión. Como ya es una anécdota del inframundo, básteles saber que esa vez mis papás no supieron qué hacer y más bien discutieron porque no alcanzaban a dilucidar de dónde había sacado la palabreja.

La educación sexual en este país se basa en eso: desinformación, oscurantismo, pecado, ñoñez e hipocresía que sólo genera más estupidez y errores: niñas embarazadas, viejos pederastas asquerosos, reggaetoneras que se prostituyen por dos centavos, violadores, odio a las personas que se consideran “diferentes” como la comunidad gay y así miles de velos que nublan el entendimiento. Estamos atrasados, como diría mi mamuchis.

Precisamente porque consideramos a la sexualidad, al sexo, al erotismo y al ejercicio genital como algo “sucio”, condenamos a nuestros padres a ser unas entidades sagradas que nos concibieron por ósmosis o porque se frotaron en la regadera y entonces surgió la preñez.

La madre de tod@s es una mujer con impulsos sexuales que alguna vez concibió a nuestra persona, espero en un brinco muy sabroso, y el padre de tod@s es un hombre que penetró a la mujer y le dio la semilla que hizo a la criatura.

Somos seres sexuales y es nuestra obligación respetar el ejercicio erótico de otr@s, así como poseemos el derecho de ser respetados en nuestras prácticas sexuales, siempre y cuando sean responsables, protegidas y consensuadas.

Me cae muy mal el comercial en donde una nena hace cara de guácala cuando se entera que sus papás se acabaron la miel de los hotcakes en un frotamiento genital: ¿por qué el sexo debe acabarse a cierta edad?, ¿es necesario condenar a las personas que consideramos viejas a que se masturben nada más? Porque una cosa es que uno no folle, y otra que se deje de autocomplacer. Ese proceso no para desde que inicia en nuestra vida fetal. Me causan dolores en los ovarios todos esos prejuicios sobre la sexualidad de otr@s y más aún, la forma en que la publicidad los sigue fomentando porque no cuenta con mayor creatividad.

La educación sexual sólo nos trae libertad, responsabilidad y entendimiento. En Holanda, el país europeo con mayor tolerancia al aborto, es aquel en donde hay menores procedimientos de este tipo. La razón principal es porque el uso de anticonceptivos entre las parejas holandesas de casi todas las edades es algo muy común, entonces no existe una cantidad importante de embarazos no deseados.

Hoy les invito a comprender, a conocer y a gozar del sexo como la fiesta enorme que nos involucra a tod@s (como en una orgía ash…) y a ser empáticos con los demás: a todos nos gusta follar.

Chocolate líquido: ivaginaria@reforma.com

Nuevos ricos, consumismo y otros regios momentos…

“Desde el punto de vista aristotélico, el concepto de felicidad se refiere a la obtención del placer a través de una acción. Sobre la base de esta dimensión aristotélica se ha ido construyendo la sociedad de consumo. En este sistema, a través de los objetos de consumo, los hombres deberían obtener aquel placer que, de algún modo, se presupone para una cierta felicidad” Más consumo aquí…

bling.gif

desfondando el amor romántico…

“El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban. Tal vez no se trate de que el amor en sí sea malo, sino de la manera en que se empleó para engatusar a la mujer y hacerla dependiente, en todos los sentidos. Entre seres libres es otra cosa.” Entrevista a Kate Millet.

borre.gif